martes, 17 de abril de 2007

Deporte nacional

Lunes, 29 de enero de 1979. San Diego, California.

Brenda Ann Spencer tiene 16 años.
Vive enfrente de un colegio de primaria.
Su padre le había regalado un rifle por Navidad.
Ese día se levantó, cogió el rifle, se asomó a una ventana y empezó a disparar.
Hirió a 8 niños y a un policía.
Mató al director del colegio y al guardia de la puerta.
Cuando a las 6 horas acabó todo le preguntaron por qué lo había hecho.

“No me gustan los lunes. Esto me ha animado el día”

“No ha habido ninguna otra razón, simplemente era divertido”

“Ha sido como dispararles a los patos en una charca”

“(Los niños) parecían un rebaño de vacas ahí todos juntos, ha sido muy fácil cazarles”

Bob Geldorf compuso esta canción.


I don’t like mondays
The Boomtown Rats.

10 comentarios:

amelche dijo...

Y luego nos quejamos en el blog de Anaví de los que regalan Barbies...

TOROSALVAJE dijo...

Jo If, has hecho un post que parece el encabezamiento de Informe Semanal.

Golpeas fuerte.

Lo de ayer empieza a ser casi normal en ese país, ni los documentales de Michael Moore, ni canciones, ni nada. Algo grave les pasa.

En el documental de Moore, Bowling for Columbine, quedaba claro que en Canadá hay más armas por habitante que en EEUU, y sin embargo no tienen este problema de violencia. De hecho las muertes por arma de fuego estan a nivel de Europa o incluso menos.

En cambio en el país de los sheriffs no lo solucionan, o matan gente en otros países, o se matan entre ellos, la cuestión es disparar vaquero!!!!

Besos.

María dijo...

El caso es que el lunes, que volvía a clase después de 3 semanas de vacaciones, me puse a ver las noticias mientras desayunaba. Entonces salió una sobre la asociación del rifle y una especie de feria que habían hecho, y había un montón de personas eligiendo armas. Verlas era algo horrible, era como si hubieran cogido todos los tópicos estadounidenses y los hubieran juntado en un pabellón: gorros de cow boy, botas, colgantes con la cabeza de una vaca en el cuello, camisas de cuadros, caras muy rojas y bigotes totalmente ridículos. Las razones de tener un arma se reducían a poco más que esto:"Si todos tenemos armas desaparecerá la delincuencia porque los delincuentes nos tendrán miedo y no nos atacarán".
Estoy totalmente en contra de las armas pero me pongo en el lugar del fulano este, que oye ruidos raros por las noches en medio de su rancho de 50 kilómetros cuadrados pero, ¿le hacía falta el rifle de francotirador que llevaba en las manos?
Ayer, después de la matanza del día siguiente a esta terrorífica feria, Condoleezza Rice decía que el derecho a tener armas era tan importante como el de la libertad de expresión. Estupendo, si quieres "expresar" tu desacuerdo con los lunes, tu rabia por la subida de precios, tus celos, o que te has cortado con un folio, pues le pegas un par de tiros a alguien y, como vives en un país libre, y eres libre para usar armas...

Javier Cid dijo...

Joer que mal rollo!!! Como está el mundo!!! Hoy en día por nada te meten un balazo o un navajazo o vete tu a saber. Hasta donde será capaz de llegar nuestra crueldad sin limites y falta de cordura!!!!

METIS dijo...

como se van a forrar por ahi los que vende chalecos antibalas...
aunque para darle un par de hostias al padre, pero donde se ha visto¡¡ si es que no quiero ni pensar en que ambiente se crian estos niños donde se creen los putos amos y no valoran para nada la vida de las otras personas. el mundo esta mal? pues venga, a disparar a todo el mundo no? joios..

besos

Tanhäuser dijo...

En una sociedad donde es más fácil conseguir un arma que un adeterminada edición de un libro, qué quieres que pase.
Vamos mal.
Excelente post.
Saludos

xnem dijo...

Una vez pregunté en voz alta a los compañeros de trabajo, “¿Hoy es viernes?” Había otras personas en el lugar que me miraron asombrados. Era lunes.

La rutina la pone cada uno en su vida, solo nosotros somos capaces de dar un giro a los acontecimientos sin necesidad de un rifle.

Siempre me gustó esta canción de Bob, lástima que no hiciera mas de la misma calidad.

Por cierto mi caso fue por exceso de trabajo, hacía mucho que no teníamos un día libre, pero solo por ver la cara del personal lo volveré a preguntar en alguna otra ocasión.

Lena dijo...

Vamos de mal en peor...ahora cualquier cosa es posible en EEUU... lo triste es que ya no me sorprenden noticias como esta...Me pregunto si me estoy haciendo inmune a la violencia...

vylia dijo...

Me gustan todos los días. Sin excepción.

Un abrazo.

hack de man dijo...

Según la lógica de la Asociación Nacional del Rifle, si los niños hubiesen tenido un arma, se hubiesen podido defender. Faltan más armas, entonces.

¿Qué haríamos sin ellos? No podríamos sobrevivir sin su clarividencia... y no somos capaces de darnos cuenta. Qué cabezones somos!