jueves, 20 de diciembre de 2007

Juan V de Lanuza

Nos que somos tanto como vos, pero juntos más que vos, os hacemos principal entre los iguales, con tal que guardéis nuestros Fueros y libertades, y si no, no.

Ésta es la frase con la que el Justicia de Aragón le recordaba al rey de Aragón que no era todopoderoso y cuales eran los derechos de la nobleza (que no del ciudadano) ante él.

A Juan de Lanuza el Joven (o el Mozo), Juan V de Lanuza, lo mandó ajusticiar el rey Felipe II el 20 de diciembre de 1591 en la plaza Mayor. Ahora esa plaza sólo es una esquina de un mercado y en ella pusieron una placa cuando se cump
lieron los 400 años de su muerte.




"Por defender los Fueros y Observancias

Por reclamar las Libertades y Derechos

Por enfrentarse con la Inquisición

Por estar con el Pueblo de Aragón

a los gritos de "Contrafuero" y

"Viva Libertad"

Por oponerse a la invasión

del Reino Aragonés

por el ejército extranjero

de Felipe II

Por una reacción desaforada

Murió decapitado en esta plaza

el día 20 de diciembre de 1591

el Justicia Mayor de Aragón

Don Juan de Lanuza "el Mozo"

Los aragoneses evocan su memoria

en el IV Centenario

de aquella trágica jornada

y reafirman su tradición

de defensores de sus Fueros

y de las Libertades y Derechos

20 de diciembre de 1991 "

Todos, cada uno en su tierra, podemos elegir partes de nuestra historia y utilizarlos para lo que deseemos, para afianzar nuestro afán independentista, para humillar al vecino, para inventar que somos un antiguo reino cuando eramos un condado aunque rico y poderoso, para pensar que siempre hemos sido independentistas cuando esas ideas aparecieron hace menos de 150 años... No doy nombres, no hace falta, para qué.

Nunca he entendido porqué es más importante la historia de hace tres, cuatro, diez generaciones que la actual. Y nunca lo entenderé.

jueves, 13 de diciembre de 2007

¿Cartas para quién?

Esta mañana he ido al Corte Inglés a "trapichear" una cosita, a resolver un asuntillo, a intentar que me regalaran algo que ya me habían regalado para poder regalarlo después yo a V (V, ya lo tengo).

Cuando he entrado al C.I. casi me da algo, a mi izquierda había un expositor lleno de "Cartas a un joven español" de José María Aznar. No menos de 200 libros, todos y cada uno de ellos con el rostro del sacro-santo señor en la portada. Cerré los ojos, avancé deprisa y al poco los volví a abrir.

Esta vez me encontré con el nuevo libro de Arturo Pérez-Reverte "Un día de cólera". Como éste sí me parecía interesante lo cogí y,sorpresa, no pesa nada. Papel malo y grueso y letra gorda para poder cobrarte los 19'50€ que cuesta. Mejor me espero a la edición de bolsillo para no pagar más de los 8 o 9€ que realmente vale.

He subido para arreglar mi negocio (parezco de la mafia) y cuando ya me iba, justo enfrente del terrorífico expositor lleno de rostros y cartas (aghhh) me he vuelto a encontrar otro casi igual junto a un cartel enorme que me dice que esta tarde ese señor va a estar allí con su cara (ya no digo rostro sino cara) para firmar ejemplares de sus "Cartas" a todos sus adoradores.

¿Que me hubiera pasado si en vez de ir por la mañana al C.I. voy por la tarde? ¿Les hubiera vomitado en la moqueta? Lo hubiera sentido mucho por la pobre señora de la limpieza, tener juntos a la vista el contenido de mi estómago esparcido por el suelo y el rostro y la cara de Josemari... ¿Que hubiera sido más desagradable?

miércoles, 28 de noviembre de 2007

Reiteración

Hoy vuelvo porque en unos días volveré a verles. A ellos. A mi familia.

La última vez, mientras volvía de verles escribí esto:

Y de repente tengo frío,
Los músculos de mis muslos se tensan.
El vello de mis brazos se eriza.

Tiemblo un poco.
Apenas es perceptible.

Hace unos minutos tenía calor y la temperatura aquí no ha cambiado.
¿La diferencia?
Una conversación.
Algunos recuerdos.
Unas pocas lágrimas que ni siquiera llegan a salir de las cuencas de mis ojos.

Otra vez me alejo de ellos sin ganas de volver.
Añorando algo que nunca ha existido entre nosotros.

Sé que volveré precisamente por esa añoranza.
Todas y cada una de las veces que he vuelto he buscado lo mismo.
Y me he ido con la misma sensación

domingo, 28_octubre_2007


P.D. Gracias a todos por lo que me habéis escrito estos días.

sábado, 17 de noviembre de 2007

No sé


Tenía escrito un post y lo he borrado. He pensado ¿para qué?

Últimamente cada vez que pienso en el blog me sale esa frase, ¿para qué?

Desde hace más de año y medio he estado escribiendo aquí. El primer año escribía mucho, mi cárcel era mi casa. Me salvó. Cuando me encontré mejor fui escribiendo menos a menudo pero seguía sin faltar a mi cita. Mi cárcel ya no era mi casa, era mi refugio de fin de semana, mi apartamento en la playa o la montaña. Ahora ya no sé qué es.

He hablado con un par de personas sobre esto, sobre el tremendo cariño que le tengo a mi cárcel, sobre lo culpable que me siento de no actualizar a menudo por lo bien que me sentí en ella durante meses y meses... A veces pienso en cerrar la puerta.

Realmente no quiero hacerlo pero necesito aprender a sentirme bien aunque venga poco, a aceptar que ésta simplemente es una nueva fase. No sé... Hace meses, en un meme, dije que la frase que más repito es ésta, no sé. Pues eso, que no sé.

martes, 6 de noviembre de 2007

Nessun dorma

Hace un par de semanas acudí a un funeral en el que sonó esta canción, aunque cantada por Josep Carreras. Os dejo la versión de Pavarotti, yo la prefiero.



Nessun Dorma - Luciano Pavarotti


No era el funeral de nadie a quien conociese, era un familiar de un amigo de V., y ni siquiera había podido conocer aún a ese amigo. Sin embargo, en cuanto sonó la canción, me puse a llorar. Me pudo la emoción.

Esta mañana, por casualidad, esa canción ha vuelto a llegar a mí y he vuelto a llorar, así, sin razón. Últimamente me pasa demasiado a menudo. El sábado por la noche, al salir de ver "Persépolis" también me puse a llorar.

Este exceso de sensibilidad me preocupa un poco. Por un lado quizá yo sea así, quizá sea una mujer llorona y demasiado sensiblera. O quizá sea que las nuevas pastillas que tomo desde septiembre me sirven para poco.

Dentro de dos horas tengo cita de nuevo con mi psiquiatra. Creo que le diré que prefiero darles más margen, que esperaré a ver si de verdad soy así, si mi nueva yo es así, si estas llantinas son normales en mí.

Para acabar os dejo otra canción, mi favorita desde siempre, una que me hacía llorar incluso antes, cuando era una chica dura y sin sentimientos.



Caruso - Lucio Dalla


domingo, 4 de noviembre de 2007

Primer primer

Hoy es mi primer primer aniversario.

Hoy es nuestro primer aniversario.

Hoy hace un año que vi a V. por primera vez.

Hoy comeremos pizza e iremos a recoger las entradas para un concierto que veremos la semana que viene.

Anoche cenamos un bocadillo. Esa fue nuestra cena especial.
Y después fuimos al cine. Persépolis. Una gran elección.

Mi primer primer. Nuestro primer.

Hoy un año después del primer "hoy" me descubro escribiendo aquí. Hola, soy V.

Me cohibe el espacio, el tiempo, la vida que late en este universo negro en el que, a veces, habitas tú: if. Y sin embargo, siento atropelladas a miles las letras en mi cerebro conformando palabras que decir aquí.

Palabras llenas de historias de días largos, cortos, bellos, tristes, secos, mojados. Hoy el sol entra por las ventanas. Hace un año la lluvia penetraba en mi cuerpo mientras sentía el tuyo muy cerca. Un paraguas, dos personas, calles estrechas, conferencias, personas diciendo cosas en diferentes lenguas. Miedo, huecos entre el miedo. Tú.

Ayer te reconocí, insolente, en esa película que vimos. Hoy me permites escribir aquí. Mañana buscaremos una excusa para seguir inventando historias que contarnos. Ahora callo. No sé expresar más. O quizás no quiero. Sólo sé que hoy en nuestro "primer" sonrío y alguna cosa más.

Este es mi espacio, mi hueco. Hoy, por primera vez, en nuestro primer, le he dejado un trocito a V. No sé si volverá a ocurrir. Mi cárcel es anterior a V. Sin mi cárcel no hubiera habido V.

Me gusta, necesito un espacio para mí y me gusta, necesito ser yo la que decide cuando abrirlo. Sin obligaciones, sin presiones.

Así es V. Es todo lo que quiero. Es libertad.

domingo, 28 de octubre de 2007

Sin sentido aparente


Y lo que era alegría ahora es vacío.

La ilusión se ha convertido en decepción.

La belleza parece un absurdo.

No queda tiempo y el tiempo aún no ha comenzado.

Mi lastre nos ahoga y aun así no renuncio.

miércoles, 10_octubre_2007

viernes, 26 de octubre de 2007

Sí, cariño mío...

Ella dice que estaba nerviosa...

Era la portavoz de la Consejería de Educación del Gobierno de Aragón. Es diputada en las Cortes de Aragón.

Vivir para ver.




Pasad buen fin de semana.

lunes, 22 de octubre de 2007

Luz


La luz de las ciudades con mar es diferente.

Más brillante.

Más líquida.

Te abraza de otro modo.

Si te quema lo hace casi sin avisar.

La luz de las ciudades de interior no tiene piedad.

viernes, 19_octubre_2007

jueves, 18 de octubre de 2007

Memoria

Entre los 15 y los 20 años se descubre el mundo y se toman algunas de las decisiones más importantes de nuestra vida.

A esa edad me decanté por el agnosticismo y luego por el ateísmo.

A esa edad decidí ser como soy, asumí que no gustaba a los demás y aprendí a que no me importase.

A esa edad descubrí que soy de ciencias, que mi cabeza intenta verle la parte racional a todo y que a veces eso no sirve para nada.

A esa edad descubrí de verdad la historia, la del resto de los europeos y la nuestra, la española. A esa edad decidí que nunca pisaría el Valle de los Caídos porque no era el valle de los caídos, era el valle de los victoriosos y los pisoteados. A esa edad me enteré de quién y cómo había construido ese lugar y sentí tanto odio y vergüenza que me prometí no ir jamás.

Cada 20 de noviembre esa idea se afianzaba en mi cabeza. Cada 20 de noviembre veía en la televisión los homenajes que allí se realizaban, los gritos, las banderas, los brazos en alto, las flores, las misas, las perlas...

En mi familia, como en casi todas, hay de todo. A mis dos abuelos les tocó ponerse el uniforme de bando franquista. Uno de ellos murió mucho antes de que yo naciese así que no sé nada de sus ideas. El otro era simpatizante socialista pero a la vez se sentía orgulloso de haber ganado la guerra, y a la vez se negaba a ir a la capital de su provincia a alzar el brazo cuando iba el caudillo a visitarles, y a la vez tenía que ir. Tenía que ir. Todos, quisieran o no, tenían que ir. Mi padre me cuenta que conoció esa ciudad aquel día y que hasta que no fue adulto no volvió. Es lo que tenía ser un agricultor pobre en la España rural de los años 40.

En mi familia, como en casi todas, hay de todo. Dicen que por fin en el Valle de los Caídos también. Dicen que por fin va a estar dedicado a todos los caídos. Quizá entonces vaya a verlo sin sentir que traiciono a aquella chica adolescente que tomó las decisiones más importantes de su vida.

lunes, 15 de octubre de 2007

Blog Action Day

Me apunté hace poco básicamente porque hace mucho que tengo algo en la cabeza que no había publicado y pensé que necesitaba un empujón para hacerlo. Miles de blogs vamos a publicar hoy un post sobre el medio ambiente y aquí está el mío.





Creo que no lo he leído antes pero la verdad es que a la Naturaleza, así escrita con mayúsculas, le da exactamente igual si la temperatura media del planeta sube o baja. Siempre lo ha hecho. El clima siempre ha cambiado. La temperatura media de la Tierra ha ido subiendo y bajando, la frecuencia, intensidad y distribución de las lluvias o la existencia y extensión de los casquetes polares o de los glaciares de montaña ha ido variando a lo largo de la historia y la Naturaleza ha cambiado con ellos pero ha permanecido.

Nosotros sólo somos una de las miles de especies de seres vivos que existe, sólo somos una de las que sufre el cambio climático. Con cada cambio brusco del clima han desaparecido especies y se han extendido otras. Nosotros sólo somos una más, una simple anécdota.

Con todo esto sólo quiero decir que preocuparnos por el medio ambiente, por el clima, es un acto egoísta. Nos preocupamos por nuestra propia supervivencia.

No tengo mucha información, como casi nadie, pero sí tengo un poco más de formación que la media sobre este tema. Creo que aún estamos a tiempo de frenar el desastre, pero también creo que el punto de no retorno se acerca. El casquete del polo norte se está derritiendo y una vez que ocurra los cambios serán mucho más rápidos e impredecibles. Dicen que apenas quedan 15 años para que se funda así que aún nos quedan 15 años de oportunidades.

Aprovechémoslas.

domingo, 14 de octubre de 2007

De fiesta

Esto es lo que he estado haciendo el fin de semana.


Una de ellas soy yo. La otra no.


martes, 9 de octubre de 2007

Retomando

Anoche me senté a escribir y simplemente salió esto.

Necesito escribir, soltar mi mente. Necesito sacar lo que sea que esté en mi cabeza.
Hace más de una semana que lloro casi por nada, me lanzo a por el chocolate como si me fuese la vida en ello cuando hace más de seis meses que tenía abandonada la tableta.

Quizá la mañana sea siempre gris.
Quizá lloremos hasta caer rendidos.
¿Y si alguien me oye y me sostiene?
¿Y si el contacto de su piel me calma?
¿Y si me siento en casa con sólo su olor?
Entonces, ¿volverá el color?

jueves, 4 de octubre de 2007

Música

Hace meses que no uso mi reproductor de mp3 y que apenas escucho música en casa.

Antes siempre llevaba los auriculares puestos cuando iba por la calle o durante los viajes. Ahora van metidos en un bolsillo lateral del bolso con los cables hechos un nudo.

Antes entraba en casa y enseguida encendía la radio, o el equipo de música, o ponía algo en el ordenador. Ahora paso horas y horas en silencio haciendo lo que tenga que hacer en casa.

Antes era incapaz de cocinar o limpiar sin música. Ahora los altavoces acumulan polvo.

Antes siempre cantaba mientras la música sonaba, ahora no lo hago casi nunca. Aunque esto último no tiene por que ser malo porque mi voz suena más o menos como la de Florence Foster Jenkins en esta grabación.


Der Hölle Rache
Die Zauberflöte
Wolfang Amadeus Mozart

lunes, 1 de octubre de 2007

Ramadán

Bajamos del autobús con mala cara. La inesperada parada significaba llegar 15 minutos más tarde a nuestro destino, y en domingo por la tarde esos 15 minutos pesaban como plomo.

Fuimos obedientemente al baño del área de servicio de la autopista y después volvimos con paso lento hacia el aparcamiento. Casi nadie fue a tomar nada, habíamos salido de Barcelona hacía sólo un par de horas y en otras dos ya estaríamos en Zaragoza.

Los que viajaban en grupo o en parejas se mantenían quietos en diferentes rincones de la acera hablando y fumando. Los que viajábamos solos paseábamos arriba y abajo, algunos también fumando. Todos esperando a que el conductor volviese de una vez de la cafetería. Sólo un chico permanecía sentado en el bordillo de la acera un poco más allá de donde estaba aparcado el autobús.

Aún no eran las nueve de la noche pero ya estaba cenando. Había sacado una fiambrera de plástico blanco y una cuchara y estaba comiendo algo que se parecía bastante a una ensalada de legumbres. Al principio me extrañó por lo pronto de la hora pero después pensé que quizá era musulmán y que esa era su primera comida del día. Me giré y vi que el sol ya no estaba aunque su claridad aún iluminaba el cielo y la negra piel del chico.

¿Indicios suficientes?


jueves, 27 de septiembre de 2007

La escalera

A veces de puro buena soy tonta. Ésta es una frase típica que no me define pero a la que me he estado acercando peligrosamente las últimas semanas.

Siempre he presumido de independiente, de saber defenderme, de ser capaz de enfrentarme a casi todo y pedir aquello que quiero. Mentira.


Hace ya dos semanas apareció una gran oportunidad, la cogí al vuelo y dejé mi trabajo de un día para otro, literalmente. Precisamente por eso intenté que mi marcha fuese lo menos traumática posible para la empresa en la que estaba olvidándome de que mi ex-jefa sí que es de las que cogen las oportunidades al vuelo y de que si le ofrecía una mano me iba a coger el cuerpo entero.

Me he comportado como una tonta dos semanas y esta mañana he puesto punto final. Se acabó ayudar a quien no me ayudó ni me respetó. Se ac
abó ponérselo fácil a quien me ha estado pagando durante años el sueldo de una categoría inferior a la que me correspondía. Se acabó intentar ser buena con quien ni lo ve ni lo aprecia.

Han pasado dos semanas y aún no tengo mis papeles del despido. Ayer eran para esta mañana y esta mañana eran para el lunes. ¿Estarán el lunes? Ni idea, pero sí sé que nunca más volveré a subir estas escaleras.

lunes, 24 de septiembre de 2007

Las razones de Jo, por Isabel Franc

Durante años "discutí" con mi amiga B a causa de Josephine March y su negativa a casarse con Laurie. Yo nunca lo entendí y las explicaciones de B no me convencían. Ella decía que Laurie había confundido amor y amistad y que Jo no lo había hecho, así de simple.



Encontré este libro en una librería de Madrid a principios de agosto y pensé que una teoría algo más elaborada sobre las razones de Jo quizá me convencería. Craso error. El libro es un fanfic que transcurre paralelamente a la novela original, Mujercitas, y es uno de los malos.

Hace tiempo me aficioné a leer fanfics sobre todo sobre el universo Potter. Para los que no lo sepan, un fanfic es una historia paralela o una continuación de una novela, película o serie de televisión que ha sido escrita por un fan. Las hay a millones en Internet, de todos los temas posibles. En su día me encontré historias buenas y malas, pero pensé que ésta, al estar publicada sería algo mejor. Y me equivoqué.


No sé si contaos la RAZÓN, así, con mayúsculas, que hacen que Jo se comporte como se comporta, y no sé si esa era la razón oculta que Louisa May Alcott tenía en mente para ella en Mujercitas pero, aunque lo fuese, el desarrollo del resto de la historia en Las razones de Jo es un sinsentido. Os lo voy a contar. Quien no quiera saberlo porque pretenda leer el libro que no siga leyendo el post, pero no se lo recomiendo.



Las hermanas March después de leer el libro de Isabel Franc

Para Isabel Franc Jo es lesbiana. Hasta ahí vale, cuadra con el carácter de Jo y con el resto de la historia, pero de ahí a convertir a todos los hombres que aparecen en el libro en unos vagos (el señor March) , unos pusilánimes (Laurie o el profesor Baher) o unos obsesos sexuales (cualquier otro hombre del libro) hay un buen trecho.

A decir verdad, las mujeres tampoco salen muy bien paradas. En la primera mitad del libro sólo las feministas son consideradas "aptas" por la autora pero hacia el final, si un personaje no es mujer, feminista y lesbiana no tiene nada que hacer. Excepto Beth. La devota, sufriente y moribunda Beth.

miércoles, 19 de septiembre de 2007

Helado de café y limón

Es mi helado favorito y es lo que me pedí en la heladería de Murcia a la que fui con V y con María. V fue quien tomó esa rica horchata de almendras que me gustó tanto y no recuerdo bien lo de María pero creo que fue un helado más tradicional.

¿Es una mezcla tan rara como dijo María en los comentarios del post de ayer? Yo creo que no. Llevo años tomando siempre este helado y me encanta. Es el menos dulce de todos. Tiene su punto amargo y su punto ácido. Es la mezcla perfecta.

Para mezcla rara la que hizo mi hermana una temporada para merendar, se aficionó a mojar las patatas fritas de bolsa en la leche con Cola-Cao. Eso sí que es raro.

Os propongo un reto, decidme las mezclas más raras que os gustan o las que habéis visto comer. Y explicadme de paso (y a María) que eso que coméis no es tan raro y está buenísimo.

lunes, 17 de septiembre de 2007

El lado oscuro

Después del lapsus del nuevo trabajo me apetece retomar la historia de mis vacaciones. Allí conocí a María, de El desván del lector. Ella ya contó más o menos nuestro encuentro, pero queda por conocer la otra cara, el lado más oscuro de aquella tarde.

El día anterior, mientras estaba con V en la playa de San Javier, María y yo nos mandamos algunos sms para quedar la tarde siguiente en Murcia. Pensé que la reconocería nada más verla y ella a mí así que no nos dimos las descripciones.

El lunes 20 de agosto, sin saber que una parte de mi vi
da que quería mantener alejada por unos días me estaba acechando, fuimos a Murcia, hicimos un poco de turismo y logramos encontrar el único lugar abierto un lunes de agosto para comer.

Hacia las seis de la tarde fuimos al parque donde habíamos quedado con ella y vi a una chica bastante alta esperando a alguien. No me la había imaginado tan alta. Ahora ella dirá que no lo es tanto pero a mi lado lo es, y yo no soy un tapón, al menos no uno muy pequeño.

Estuvimos un par de horas callejeando, nos enseñó algunos edificios antiguos de allí, todos ellos extrañamente pintados de rosa, fuimos a tomar una horchata de almendras a una heladería (creo que sólo la hacen allí y está buenísima) y encontramos esto.


Ellos, versión murciana

Hace meses, cuando estuve escribiendo sobre lugares que me gustaban de Zaragoza hablé de ellos. ¿A que se parecen?



Ellos, versión zaragozana

Al final de la tarde, cuando estábamos tomando un café justo antes de despedirnos, me lo encontré de frente, el lado oscuro de mi vida. Allí, ocupando toda una página de un periódico local, estaba mi jefa (ahora ex-jefa), que acababa de ser entrevistada en relación a un trabajo que habíamos hecho para alguien muy importante. Casi me da algo.

¿Es que una no puede ser libre ni en vacaciones?

domingo, 16 de septiembre de 2007

Otro paso más

Llevo dos semanas sin actualizar y esta vez no a sido por mi culpa, lo juro.

Para empezar llevé el ordenador a formatear. Supongo que es lo habitual, te vas de vacaciones, dejas el ordenador apagado un mes y cuando vuelves todos los programas se ponen a actualizarse a la vez. Alguno debió fallar en mi bicho y empezaron a aparecer pequeños errores, que luego dejaron de ser pequeños. Lo más fácil era un borrado general y empezar otra vez. Ahora va perfecto.

Lo traje a casa a principios de semana con la intención de volver a meter pronto toda la música, fotos y pequeños programas imprescindibles para mi vida diaria pero no he podido hasta ahora por una buena razón. Una muy buena razón. Por fin he cambiado de trabajo.

Ha sido un visto y no visto. Llegué a casa a comer, me encontré con la oportunidad de mi vida, y la tomé. El viernes di mi primera clase en un instituto de secundaria. Creo que no se me dió mal para ser la primera. A partir de mañana lunes es cuando empieza lo serio y espero hacerlo bien. Ya os iré contando.

Nada más tomar la decisión una de mis mejores amigas me preguntó ¿estás contenta?, y no supe qué contestar. Estaba demasiado tensa, sorprendida, nerviosa y aterrada como para estar contenta. Ahora sí que lo estoy, y espero estarlo aún más conforme pasen los días. Sé que habrá veces que desearé matar a los alumnos, días en que no querré levantarme de la cama y momentos tensos, pero no creo que más que donde estaba. Es una oportunidad para cambiar una parte de mi vida que pesaba como un lastre y ya está hecho. Ahora sólo queda ir siempre hacia adelante.

lunes, 3 de septiembre de 2007

Una madrugada en Murcia

0:20 del lunes 20 de agosto

Llevo unos pocos días por los alrededores de Murcia y hay varias cosas que me han chocado y sobre las que no puedo dejar de hablar. La primera es la referencia que el padre de V. nos dio para llegar al pueblecito al que nos dirigíamos por el camino más corto, los tubos del trasvase Tajo-Segura. Por las uniones entre los tubos a veces gotea y a veces chorrea agua. No es que estén mal hechos, es algo inevitable por bien hecha que esté una conducción. Por eso, entre otras cosas mucho más importantes, los trasvases son una pérdida de agua más que una ganancia.

Un par de días después de llegar fuimos a visitar Orihuela. Pertenece a la provincia de Alicante pero aquí todo está muy cerca, te pasas el día cruzando la frontera. Quizá sea por eso por lo que el escudo de Aragón aparece en casi todos los edificios antiguos (iglesias y palacios) de Orihuela, por la necesidad de marcar a los que llegaban del otro lado en qué reino acababan de entrar.

Hubo dos cosas que me sorprendieron mucho de Orihuela. Una fue el escudo preconstitucional presidiendo el edificio de los juzgados. Hacía no mucho habíamos visto en la fachada de una iglesia del siglo XVI un escudo con las armas de los Reyes Católicos (el yugo y las flechas) y el lema tanto monta y habíamos estado comentando el hecho de que nadie que lo viera dejaría de pensar en el franquismo, en como habían conseguido robar unos símbolos de hace más de 500 años hasta hacerles perder su significado. Seguro que hay gente que ve ese escudo en la iglesia y piensa que se puso ahí durante la dictadura. El que se puso durante la dictadura es el otro, el del juzgado, el que nadie se ha molestado en quitar después de 30 años.

La segunda cosa que me sorprendió fue la gran cantidad de población marginal que vimos, incluyendo a dos niñas descalzas jugando en un reguero de agua sucia en un callejón, eso fue lo peor pero no lo único. Y os aseguro que no era por falta de dinero, era por falta de educación y por dejadez. Me explayaría más en esto pero prefiero dejarlo para otro día, uno en el que mi verbo sea más ágil.

Hoy, y ya acabo, hemos ido a San Javier a la playa. Mi primer día de playa del verano y en una semana acabo mis vacaciones. Lo más reseñable de la ciudad es saber que hay una calle con mi nombre y otra dedicada a la División Azul. No hacemos buena pareja ¬¬
__________________________

Esto lo escribí allí pero no lo pude publicar por falta de wi-fi. Probamos a robar alguna red y eso era como buscar en mitad del Sahara. Unas personas a las que conocí y que sí que tienen internet en casa tuvieron que contratarlo a una compañía de teléfonos móviles, las famosas redes 3G, porque las tradicionales no ofrecen ese servicio por la zona.
_____________________________

Mi ordenador funciona mal y voy a tener que llevarlo a reparar. No sé cuántos días tardarán así que, si no puedo "okupar" un ordenador ajeno, tardaré algunos días en poder actualizar de nuevo. Lo bueno y lo malo de eso es que ya os tengo acostumbrados a mis tardanzas. Lo siento.

lunes, 27 de agosto de 2007

El País, el machismo y la censura

Siempre había pensado que el periódico "El País" era un medio abierto y plural dentro de su tendencia política. Quien diga que existe la prensa objetiva y neutral o miente o es un inocente. Y no sé que es peor.

Yo era bastante inocente pero, gracias a Dios (y eso que yo soy atea), cada vez me voy espabilando un poco más. Respecto a la prensa también.

Hoy había un artículo en El País que me ha parecido insultante y tendencioso. No pienso poner el enlace.

La oficina de estadística europea ha echo un estudio para saber a qué edad media se casan los europeos y ha hecho una comparativa por sexos y por países. El primer titular del El País en su versión digital era algo así como "Las españolas, las más solteronas", "Las españolas se quedan solteronas" o algo similar. Hasta que no lees el texto no ves que el estudio se refiere a ambos sexos y que además no somos las que nos casamos a más edad.

Curiosamente evitan en su artículo profundizar en que los países en los que las mujeres nos casamos más tarde (y los hombres) son aquellos en los que más ha avanzado la igualdad de sexos. Sorpresa, estamos al nivel de Francia, Suecia y Dinamarca. Por contra, las y los que se casan antes son los de Polonia, Rumanía, Bulgaria y Letonia. He remarcado lo de los y las porque somos ambos sexos los que lo retrasamos.

Yo, aún una pobre ingenua, he enviado un comentario quejándome del uso de la palabra "solteronas" porque hace referencia a la antigua creencia de que la mujer que no se casa es porque no la ha querido nadie. También he dado mi opinión sobre la razón de esa diferencia entre países. Resultado: no han publicado el comentario. Una hora después lo vuelvo a intentar con el mismo resultado. Por lo menos a esa hora ya habían cambiado el titular del artículo por uno menos ofensivo.

No es la primera vez que no me publican un comentario pero, como era tan ingenua, me costaba creer que fuese algo premeditado. Ahora sé que simplemente no publican los comentarios que les rebaten de un modo coherente.

En la parte de inferior de los artículos en los que permiten comentar aclaran que no admitirán comentarios contrarios a la ley, los injuriantes o los que consideren que estén fuera de tema. Por lo visto llevarles la contraria es salirse del tema.

Me están dando ganas de pasarme a "Libertad Digital" o "La Razón". Con ellos no me llevaré a engaños.

viernes, 24 de agosto de 2007

De vuelta

Ahora sí. Esta es la reanudación oficial del blog en el nuevo curso escolar. Cuando me fui de vacaciones mi intención era seguir escribiendo y actualizando allá donde fuese, pero no contaba con la presencia de dos aliados imprescindibles: el tiempo y el wi-fi.

Las primeras semanas estuve en Barcelona y todo fue perfecto, escribí y publiqué. El gran vacío desde entonces es lo que voy a intentar llenar ahora.

1ª parada, Madrid.

No sé como me lo monto pero siempre acabo pasando por Madrid. Voy a una media de dos viajes por año y casi siempre han sido para ver exposiciones. Ya hablé aquí de Goya y Klimt, o Tintoretto y Close. Esta vez le tocó a Van Gogh.

Vincent y Francisco, Van Gogh y Goya son mis pintores favoritos, los que más me hacen sentir. Prefiero a Vincent, quizá porque su obra me resulta más próxima temporalmente, quizá sea el color, quizá los temas, o quizá la locura.

Vincent tenía trastorno bipolar, como yo, y en sus últimos dos meses de vida tuvo un episodio maníaco muy fuerte durante el cual pintó hasta la extenuación. Después se suicidó. La exposición muestra bastantes de los cuadros pintados esos dos meses (Xnem, siento lo de La habitación pero no es culpa mía, a Madrid no la han traído).

Una vez en Madrid aprovechamos para acercarnos a Toledo y allí, además de una ciudad antigua preciosa, descubrí que soporto mejor los 40ºC de un clima seco que los 30ºC de uno húmedo. Lo que no sabía entonces es que la prueba de fuego llegaría la siguiente semana cuando fuese a Murcia.

¿Por qué no escribí nada en Madrid? Allí había wi-fi pero no tiempo. Sólo 3 días y muchos sitios donde ir. Murcia la dejo para otro rato, que se merece un post para ella sola.


jueves, 23 de agosto de 2007

Jet lag

Estoy en casa desde el domingo por la noche pero no he parado. Hay demasiadas cosas que hacer y no consigo coger el ritmo de trabajo de nuevo. Tengo una especie de jet lag de provincias, mi cabeza está llena de cosas pero se me ocurren a destiempo y cuando tengo un minuto para escribir lo único que quiero es tumbarme en el sofá a ver otro capítulo de Friends. Voy a ello.

Me comprometo a publicar algo más coherente mañana. Lo malo de este compromiso es que ya se lo hice a V para publicar el miércoles y a Toro para hacerlo hoy y no los he cumplido. Pero mañana lo intento, ¡seguro!


jueves, 26 de julio de 2007

Dichoso escafoides

Fractura del escafoides tarsiano derecho. Así comenzó el concierto de anoche de Jorge Drexler en el Teatre Grec de Barcelona. Casi el mejor regalo de cumpleaños que he recibido nunca.

Curioso como el hecho de haberse roto un hueso del pie le dió pie para conseguir meterse en el bolsillo a todo el público cuando el concierto llevaba menos de un minuto. Nos leyó su parte de urgencias, las pruebas que le hicieron y el tratamiento, al ritmo de la música. Nosotros éramos los coros.

Tengo un par de discos de Drexler en el ordenador, incluso me compré uno el año pasado, pero nunca se me hubiese ocurrido ir a uno de sus conciertos. En ocasiones, su música puede resultar algo aburrida así que pagar por ir a verle en directo no entraba en mis planes pero aparecieron un par de entradas en mi cumpleaños. En directo esa sensación de tedio no aparece por ninguna parte. El concierto fue simplemente genial, divertido, emocionante, participativo..., fantástico.

De la compañía no hablo, pero fue mucho mejor que el concierto.


_______________________________________


Por otra parte..., el amor vuelve tonta a la gente. Toda la vida presumiendo de ser de ciencias y ahora se me olvida multiplicar.

4 semanas x 7 días cada semana = 28 días

Ese debió haber sido el título del post anterior, 28 días.

martes, 24 de julio de 2007

24 días

Ayer llegué a Barcelona y me la encontré sin semáforos, sin tiendas... y con V. Hoy es nuestro primer día de convivencia del verano.

Hace unas semanas hablé aquí de que iban a ser 19 días pero al final he conseguido que sean cuatro semanas completas. Ayer, antes de venir, tuve miedo. Se unían el que yo tengo siempre antes de los viajes al terror a la convivencia, al compromiso que eso significa... Espero que todo salga bien.




De momento se ha ido a trabajar y yo me he quedado de maruja en casa porque sus vacaciones no comienzan hasta la semana que viene, así que en cuanto publique esto me voy a fregar la vajilla y el suelo, a comprar al mercado y a hacer la comida...

También me queda mucho tiempo para mí. He traído libros, música y las 10 temporadas completas de Friends, y además tengo dos ordenadores a mi disposición.

Os dejo ya que tengo que poner una lavadora antes de ponerme a ver el final de la tercera temporada y Ross y Rachel acaban de empezar la eterna discusión sobre si fue infidelidad o se estaban tomando un descanso.

martes, 17 de julio de 2007

Oportunidad

A veces está cuando paso frente a ese local y me da una octavilla publicitaria. Se empeña en ofrecerme operaciones de pecho pero no caeré en la trampa. Mi trampa es su oportunidad.

No sé cuanto cobrará ni cómo serían sus trabajos anteriores o si hace mucho que no ha tenido ninguno. Viste sencilla, algo pasada de moda pero impecable. Lleva un corte de pelo reciente pero demasiado básico como para haber sido hecho en una peluquería. No creo que pase de los 45 años aunque aparenta más. Su sonrisa es forzada, como si obligándose a sonreír calmara la vergüenza que siente.

Siempre le devuelvo la sonrisa y cojo el papelito. Siempre le digo buenas tardes y siempre me responde de un modo automático. Siento que se aferra a esa débil oportunidad que le ofrece la vida para sentirse parte de esta maquinaria que mantenemos y que nos mantiene.

jueves, 12 de julio de 2007

33 años ya

Como cada año hay dos felicitaciones de cumpleaños que nunca me fallan, la del Corte Inglés y la de mi peluquería. Los del Corte Inglés me felicitan muy educadamente y me llaman señora. Mi peluquera este año me ha regalado un descuento en una manicura de luxe (uñas de gel) o en un tratamiento en chocoterapia. Gracias pero no, siempre llevo las uñas cortas y el chocolate prefiero comérmelo que untármelo.



Reconozco que ha sido un gran año. Empecé bastante hundida aunque había mejorado mucho si lo comparo con los meses anteriores, pero desde entonces todo ha ido cada vez mejor.

Simplemente ahora soy feliz.

martes, 10 de julio de 2007

Cadáver

Hoy he visto un cadáver pasar a mi lado.

Era un chico de unos 20 años.
Llevaba gafas oscuras.
Escuchaba música tecno a todo volumen.
Conducía un Seat León rojo con una L colocada en el parabrisas trasero.

Hoy he visto un cadáver metido en su brillante ataúd.

viernes, 6 de julio de 2007

Stay hungry. Stay foolish.

Hace unos días me puse a hacer limpieza entre mis marcadores. Tengo la mala costumbre de guardar el enlace de todo lo que me llama la atención en un momento dado y luego lo olvido, así que me encontré con mucha basura. Y lo que me queda. Pero entre la basura siempre aparecen pequeñas joyas, como enlaces a páginas con fotos especialmente bellas o blogs que hace meses que no visitaba. En uno de esos blogs encontré el vídeo que está aquí debajo. Es un poco largo, casi un cuarto de hora, pero merece la pena verlo.



Yo siempre he pensado que es más importante estudiar algo
que te guste que algo que pienses que va a resultar útil, y eso es ir contra corriente. Yo tengo una licenciatura universitaria que me encantó estudiar pero que apenas he usado en el mundo laboral, ni falta que me ha hecho. Me preguntan a veces si me arrepiento de haberla cursado y mi respuesta siempre es no. Me sirvió para salir de mi pueblo, para conocer a mis mejores amigas y para tener una visión diferente del mundo. Entre otras cosas.


¿Tú eres de los que opinas que es mejor estudiar algo que tenga salidas profesionales? ¿Has pensado que algo con muchas salidas el día que empiezas la carrera puede haber dejado de tenerlas el día que la acabas, y viceversa?

miércoles, 4 de julio de 2007

Postaler: Barcelona

Después de un post, 68 comentarios y un rato con el editor de texto hemos logrado unir las 8 postales venidas desde Barcelona a Irlanda (Innishannon), Argentina (Buenos Aires y Río de la Plata), Barcelona, Madrid, Elche, Ibiza y Zaragoza. Es lo bueno y lo malo de Internet, que conoces gente por todo el mundo.

Y aquí está el texto que nos envió Xnem:

Barcelona era una ciudad tranquila, pequeña, de escala humana, habitada por gente sencilla, trabajadora y tranquila, paso fronterizo y crisol de otras gentes y otros pueblos que hicieron cuanto era. La gente venía a vivir y a trabajar y así sucedió durante decenas de años.

Los alcaldes franquistas no se preocuparon de hacer una ciudad habitable, fueron sus propios ciudadanos que tuvieron que ponerse manos a la obra. Eran famosos sus bares modernistas, las tascas cutres pero sencillas, sus colmados, también sus mercados, uno en cada barrio, incluso sus farmacias.


Hoy día el afán especulador de sus alcaldes democráticos, el turismo como lacra que destroza todo lo que toca, como carcoma, y la dejadez de muchos ciudadanos que tiraron la toalla, la ha convertido en una ciudad de paso con caros peajes, del “para lo que me queda de estar en el convento me cago dentro”, escaparate y circo de la susodicha "sostenibilidad" inaguantable, el "civismo" cínico.


Y así van desapareciendo todos sus rasgos característicos, convirtiéndola en Parque Temático, apartamentos por días, vida cotidiana cara, suciedad, sobrepoblación falta de servicios básicos y desidia.


Si desean ver una ciudad que se apaga no tarden, es... cuestión de días.

Ya lo han leido, todos a Barcelona antes de que se acabe.

Pero si vamos todos, ¿no se acabará antes?

lunes, 2 de julio de 2007

La primera fiesta del verano

Entre julio y agosto tengo que recordar 7 cumpleaños, y ha llegado el primero. Tranquilos que no todos los colgaré aquí.

Metis ya es abuela. Perdón, ya es yaya. No, no, simplemente cumple 32 años. Tranquila niña, que yo los dejo dentro de poco y te aseguro que ha sido el mejor año de mi vida. Suerte con el tuyo.


¿A que es guapa?

viernes, 29 de junio de 2007

Una de niños

Esa tarde me he comprado este libro y han sido los 15'20€ mejor invertidos en lo que va de año.


Miguel, 7 años
Miguel preguntó a sus padres que qué quería decir "gay" y ellos le explicaron que eran dos chicos que se querían. Él siguió preguntando qué pasaba si eran chicas, que cómo se llamaban. Los padres le respondieron que entonces eran lesbianas. Un tiempo después Miguel comentó con su padre: "¿Sabes, papi?" Si dos chicos se quieren, son gays y, si dos chicas se quieren, son sevillanas".

Marina, 7 años

Un día su primo Óscar le contaba que él conocía a dos chicas que eran gays y Marina le dijo: "No se dice gays, se dice colombianas".


Feliz día del Orgullo Gay a todos, porque desde hace poco más de dos años absolutamente todos somos un poco más libres.

miércoles, 27 de junio de 2007

Sin red

Mi corazón se desboca de nuevo sin razón aparente. Intento frenarlo pero la falta de entrenamiento se nota, no me hace ni caso.

En los últimos meses mi psiquiatra me ha ido rebajando gradualmente la dosis de pastillas y hace una semana que no tomo nada. NADA.

En septiembre empezaré otra vez a tomar, las mismas u otras, aún no está decidido, pero mientras vivo a pelo.


Teóricamente, viendo la evolución de mis ciclos emocionales, no debería tener una recaída y si aparece no sería brusca, así que me daría tiempo ir al médico para que me dopase de nuevo. La duda es, ¿reconoceré los síntomas a tiempo?

Llevo semanas con algunas variaciones en mi estado de ánimo pero aún no sé distinguir las normales de las patológicas. No quiero ser agorera, no quiero hacer sonar las alarmas para nada pero tampoco quiero recaer. "Hay que ponderar", decía un profesor que tuve en la Universidad. ¡Qué difícil!

miércoles, 20 de junio de 2007

Postaler

Hace años que no recibo cartas. En el último año sólo he recibido una de Metis.
Postales recibo alguna más, pero hasta que conocí a Xnem no había más de dos o tres al año. Ahora me llegan periódicamente cada vez que sale de viaje y esta vez me ha sorprendido mandándome una desde su casa.


Ahora a Xnem le ha dado por experimentar y se dedica mandar mensajes fragmentados a distintos blogueros y hasta que no encontremos a nuestra media-postal no podemos saber qué nos está contando.

SE BUSCA:

006 EXperimento 002. Busque al resto de participantes y complete el texto. Suerte.

-troza todo lo que
la toalla, la ha
lo que me queda de
la susodicha
TODOS sus rasgos carac-
vida cotidiana cara,
ver una ciudad que se apaga,
Abrazo


¿Hay alguien ahí?
________________________

Id apuntando por aquí o en vuestros blogs a ver si lo completamos pronto. Mientras seguiré actualizando... en cuanto se me ocurra algo.

domingo, 17 de junio de 2007

Fluido

Camino sobre un fluido espeso.
Lo siento quieto pero se mueve.
A veces demasiado rápido, a veces parece inerte.

Respiro un fluido ligero, que me envuelve.

Apenas sin esfuerzo lo atravieso.
Entra por mi nariz, se cuela entre mi pelo.
A veces pasa desapercibido, a veces me empuja.

Bebo un fluido. Nado en él.
Se apoya en el más espeso y penetra en su interior.
Atraviesa el más ligero hasta hacerlo irrespirable.
A veces se vuelve denso y lento, frío.
A veces se escapa, siempre hacia arriba, hasta que pierde sus alas de cera y vuelve a caer.
viernes, 30_marzo_2007

martes, 12 de junio de 2007

Me miro

Hoy nos hemos mirado a la vez en el espejo y no me he reconocido. Me pasa lo mismo con las fotos, no parezco yo. Ahora mis rasgos son más suaves, mi rostro ya no refleja dureza pero tampoco determinación. ¿Me he vuelto débil?
domingo 27 mayo 2007

miércoles, 6 de junio de 2007

Parecido razonable

En julio del año pasado Xnem me habló de una chica, me dijo que nos parecíamos mucho, me enseñó su blog y unos días después nos presentó.

En noviembre compartí habitación de hotel con ella cuando nos juntamos los tres en Barcelona. Ambas nos habíamos hablado bastante por msn, nos caíamos bien y sí, nos parecíamos un poco, pero yo creía que sólo un poco, hasta que llegó la primera noche y nos pusimos el pijama.


Yo soy la de la izquierda, la menos graciosa, y os prometo que no fue hecho a posta. Esto otro sí que lo fue.


Sigo siendo la de la izquierda y sigo siendo la más sosa posando. La otra es Metis.

¡METIS! ME HE ATREVIDOOOOOOOOOO

domingo, 3 de junio de 2007

Orgullo

Hace unos días leí un reportaje en El País que explicaba las dificultades de algunos inmigrantes (hombres) para encontrar trabajo. Habla en concreto de dos hombres. Uno de ellos no trabaja porque está enfermo y del otro es del que voy a extenderme más hoy.

El caso del otro inmigrante, Álvaro, es demasiado habitual. Él no trabaja porque su situación no es legal y nadie le contrata para realizar los trabajos para los que está cualificado así que su mujer es empleada de hogar y con su sueldo y las ayudas sociales se mantienen. Él se queja de eso, dice que "afecta a su orgullo personal". Quizá sí que encontrase otro tipo de trabajos pero aparentemente ni los busca ni los quiere.

Es la historia de un inmigrante la que me ha traído a la cabeza estas situaciones pero son algo generalizado. A ninguna mujer se le pregunta sobre su orgullo cuando realiza trabajos poco cualificados para sacar adelante a su familia, se considera que las mujeres no tenemos orgullo ni amor propio, que nos da igual que nos valoren más o menos en el trabajo, que servimos para cualquier cosa si hace falta. Se considera normal que una mujer realice un trabajo de una categoría inferior a su nivel académico, es lo normal.

Álvaro y otros como él prefieren quedarse en casa antes que realizar según qué trabajos. Él sólo busca empleos relacionados con su cualificación académica. Si su mujer hiciera eso se morirían de hambre.

Quizá sea por eso por lo que la mayoría de los microcréditos otorgados por el banco Grameen y otros por el estilo lo sean a mujeres, porque saben que ellas harán lo necesario para que su familia salga adelante. Ése es su orgullo.

viernes, 1 de junio de 2007

Capote

No soy fan de los toros pero tampoco me desagradan. Me pasa como con el fútbol, me gustan los resúmenes de las mejores jugadas y puedo ver un partido importante pero en general me aburre estar 90 minutos frente a la tele sin que pase nada emocionante. No hay resumen de los mejores pases en la tele y soy incapaz de tragarme una corrida entera pero ocasionalmente (una vez cada dos o tres años) veo alguna faena. A mi familia les gustan y si ellos los están viendo a veces me siento un rato. Lo malo es que me gusta más el toreo de capote que el de muleta y a los toreros les pasa al revés.


V aborrece los toros y hace unos días tuvimos una discusión* sobre el tema. Mi conclusión final fue que racionalmente ganaba V, que las corridas son objetivamente crueles, pero que mientras en España haya afición y el negocio funcione seguirán existiendo. Las corridas desaparecerán cuando dejen de tener público.

Después de mucho hablar V tomó la decisión de ir a la próxima manifestación antitaurina que se convoque y yo tendré preparado un café para cuando vuelva.

_________________________

*discutir.
(Del lat. discutĕre, disipar, resolver).

1. tr. Dicho de dos o más personas: Examinar atenta y particularmente una materia.

2. tr. Contender y alegar razones contra el parecer de alguien. Todos discutían sus decisiones. U. m. c. intr. Discutieron con el contratista sobre el precio de la obra.

martes, 29 de mayo de 2007

Sólo a veces

A veces me da por mirarnos como lo que somos, animales.

A veces intento buscar explicaciones biológicas a nuestros comportamientos.


A veces me pregunto cómo hemos pasado a sobrevalorarnos tanto como lo hacemos.


A veces necesito menospreciar nuestros esfuerzos de tener cosas, de querer ser alguien en la vida.


A veces me sorprendo de la necesidad de tener espiritualidad, esté o no adscrita a un religión concreta.


A veces siento que nos obligamos a vivir para el futuro y cuando vemos que nuestro futuro nunca llega lo hacemos para el futuro de los que vengan.


A veces pienso que la ignorancia me haría más feliz y que debería haber elegido la pastilla azul.


A veces me gustaría que nunca hubiésemos salido de la caverna, que no se hubiese inventado la rueda, que no supiéramos pensar.


A veces creo que ir a trabajar cada día no sirve de nada. Ni leer, ni votar, ni hablar, ni sonreír, ni relacionarme...


A veces estoy convencida de que nada sirve de nada.


Hoy es a veces.

miércoles, 23 de mayo de 2007

No encuentro las palabras

No encuentro las palabras para explicarlo y no es porque sea complicado o porque esas palabras no estén en mi cabeza, es que no las encuentro.

Malditas pastillas. Sólo me producen efectos secundarios leves pero éste me preocupa. Comienzo a hablar, quiero decir algo, sé que hay una palabra concreta que lo explica, sé que está en mi cabeza pero no llega a mi boca, no la encuentro. Es frustrante.


Hace poco leí algo similar a lo que me pasa en una
entrevista que le hicieron a Juan José Millas en El País. Las preguntas las hacían lectores y el tema era el documental que acababa de hacer para Canal+ sobre el trastorno bipolar.
Una chica que le preguntó le dijo que desde que su ánimo está estabilizado no se emociona al escuchar a Malher, no se ha enamorado, no puede componer. Él le respondió con el caso del matemático de la película "Una mente maravillosa". Un periodista preguntó al matemático si ya estaba curado de su esquizofrenia y él contestó: ¿Consideraría ud. curado a un poeta que ya no tiene crisis pero que tampoco puede escribir?. Millás también cuenta el caso de otra enferma con trastorno bipolar que explicaba su deseo de dejar la medicación a su hijo de esta manera: Hijo ¿le pedirías a Superman que se resignara a ser el tonto de Clark Kent toda la vida?.

A mí se me dan bien las palabras, se me da bien pensar, hablar, discutir... Me gusta escribir, y cuando estoy deprimida escribo mucho y creo que escribo bien (algunas cosas de las que escribía las encontrareis en la etiqueta "en mis dedos").
Cuando estoy eutímica, equilibrada, cuando estoy "bien" no encuentro las palabras al hablar y dejo de escribir. O escribo poco. O escribo mal.

Ése es el tipo de cosas que no le dices a tu psiquiatra cuando te pregunta por los efectos secundarios. Me imagino la escena:

If: Desde que tomo las pastillas no escribo buena poesía.
Ps: Yo nunca he escrito buena poesía.

Me imagino a Van Gogh:

V.G.: Desde que tomo las pastillas no soy un genio de la pintura.
Ps: Yo nunca lo he sido. Bienvenido a la mediocridad.

No voy a dejar las pastillas pero perder la única manera en la que sé expresarme es una puta mierda. Lo siento, no encuentro las palabras para decirlo de otra manera.

lunes, 21 de mayo de 2007

Sábado por la tarde

Mi cuello cae hacia atrás, mis párpados resbalan sobre mis ojos, mi respiración se hace cada vez más profunda y voy perdiendo el control sobre mi cuerpo. Sólo quiero dormir.

Son las 5 de la tarde. He tomado 1 mg de lorazepam hace un par de horas y 10 mg de rizatriptan hace menos de una. El dolor de cabeza se ha ido y también el mareo y la rigidez de cuello. Han llegado la dificultad para mantenerme despierta y para concentrarme. Estoy haciendo como que trabajo, pero si tuviese que hablar con alguien ahora apenas podría. Mi lengua se arrastraría por mi paladar en vez de moverse veloz, las letras se tropezarían unas con otras y no se me entendería.

Quizá pensasen que he venido a trabajar borracha.
Quizá eso se aproxime bastante a la realidad.

escrito el sábado 19_mayo_2007

viernes, 18 de mayo de 2007

Demasiado fácil

Estaba sentado, solo, en un banco. Eran las 10 de la mañana pero ya hacía falta algo de sombra para no pasar calor, sobre todo si llevas botas y una cazadora gruesa.

Parecía pensativo. Ya le había visto más veces por la zona, esa es su casa, pero la expresión de su cara hoy era diferente. Quizá pensaba en su pasado, o en su presente. Quizá pensaba en la gente que había dejado en el camino, o en los que lo habían dejado a él. Quizá pensaba en como conseguir otro brick de vino o en la última noche que fue al albergue y dijo que ya no volvería. Quizá tenía la mente en blanco.

Dicen que todos podemos acabar así, en la calle, sin nada. A veces, cuando estaba deprimida lo pensaba y sí, es muy fácil. Eran épocas en las que cortaba el contacto con la gente, me alejaba de mis amigos y de mi familia. Siempre mantuve mi trabajo pero si mis bajas hubieran sido más largas lo hubiera perdido. Alejada de todos, sin trabajo, sin valor para buscar otro o para pedir ayuda..., hubiese sido muy fácil.

miércoles, 16 de mayo de 2007

¿A cuánto está el voto?

Para mí votar es importante, creo en el sistema electoral aunque los políticos no estén a la altura. Este año no sé si estaré en Zaragoza ese día o será V quien venga a verme a mí así que vamos a votar por correo. No es la primera vez que lo hago pero este año mi sensación ha sido diferente. ¿Por qué será?

Hace un par de semanas fui a una oficina de correos a pedir impresos para solicitarlo. Los rellenas y a los pocos días te llegan las papeletas a tu casa, todo esto presentándote en persona con el DNI en la mano. Cuando los pedí, la empleada de la ventanilla me miró con bastante guasa y me preguntó cuantos quería. Le pedí dos, uno para mí y otro para V. Me los dio sin parar de sonreír y me dijo: Ya sabes que tienes que entregarlos personalmente, ¿verdad?

Ayer lo rellené en casa, me equivoqué y lo tuve que tirar. Volví a correos con la intención de rellenarlo allí y dejarlo directamente y nuevamente la empleada, una diferente esta vez, me preguntó cuantos quería.

No sé si se ha convertido en norma lo de coger múltiples impresos para múltiples personas o qué, pero me están quitando la fe que tenía en el sistema electoral español.

viernes, 11 de mayo de 2007

La niña del faro, por Jeanette Winterson

Simplemente es diferente a todo lo que yo había leído antes. Este libro me exige participación, se niega a que sea una simple espectadora.

En general los libros, y especialmente las novelas, explican algo, lo muestran, y nosotros lo recibimos tal cual. Sean más sencillos o más difíciles de entender sólo tenemos que hacer eso, entenderlos. Cuando los hemos acabado podemos seguir desarrollando pensamientos a partir de ahí. Este libro no te deja hacer eso.

Cuéntame una historia, Silver

¿Qué historia?

La de lo que ocurrió después.

Eso depende.

¿De qué?

De cómo la cuente.








La Winterson cuenta esta historia mezclándolo todo, como si no hubiese un orden. Puede que quizá lo haya, pero sólo quizá.


La mezcla está compuesta por Darwin y el fósil de un caballito de mar, Stevenson, el doctor Jeckyll y mr. Hyde, luz y oscuridad, los siglos XIX y XX, el Atlántico y el Mediterráneo, la bruma y la luz del sol, la sal, Babel (ya no son tres sino cuatro veces Babel), un farero ciego, una niña, un perro con las patas delanteras más largas que las traseras y un edredón de plumas de pato de un solo pato.


No sé exactamente que habrán visto los demás en este libro pero yo he leído una historia sobre el derecho a ser diferente y a elegir tu propia vida y las consecuencias de no hacerlo. Al menos eso es lo que yo he entendido. ¿Alguien ha entendido algo de lo que he escrito?

sábado, 5 de mayo de 2007

Presumidos

Paseo de Sagasta 35, pleno centro de Zaragoza. Un edificio de viviendas nuevo, estrenado hace pocos meses, no me atrevo a calcular el precio de cada piso pero en euros seguro que tiene seis ceros.

En el interior de los ventanales de lo que parecía un despacho vi dos banderas grandes, de las hechas para ondear en una fachada. Una era la de España y la otra tenía tres franjas verticales, las dos laterales negras y la central roja con el dibujo del yugo y las flechas en negro. Supuse que esa bandera era de la época franquista así que intenté ver el escudo de la otra, de la de España, por ver si era el del aguilucho pero no se distinguía. En la pared del fondo una foto, ¿de José Antonio Primo de Rivera quizá?

Después de verlas varios días busqué en Google imágenes “bandera falange” y apareció la dichosa bandera roja y negra. Después busqué en Google “falange paseo sagasta” y me encontré con la noticia de la inauguración el 17 de marzo de la nueva sede de Falange Española en Zaragoza. Siguen teniendo mucha pasta estos fascistas.

Esta semana volví a pasar y alguien había hecho una pintada en la puerta del edificio : “No! Falange”. Miré hacia arriba y habían quitado las banderas de la ventana y tenían las persianas a medio bajar. Como decía mi madre “para presumir hay que sufrir”, aunque creo que ella lo usaba en otro sentido.

_______________________________

Nota para los no españoles:
-La bandera española actual tiene una corona real encima del escudo y la de la época franquista tenía un águila imperial. Cosas de la egolatría del antiguo régimen.
- La Falange Española es un partido, grupo, banda o como se le quiera llamar, de ideología fascista.
- José Antonio Primo de Rivera fundó la Falange en 1933, murió fusilado en 1936 y le consideran poco menos que un mártir. Está enterrado al ladito de Paco.
- Paco es un apelativo cariñoso para Francisco Franco.

miércoles, 2 de mayo de 2007

Zgz 8.0 Todos los caminos llevan a Roma

El Teatro Romano está en el centro de Zaragoza. Se descubrió que estaba ahí en 1972, se pudo comenzar a visitar en 1995 y en el 2003 abrieron el museo adyacente pero yo no he ido a verlo hasta hace unos meses. Estas cosas suelen pasar, vives en una ciudad, sabes que hay lugares para visitar pero siempre dices “ya iré” y hasta que no recibes gente de fuera no lo haces.

Lo descubrí de una forma curiosa, fui con una amiga hace años al sex-shop de la calle Verónica (ahora no lo sé pero entonces era bastante cutre; el sex-shop, no el teatro) para comprar “accesorios” para una despedida de soltera y lo vi, está justo enfrente.


Hace poco que el Teatro Romano se ha convertido para mí y para alguien más en un lugar especial. Primeros besos, primeras caricias, primeros suspiros. La cultura romana ha adquirido un significado diferente.

domingo, 29 de abril de 2007

Corleone

Desde Nochebuena hasta hoy solo he ido a ver a mis padres un día, en visita relámpago, y acompañada de V. En todo este tiempo ellos han venido una vez a Zaragoza, en enero o febrero, ya no recuerdo. Me propuse ir el fin de semana del Domingo de Ramos pero se fueron de vacaciones. Ha sido un solo día en cuatro meses, y eso que en las sesiones con mi psicóloga, esa que me dio el alta a finales de noviembre, me propuse ir una vez cada dos meses. Ni una más ni una menos.

Prefiero pasar los fines de semana con V que ir a verles y ellos se dan cuenta. Bueno, es ella, mi madre, la que se da cuenta, aunque no le haya contado nada sobre mi relación con V. Supongo que algo se imagina. Demasiadas visitas a Zaragoza, demasiados viajes a su ciudad.

Ella está molesta porque no voy y yo me siento culpable. Ella sabe que me hace sentir así y yo me resisto a hacer las cosas para quitarme ese sentimiento de encima. Ha sido nuestra forma de relacionarnos los últimos 32 años y medio.

Los próximos fines de semana también los tengo ocupados y no me apetece dejar ninguno libre para ellos pero algún día tendré que ir, ¿no? Después de todo la familia es la familia.

martes, 24 de abril de 2007

Clases

Jueves, 19 de abril del 2007
16:30 Restaurante VIPS de la plaza de Aragón de Zaragoza.

Demasiado tarde para comer pero al día siguiente tenía una boda y acababa de salir de la peluquería.

Justo enfrente de mí una pareja "pija". Él con pantalones de loneta, polo, calzado deportivo y gafas de pasta; todo muy sencillo pero con pinta de caro. Ella una fashion victim: moño deshecho, grandes gafas de sol a modo de diadema, collar, brazalete y pendientes de aro dorados, gigantes, todo a juego, y pañuelo al cuello al estilo de Audrey Hepburn en "Vacaciones en Roma":

No se entiende lo que hablan, apenas palabras sueltas. Sólo hay un momento en que...

Ella: ... la chica tiene 22 años y se casa en septiembre.
Él: Cuanto más bajo es el estrato social...

Vuelve a no entenderse nada pero ya tengo suficiente.

Hace poco le decía a alguien que las barreras sociales siguen siendo poco permeables, por no decir casi impermeables. Tenemos la falsa creencia de que no es así, en el colegio nos enseñan que no es así, pero yo lo veo cada día.

martes, 17 de abril de 2007

Deporte nacional

Lunes, 29 de enero de 1979. San Diego, California.

Brenda Ann Spencer tiene 16 años.
Vive enfrente de un colegio de primaria.
Su padre le había regalado un rifle por Navidad.
Ese día se levantó, cogió el rifle, se asomó a una ventana y empezó a disparar.
Hirió a 8 niños y a un policía.
Mató al director del colegio y al guardia de la puerta.
Cuando a las 6 horas acabó todo le preguntaron por qué lo había hecho.

“No me gustan los lunes. Esto me ha animado el día”

“No ha habido ninguna otra razón, simplemente era divertido”

“Ha sido como dispararles a los patos en una charca”

“(Los niños) parecían un rebaño de vacas ahí todos juntos, ha sido muy fácil cazarles”

Bob Geldorf compuso esta canción.


I don’t like mondays
The Boomtown Rats.

jueves, 12 de abril de 2007

La abadía de Northanger, por Jane Austen


Acabo de terminar este libro.

Algunos de mis libros favoritos son de Jane Austen. Hay quien piensa que sus libros son solo historias de amor para jovencitas sin nada dentro de la cabeza, pero nada más lejos de la realidad. Yo también sentía prejuicios antes de empezar a leerla.

La Austen es experta en analizar el comportamiento humano. La envidia, la ambición o la avaricia aparecen en sus obras pero también lo hacen otras características humanas aparentemente menos importantes pero que son las que más afectan a nuestras relaciones sociales como la vanidad, el exceso de confianza o la desconfianza, la impaciencia, el gusto por ir vestida a la moda o por los coches...

La abadía de Northanger no es uno de los que más me ha gustado de ella pero me ha servido para certificar que el gusto por los coches, el afán de presumir con ellos, de verlos como algo más que lo que son, un simple medio de transporte, y de darles una personalidad casi humana no surgió a finales del siglo XX ni es propio de nuestra sociedad mecanizada sino que ya se daba en 1818 y que es una característica típicamente masculina. Sí hablaba un joven llamado Mr. Thorpe en el libro:


-Yo sé que son veinticinco (millas) –afirmó- por el tiempo que hemos invertido en recorrerlas. Ahora es la una y media; salimos de las cocheras de Tetbury a las once en punto, y desafío a cualquiera a que consiga refrenar mi caballo de modo que marche a menos de diez millas por hora; echen la cuenta y verán si no son veinticinco millas.

[...]

-¿Cubierto de sudor? Lo que digo es que se fijen ustedes en las patas delanteras, en los lomos, en la manera que tiene de moverse. Les aseguro que ese caballo no puede andar menos de diez millas por hora. Sería preciso atarle las patas y aún así correría.

[...]

-Como habrá usted visto, la suspensión es excelente, por no hablar del cajón, los guardafangos, los faros, y las molduras, que son de plata.


Mr. Thorpe sería ahora “el Jose”, tendría un Seat León de segunda mano tuneado, presumiría de llantas y alerones, de que su coche le pide que pise el acelerador, de que lo arranca en segunda, de lo poco que tarda en ir de Zaragoza a Huesca, de que él es el que mejor conduce, y de que es capaz de recorrer 30 kilómetros de curvas marcha atrás y ganarte.

martes, 10 de abril de 2007

19 días

¡Que pronto nos acostumbramos los solitarios a estar acompañados!

Siete días de Semana Santa que se me han hecho a la vez largos y cortos. Mientras han durado he disfrutado cada momento, cada minuto. Algo tan sencillo como mirar un escaparate, comprar un libro o cocinar era todo un acontecimiento. Ahora que esos días han pasado parece que han durado unos minutos, que fue ayer por la mañana cuando llegó y que por la tarde ya se había ido.

19 días de agosto. Yo era la que no quería dar abrazos ni recibirlos y ahora planeo unas vacaciones conjuntas. Aún no sé exactamente donde iré ni que haré pero sé con quien estaré.

El año pasado, tener 19 días seguidos de vacaciones en agosto me parecían un montón, pero ahora se me hacen pocos.

Serán, como dice la canción, 19 días y 500 noches.

domingo, 1 de abril de 2007

Limonada

Estoy cociendo vino.

Es Semana Santa y me he lanzado, por segunda vez en mi vida, a hacer limonada. Es vino cocido con azúcar, canela, limones y naranjas.

La primera vez hice un litro y nos duró como un mes. Nadie se atrevía a bebérselo. Demasiado fuerte. Esta vez le he pedido la receta a otra persona.

La primera vez lo hice en casa de mis padres, que ya la beben cada año, y la mía no les gustó. Esta vez la llevaré una casa a la que me han invitado y donde no han probado nunca una limonada bien hecha, así que quizá tenga más suerte.

No saben lo que les espera.

Admito recetas de comidas y bebidas típicas de Semana Santa para poder destrozarlas libremente.