lunes, 1 de octubre de 2007

Ramadán

Bajamos del autobús con mala cara. La inesperada parada significaba llegar 15 minutos más tarde a nuestro destino, y en domingo por la tarde esos 15 minutos pesaban como plomo.

Fuimos obedientemente al baño del área de servicio de la autopista y después volvimos con paso lento hacia el aparcamiento. Casi nadie fue a tomar nada, habíamos salido de Barcelona hacía sólo un par de horas y en otras dos ya estaríamos en Zaragoza.

Los que viajaban en grupo o en parejas se mantenían quietos en diferentes rincones de la acera hablando y fumando. Los que viajábamos solos paseábamos arriba y abajo, algunos también fumando. Todos esperando a que el conductor volviese de una vez de la cafetería. Sólo un chico permanecía sentado en el bordillo de la acera un poco más allá de donde estaba aparcado el autobús.

Aún no eran las nueve de la noche pero ya estaba cenando. Había sacado una fiambrera de plástico blanco y una cuchara y estaba comiendo algo que se parecía bastante a una ensalada de legumbres. Al principio me extrañó por lo pronto de la hora pero después pensé que quizá era musulmán y que esa era su primera comida del día. Me giré y vi que el sol ya no estaba aunque su claridad aún iluminaba el cielo y la negra piel del chico.

¿Indicios suficientes?


12 comentarios:

María dijo...

Madre mía, ¿había conducido dos horas y le quedaban otras dos?
¡Y sin comer nada! ¡Qué hambre!

if dijo...

Lo siento María, ya lo he corregido. No me había dado cuenta de que mi texto inducía a error. El chico era un pasajero, no el conductor.

María dijo...

Jajaja vale vale, me quedo mucho m�s tranquila; ir con un conductor hambriento es m�s peligroso que ir conmigo en coche!!

TOROSALVAJE dijo...

Verá usted Agatha If, creo que no son suficientes, podría tratarse de alguien que tiene hambre y simplemente come, a que no había caído en ello?

Besos.

xnem dijo...

El año pasado por estas fechas una amiga francesa me confesó “que en realidad era musulmana” y por lo tanto estaba haciendo el ramadán. Me contó algunas cosas que “justifican” ese no comer hasta que se ponga el sol. No es simplemente hacer “limpieza” del cuerpo, es ponerse en el lugar del que pasa hambre.

METIS dijo...

en teoria pueden empezar a comer a partir de las 8. lo se porque tuve una compi musulmana en el trabajo que acababa a las 20 horas y exigio acabar a las 7.30 para ir a preparar la cena y tenerla lista media hora despues. Al no aceptar la jefa se despidió induciendo que eramos racistas.

yo no sacaria conclusiones precipitadas.

besos

Anónimo dijo...

Buenos dias, ayer me pase por aqui y no deje mi comentario pero hoy quise hacerlo, como dice Xnem, el ponerse en el lugar del pobre es uno de los objetivos del ramadan.
Lo del horario en el cual ya se puede comer es indefinido, no es una hora exacta, es el momento puesta del sol, por ejemplo aqui y ahora es a las 6h20 mas o menos, en España puede ser mas tarde o mas temprano, pero segun la religion, no se debe ni coemr ni beber ni tener relaciones sexuales desde el alba hasta la puesta del sol.
Un beso, me gusta tu blog
Maggy

if dijo...

Toro, es que no me parecía lógico que alguien llevase una fiambrera de comida en un viaje tan corto. ¡Qué poco poético estás hoy! ;)

Xnem, su`pongo que habrá quien lo hará por devoción, otros por costumbre y algunos por la presión social.
Nosotros, lo más parecido que tenemos es la Cuaresma, y no soporto que alguien me mire mal por comer carne mientras se está comiendo un plato de marisco. Eso ni es ayuno ni es nada.

Metis, joder con el racismo. Pide tú fiesta todas las mañanas de 12 a 12 y media para rezar el Ángelus, a ver que te contestan.

Maggy, ¿anochece a las 6 y 20? O vives muy al norte o muy al sur. O yo no me entero de a qué hora anochece aquí. Bienvenida :)

TOROSALVAJE dijo...

If, acabo de subir de la calle, y he visto a un niño comiendo un helado, es posible que tenga calor?, jajajajajaja

Besos.

Por cierto estoy de tu verificación de la palabra, aggg

if dijo...

Tomó el helado
con sus pequeñas manos.
Sintió el frío en su boca,
entre sus dientes y sonrió.
Pequeño resto del verano
entre la brisa otoñal que nos rodea.

¿Te he imitado bien?

¿En serio quieres que quite la palabra de verificación? ¿Y si se me llena el blog de publicidad?

xnem dijo...

yo no tengo letritas y hace mucho que no me llega publicidad. Haga la prueba a ver que pasa, luego se puede volver a poner.

La imitación de toro no es mala, pero le falta un poco de gas.
Helado con gas se entiende, y con chorizo y pistacho y un poco de fabada con mucho ajo.

TOROSALVAJE dijo...

If, como te pille lo que hacía el niño con el helado va a ser poco en comparación con lo que haré contigo, jajajajajajajajaja.

Un beso.