viernes, 18 de mayo de 2007

Demasiado fácil

Estaba sentado, solo, en un banco. Eran las 10 de la mañana pero ya hacía falta algo de sombra para no pasar calor, sobre todo si llevas botas y una cazadora gruesa.

Parecía pensativo. Ya le había visto más veces por la zona, esa es su casa, pero la expresión de su cara hoy era diferente. Quizá pensaba en su pasado, o en su presente. Quizá pensaba en la gente que había dejado en el camino, o en los que lo habían dejado a él. Quizá pensaba en como conseguir otro brick de vino o en la última noche que fue al albergue y dijo que ya no volvería. Quizá tenía la mente en blanco.

Dicen que todos podemos acabar así, en la calle, sin nada. A veces, cuando estaba deprimida lo pensaba y sí, es muy fácil. Eran épocas en las que cortaba el contacto con la gente, me alejaba de mis amigos y de mi familia. Siempre mantuve mi trabajo pero si mis bajas hubieran sido más largas lo hubiera perdido. Alejada de todos, sin trabajo, sin valor para buscar otro o para pedir ayuda..., hubiese sido muy fácil.

11 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Es más fácil de lo que nos creemos, es peligrosamente fácil, por múltiples razones que obviamente jamás imaginamos que a nosotros nos puedan suceder, y sí quepueden sucedernos.

El problema además de cualquier tipo de transtorno mental, y sé de que hablo, hace que esas posibilidades se multipliquen exponencialmente.

Y lo peor es que ese tobogán está aceitoso y es muy difícil no resbalar definitivamente.

If, ya sabes que casi siempre estoy de acuerdo contigo, lo que probablemento no dice mucho a favor de niguno de los dos.

Muakkkkkkkkk.

MISS MARPLE dijo...

Hola If,

Es estremecedora la historia de una mendiga a la que prendieron fuego (murió así) unos desalmados críos en un cajero por diversión.

Ella trabajaba en una empresa, se enrolló con su jefe, se hundió cuando supo que estaba casado y la abandonó. Perdió la cabeza, dejó el trabajo, se alejó de su familia y acabó en las calles. Su madre de vez en cuando la ayudaba cuando lograba dar con ella y que le permitiera hablarle.

En fin,... a veces un mal paso, trae detrás muchos malos pasos si no se rectifica a tiempo.

If, que sepas que muchas veces he querido tirar la toalla, por agotamiento mental de tanto sufrir, pero me ha salvado el optimismo, cuando lo perdí, la fe, cuando la perdí, la esperanza, cuando la perdí, el sentido del humor, cuando lo perdí, la inteligencia que siempre me empuja a hacer lo correcto, aunque como dice Dumbledore, no sea fácil, y lo correcto es seguir luchando.

Es curioso, como en el capítulo de anoche de "Anatomía de Grey", la prota se plantea lo mismo. Ella está a punto de ahogarse, nada y brazea, pero en el fondo quería dejarse morir. Esto se debía a que su madre que también es médico, le exigía demasiado y eso le hacía creer que nunca era lo suficientemente buena en nada y la hunde psicológicamente. Al final, se reconcilia con su madre en el limbo, porque las dos se están muriendo, su madre se queda porque es su hora, pero ella lucha y vuelve porque su amor la espera.

Ahora, es distinto, ahora estás bien, ahora hay un amor que te espera para que se salgas a la superficie si vuelves a hundirte.

Besos, If.

METIS dijo...

y quien no se ha planteado alguna vez dejarse llevar simplemente, que la vida le arrastre donde quiera y poder aislarse de todo y de todos? tu no se, yo si.

besos

Jocgart dijo...

Prefiero ser mendigo que madero
y recoger los besos que eches en mi sombrero,
vivir la vida a trago,
comerme el mundo entero.
Prefiero ser mendigo que banquero,
si no tengo tus ojos pa qué quiero el dinero.
No ofrezcas más billetes,
yo sólo cojo sueños que abrigan por las noches.
Prefiero ser mendigo que soldado,
que callen las pistolas,
que se hablen más los labios,
que yo siempre seré...

Es muy fácil acabar en la calle, es muy fácil dejar toda la vida por sentarse en un escalón y abandonarte hasta que nadie te conozca, pero cada uno tiene su propia historia detrás, y en la calle todos acaban siendo iguales, sin diferencias ni competiciones.

María dijo...

Y qué hubiera pasado con todas las moscardas que te dábamos el follón a diario?

Noa- dijo...

Hay tantas razones, situaciones y hasta contradicciones en la vida que nos pueden hacer desenbocar en ese río de indigencia... que muchas veces preferimos no pensar.
Pero si, a cualquiera de nosotros nos puede pasar.

vylia dijo...

Reflexión certera If. A veces sólo se quiere renunciar.

Un abrazo.

if dijo...

Toro, estar de acuerdo dice mucho a favor de los dos. Muak :P

Miss Marple, tener un amor, una cuerda que nos ayuda, es muy útil, pero tú y yo hablamos hace tiempo que tener una sóla cuerda es peligroso. Si se rompe nos caemos del todo. Eso le pasó a la mendiga de la que hablas.
Por suerte tengo muchas cuerdas, y la más fuerte soy yo misma.
Besos.

Metis, un defecto de mi personalidad me ayudó en los peores momentos de depresión. Sufro de exceso de responsabilidad. Para la vida normal es un lastre, para los momentos de crisis es lo que me salva.

Jocgart, en un poema o en una canción suena romántido, bohemio, pero la realidad es demasiado diferente.
En cuanto a lo de la historia que todos tienen detrás, a nadie nos importa excepto en casos excepcionales. ¿Has leido el comentario de Miss Marple?

María, moscarda mía jajaja Hasta las moscas tienen su encanto jajaja

Noa-, quizá el hecho de no pensarlo, de verlo tan lejos, hace que el riesgo sea mayor. Siempre nos defendemos peor de un peligro que no sabemos que existe.

Vylia, no renuncies nunca. Un gran abrazo.

miss marple dijo...

Gracias If, por tu respuesta, muy sabia y muy acertada. Totalmente de acuerdo contigo:)mi cuerda más fuerte también soy yo, en concreto, mi inteligencia, pero si se rompen todas las cuerdas...siempre nos quedará Seth,jejeje.

Jocgart dijo...

No siempre es tan diferente, está en nosotros mismos dominarlo. La vida es complicada porque nosotros la complicamos, pero si nos conociéramos más sería todo mucho más fácil, sólo hace falta que el mundo escuche su corazón.

Sí, lo leí y claro que es duro, pero la vida es una continua toma de decisiones y cualquier cosa nos puede llevar a mil sitios distintos. Yo mismo he estado a punto de dejarme morir muchas veces, pero aquí seguimos, echándole miradas de reojo a la vida.

The Wicked Witch of the West dijo...

Y siempre me pregunto si esa será feliz, si habrá encontrado algún secreto que a todos los demás permanece vedado... Me consuela pensar que mis pensamientos son acertados. Aunque sea un consuelo un tanto idiota.