martes, 20 de marzo de 2007

Un dueto para dos

El día cinco de marzo es fiesta en Zaragoza y siempre que puedo me escapo por ahí. Este año ha tocado otra vez visita cultural a Madrid.

Hacía unos días había visto en la tele una información sobre un retratista, Chuck Close, y me interesó. Si podéis, pasad a ver sus obras. No pinta con trazos ni es puntillista, como decían algunos que veían sus cuadros. Lo que hace es trabajar con píxels. No pinta cuadros, realiza fotografías, píxel a píxel, pero con un pincel. Merece la pena.

No iba a gastar demasiado tiempo viendo el resto del museo porque la mayoría de lo que hay en él ni siquiera me parece arte pero al final estuvimos más de dos horas dando vueltas y discutiendo casi cada obra. Llegamos a la conclusión de que no, la mayoría de las obras no son arte.

Al día siguiente la obligada visita al Prado. Ir sin ver la exposición de Tintoretto hubiera sido casi un delito. No es de mis favoritos pero es el único pintor clásico que ha pintado a una mujer sensual y la ha llamado virgen María.

Después visitamos el resto del museo. Visita muy rápida, con tiempo para pararnos sólo en Velázquez, el Bosco y Goya. Ya he hablado aquí de mi cuadro favorito, está en el rincón más apartado del museo. Casi lo prefiero, nunca hay demasiada gente enfrente.

Un fin de semana muy pictórico pero cuando pienso en ese par de días lo que me viene a la cabeza es la música.

Django Reinhardt y Stéphane Grapelli
Ain't misbehavin'

En la puerta del Prado había un dúo de guitarra y violín tocando música como esa que os he puesto. Nunca se me ha hecho tan corta una cola. Cuando salimos me paré un rato a escucharles pero nos tuvimos que ir porque habíamos quedado. Me costó un horror marcharme de allí porque esa música siempre me hace bailar y sonreír.

Siento la tardanza, pero Castpost no me deja colgar música, Odeon ya no presta ese servicio, GoEar no me deja registrarme y mi última opción ha sido podOmatic. Si alguien conoce algún otro servicio de podcast gratuito le agradecería la información.

11 comentarios:

Oski dijo...

Pues tienes razón...la mayor parte de las cosas que hoy llaman arte no son más que basura a mi juicio.

La exposición de Tintoretto a mi si me gustó bastante.

Un abrazo

bettyylavida dijo...

La música puede marcar como nada. Me gusta la canción. Hago baile moderno y la canción que estamos bailando esta semana es del estilillo (más rápida, claro)
Están muy bien las escapadas, yo estoy esperando fecha para irme a Londres...
Un besito guapa

Amor dijo...

¿y no aprovechaste para conocer a algún bloguero madrileño, mejorando lo presente?
amor

TOROSALVAJE dijo...

He alucinado con Chuck Close, y la música me ha gustado mucho también.

En cuánto a lo que es o no es arte, también coincido que está lleno de tocomochos.

Hoy de acuerdo en todo. Me estaré ablandando?

Un beso If.

María dijo...

Me encanta. Nada mejor para empezar el día.
Por aquí cada vez hay más músicos en la calle pero la malloría son los mismos que llegaron hace cinco o seis años, así que como ya se conoce, han empezado ha hacer dúos y a montar algún que otro grupo, y hay uno que toca cosas así de vez en cuando.

Principe Mestizo dijo...

el arte es muy subjetivo, tanto asi qu emuchas obras de arte en su tiempo fueron consideradas basura

xnem dijo...

En catalán hay una frase muy famosa ya casi en desuso; la cosa va así.
Cuando dos personas están muy enamoradas y alguien habla de ellos se comenta “y suenan violines!”, la última vez que la oí fue en Girona sobre un fotógrafo que se había casado con una joven heredera muy guapa y pos supuesto muy rica, y el señor dijo “ es guapa, rica y además suenan violines”. Siempre que oigo la frase pienso en Mr. Grapelli no en un zíngaro junto a la mesa de en un restaurante, aunque podría ser.

La página de Chuck muy interesante, pero indudablemente hay que verlo al natural, de lejos y acercarse mucho.

Otra cosa. Se dice que ARTE es lo que hacen los artistas, por eso hay tantas “cosas” en los museos y como el Sofía es grande cabe todo. Lo que es mas difícil de evaluar es quien le pone la etiqueta de artista al artista. ¿El mismo? ¿La facultad de Bellas artes? ¿Los críticos? ¿Y quien le da el título de crítico al crítico?, etc
Yo tengo mi baremo;
me gusta-no me gusta.
Genial-cagarro.

if dijo...

Oski, muchas de las cosas que ví en el Reina Sofía las llamaría diseño gráfico, incluso arte gráfico, pero desde luego es un arte de compra-venta, no un arte de museo. No la mayoría de lo que ví.

Betty, haces baile, te vas a Londres... ¿Quién era la que se quejaba de su vida?

Amor, ya conozco a varios bloggeros de diferentes sitios. Además, ya me acompañaba una bloguera.

Toro, la primavera te está volviendo débil y a mí vaga. Que llegue pronto el verano para volver a ser los mismos de siempre. Ya te mandaré algo de musiquilla para que bailes.

María, ¡qué suerte con ese grupo del que hablas! Por aquí sólo tocan clásica, que me gusta, pero siempre preferiré algo de swing.

Príncipe, en eso tienes razón, pero intento diferenciar lo que no me gusta pero sí que es arte de lo que me parece una tomadura de pelo. Picasso no me gusta pero sabe pintar. Miró me parece una tomadura de pelo.

Xnem, sonaron violines jajaja

miss marple dijo...

Hola amor,

Como tu hablas de cuadros yo hablaré de otras obras de arte, en concreto, esculturas...:P

Llevo unos días riéndome mucho con unos libros de monólogos.

Ahora tengo un nuevo icono sexual... Luís Piedrahita.

Siempre he defendido el producto nacional (Alejo Sauras, los bomberos de Bilbao, Adriá Collado) pero mi ídolo desde mi más tierna adolescencia era Brad Pitt.

Luispi no tiene nada que envidiarle, tiene inteligencia, sentido del humor, infinita ternura y lo mejor ¡habla español!

Me quedo con "la timidez hasta la seducción" (frase con la que la chica describe al personaje de La Muerte interpretado por Brad Pitt en ¿Conoces a Joe Black?) de Piedrahita.

Ya sé, ya sé, pero aunque nunca conozca a ninguno de los dos, qué bonito es soñar...

Caqui dijo...

"Dueto para dos" ¿dos o cuatro personas?

Los violines suenan, a veces, en silencio. Otras el silencio se llena de violines.

Saludo para una.

METIS dijo...

yo volveria a madrid solo por poder volver a pasear por los pasillos de el prado...
mira, en el cuadro coincidimos (creo que ya lo dije no?). Yo recuerdo cuando fui que pude contemplar "la anunciancion" de Fra Angelico y me quede extasiada con los colores dorados, parecia que le daba la luz, aunque no recuerdo si era una expsicion temporal o no.. El prado es para quedarse el dia entero..
sonaron violines y no llovieron rosas?? ya nada es como era ains...

besos