viernes, 1 de junio de 2007

Capote

No soy fan de los toros pero tampoco me desagradan. Me pasa como con el fútbol, me gustan los resúmenes de las mejores jugadas y puedo ver un partido importante pero en general me aburre estar 90 minutos frente a la tele sin que pase nada emocionante. No hay resumen de los mejores pases en la tele y soy incapaz de tragarme una corrida entera pero ocasionalmente (una vez cada dos o tres años) veo alguna faena. A mi familia les gustan y si ellos los están viendo a veces me siento un rato. Lo malo es que me gusta más el toreo de capote que el de muleta y a los toreros les pasa al revés.


V aborrece los toros y hace unos días tuvimos una discusión* sobre el tema. Mi conclusión final fue que racionalmente ganaba V, que las corridas son objetivamente crueles, pero que mientras en España haya afición y el negocio funcione seguirán existiendo. Las corridas desaparecerán cuando dejen de tener público.

Después de mucho hablar V tomó la decisión de ir a la próxima manifestación antitaurina que se convoque y yo tendré preparado un café para cuando vuelva.

_________________________

*discutir.
(Del lat. discutĕre, disipar, resolver).

1. tr. Dicho de dos o más personas: Examinar atenta y particularmente una materia.

2. tr. Contender y alegar razones contra el parecer de alguien. Todos discutían sus decisiones. U. m. c. intr. Discutieron con el contratista sobre el precio de la obra.

11 comentarios:

Roβεrtö dijo...

En Uruguay están prohibidas, como la riña de gallos o perros, que se hacen ilegalmente, porque tienen su público.
El mundo es hipócrita y va a llegar el punto que te van a explicar que si la pedofilia vende entonces habría que legalizarla. Reconozco que soy morboso y cuando paso por la pantalla y veo una corrida en la teve española o mexicana me quedo esperando que el toro haga lo que debe. Defender su vida ante tanta crueldad y suplicio innecesario. Uno siempre se pone del lado de los buenos cuando ve algo por la tele. Y la bestia, una vez más, anda en dos patas.

En donde me crié existe una plaza de toros. Fue construida y jamás fue inaugurada, por suerte.

La verdad es que prefiero que la gente vaya a ver a un imbécil pateando una pelota de futbol antes que mutilando un ser vivo, aunque tampoco me conforma mucho. El mundo del mercado apesta.

María dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con V. El otro día, uno de los pocos días que vine a comer a mi casa, estaba puesto el tomate (obligatorio por orden de mi hermana)y salió un torero que tuvo que darle 12 estocazos al toro antes de que el pobre cayera con la lengua fuera.
De todas formas, tengo que admitir que los toros guardan un pequeño lugar en mis recuerdos, por todas las tardes que pasé frente al televisor discutiendo con mi abuelo porque yo quería ver Barrio Sésamo y él los toros.
¿Qué más les dará torearlos solamente?

xnem dijo...

No me gusta la gente que no telera lo que no conoce, ¿cómo se puede ser anti taurino sin haber asistido nunca a una corrida?. En todo caso cada cual es libre de pensar en lo que le apetezca, pero que vivan y dejen vivir, si hay toros en este país es porque se crían para las corridas. En Barcelona siempre hubo mucha tradición, en una época habían tres plazas tres que se llenaban cada domingo, en la actualidad queda solo una, la segunda se convertirá en breve en un gran centro comercial; las nuevas plazas, -pasear consumiendo-. La de la Barceloneta desapareció hace mucho, antes incluso de la marea de turistas. La corridas se aguantan gracias a ellos aunque que no tienen ni puta idea y que no ven ni la mitad, al segundo toro se largan. Parece ser que en breve será historia, pero no gracias los anti.
Mi abuelo era un fan del toreo aun que solo las veía por televisión, una corrida televisada no tiene NADA que ver con una en la plaza. Yo en cambio soy un fan de los San Fermines, eso si es emoción televisiva.

Stefy dijo...

Yo ni soy taurina, ni soy antitaurina. Lo que tengo claro, es que no se pueden destrozar las plazas de toros como hacen los vándalos que aprovechan cualquier pretexto para destruir algo del patrimonio nacional (me refiero al edificio, no a la fiesta). Me da muchísima rabia, hablar con personas que arrancan carteles taurinos, porque por ejemplo, yo no estoy a favor de muchas cosas y no voy por la vida fastidiando al personal. Mientras no sea ilegal, es tan aceptable estar a favor, como estar en contra. Además, me da verguenza ver como muchos antitaurinos se dan golpes de pecho en defensa de los animales y no se dan cuenta, de que los taurinos no van por ahí cometiendo actos vandálicos ¬¬'
En definitiva, que seas lo que quieras, pero dar por saco lo mínimo. Gracias
Besos

TOROSALVAJE dijo...

Yo estoy de acuerdo con V.

Además ésto de arte no tiene nada, y de valentía menos, porque no torea a un leopardo? en vez de a unos toros medio dopados, con los cuernos recortados o como se diga y en manifiestas condiciones de inferioridad.

Que le echen un leopardo al torero, o habría que llamarlo leopardero, vengaaaaaa hombreeeeeeeee, que ya está bien de hacer sufrir bichos.

No soportamos la tortura contra el hombre, los malos tratos, la humillación, etc, se nos llena la boca de derechos y bla bla bla, pero a un animal si que podemos hacerle sufrir, torturarlo y al final aplaudir a rabiar.

Me voy a contener para no herir más susceptibilidades pero que alguno de los protoros piense en que pensaría si una especie superior a la nuestra nos fuera seleccionando, nos lanzara a una plaza y nos hiciera lo mismo.

Me resulta tan obvio que no merece ni discusión.

Lo que pasa es que vivimos en un país donde la gente tira cabras de un campanario y el pueblo entero se abraza de alegría emocionado, o ponen bolas de fuego sobre los cuernos de los toros para que vayan chamuscando e irritando, en fin, ésto es España y OLÉ.

miss marple dijo...

Hola If,

A mí con lo de los toros me pasa como con el fútbol, no me gustan las corridas ni los partidos, me fijo en lo guapos, elegantes o simpáticos que son algunos toreros (El Juli, Enrique Ponce, El Cordobés ex de la Berrocal) y algún futbolista(Cristiano Ronaldo, Samuel Eto´o).

Respecto a "la fiesta", he ido a algunas corridas y, sinceramente, es muy triste el espectáculo. Lo bonito es todo lo demás: los trajes de luces, el romanticismo de otra época que recrean en sus libros, la escritora Fernán Caballero, por ejemplo. El lenguaje tan metáforico que usan en las revistas de toros. Todo ese halo de mito y tradición, magia, religión, conflicto existencial del hombre ante la muerte y ese misterio del valor de seguir luchando a pesar de las cornadas.

Creo que está mal el crimen, pero no todo es feo o negativo en el mundo del toro.

Y ya que hablamos de "anti". Se puso de moda decir que uno era "antiamericano", lo cual es una estupidez, porque es como si dijeran que son "antiespañoles" los que están en contra de la guerra de Irak. No todos los españoles aprobamos esa guerra y no todos los americanos lo hicieron. En todo caso que digan "antibush".

Besos, corazones.

if dijo...

Roβεrtö, puedes ponerte de parte del toro si quieres pero el toro no es el bueno, es la víctima. Los buenos o los malos tienen capacidad de elección, las víctimas nunca. Quizá si pudiesen elegir elegirían ser malos.
Entiendo perfectamente que las corridas te parezcan una crueldad, pero no las compares con la pedofilia, por favor.

María, para empezar el torero ese del que hablas es muy malo, uno bueno tiene que matar al toro rápido y sin agonía. Para acabar, ¡¡¡el tomate??? jajajajaja
Ahora en serio, no pueden torear un toro y devolverlo al campo, es caro y peligroso, un toro ya toreado ha aprendido a defenderse del hombre y no puede volver a ser toreado ni casi pastoreado. La única elección es matarlo en la plaza o en un matadero.

Xnem, en casa de mis padres los San Fermines son sagrados. Se madruga hasta los domingos para ver el encierro.
Al final no dices si te gustan las corridas o no.
Y he pasado unas cuantas veces por esa plaza que van a convertir en centro comercial. Era/es muy bonita.

if dijo...

Stefy, ¡¡¡ooooooooooooole!!!

Toro, sé que es algo irracional y que no tengo argumentos para defenderlo pero me gusta. Aunque sigo diciendo que no voy a la plaza y casi no veo corridas en la tele. Además ahora son de pago.
Y lo de la cabra o el toro de fuego ya no me gustan. Es para otro tipo de paladares.

Miss Marple, te gusta todo lo que envuelve al toreo. A mi me gusta esa especie de danza que bailan toro y torero. Dicen que no es arte pero hace sentir.

Roβεrtö dijo...

No lo comparé If. Lo traje solo como muestra del peligro que resulta de admitir que se haga algo simplemente porque hay gente que paga una entrada por ello. Yo se que para los "taurinos" es ofensivo que alguien no comprenda de que va la cosa, pero tampoco el toro lo comprende, o admite y lo sueltan para matarlo lentamente de forma "espectacular". Me parece una costumbre muy antigua y espero que poco a poco vaya desapareciendo, como desaparecieron las costumbres bestiales de los circos romanos. Tampoco comprendo San Fermín (ni siquiera la tomatina)y es bueno hacer saber que habemos quienes no compartimos eso.
Definitivamente hay cosas que uno no puede comprender...y no las tolera como dijo Xnem. Lo que ocurre es que es difícil ser objetivo cuando uno tiene siglos de costumbres en la sangre. Me pasa con los musulmanes y no tengo que convertirme al islam para criticar las cosas que no me gustan y me parecen fuera de tiempo y desactualizadas. Y tampoco comparo.
Quería decir esto y con el mayor de los respetos.

xnem dijo...

no es por discutir, solo por "chinchar"
http://www.mundotoro.com/mundotoro/new/Home.asp

xnem dijo...

me gustó el comentario de stefy.

Una cosa. Ya no se puede visitar su blog sin cita previa? parece el médico del seguro!, ¿me dará hora para dentro de tres meses?