miércoles, 31 de mayo de 2006

La norma, lo normal


Me gusta estar sola.
A menudo, cuando estoy con gente, deseo estar sola.
Se que si lo supieran se sentirían despreciados, pero no es por ellos, es por mí.
A veces me siento culpable de por querer estarlo, porque no es la norma. Y salirse de la norma se paga.

No es la norma que me encante dejar de oir, dejar de ver, dedicarme sólo a pensar en mis locuras.
Eso es imposible de hacer si estoy rodeada de gente preguntándome qué me pasa y diciéndome que siempre estoy en mi mundo.

No es la norma preferir estar sola siempre.
Lo normal es preferirlo sólo de vez en cuando. Muy de vez en cuando.

Me han dicho mil veces que ése es mi caracter, que no puedo cambiarlo, que debo aceptarlo tal cual es.
Pero ser siempre la diferente mina cualquier buena intención.

------------

Y otro día os hablaré de Christopher Boone, alguien que también prefiere estar siempre solo.

lunes, 29 de mayo de 2006

sábado, 27 de mayo de 2006

Luna nueva

Hace unos meses dediqué un post a la Luna llena.
Todos los meses hay una pero, no se por qué, aquella fue especial. Quizá porque quería darme un momento de paz antes de la siguiente caida.

Hoy le toca el turno a la Luna nueva. Sin foto, sin poesía.

En días como hoy nadie mira hacia arriba. La luna simplemente deja de existir. Como dejamos de existir nosotros algunos días. Desaparecemos para todos. Nos damos la vuelta, nos apartamos de la luz y nos olvidan por unas horas.

A la luna se le pasa en pocos días. A nosotros puede durarnos más. Depende del tiempo que decidamos apartarnos de la luz. Y depende de lo que los demás nos busquen.

Yo he estado siempre apartada de la luz, asomándome de vez en cuando por si alguien me veía. Pero no podían verme. Nunca lo habían hecho y no me esperaban. No sabían verme y yo no sabía mostrarme.
He sido como una luna nueva.

Ahora apenas empiezo a ser cuarto creciente.
Pero mientras la luna, en cuanto comienza su ciclo, sólo puede brillar más cada día, yo avanzo y retrocedo cada minuto. Asomo la cabeza a la luz y la escondo. Otro día saco un brazo y lo vuelvo a guardar. Otro, si estoy muy lanzada, medio cuerpo.

No creo que llegue a ser nunca una luna llena, no es mi estilo, pero sí me gustaría ser un cuarto de luna. A veces creciente, a veces menguante. Pero no ser nunca más una luna nueva.

viernes, 26 de mayo de 2006

Vuelve pronto

Hace unos tres meses conocí a una chica en un foro. Sus post siempre me parecían muy divertidos. Un día comenzamos a hablar por msn y nos empezamos a llevar muy bien.
Al poco de empezar nuestra amistad me pasó algo y me rompí. Ella me ayudó mucho a sobrellevarlo, me hizo reir para poder olvidarlo algún rato, daba la vuelta a cada frase negativa que yo decía... Se convirtió en una buena amiga.

Hoy me ha mandado un correo diciéndome que por circunstancias ya no tenía internet en casa y ya no íbamos a poder hablar. Nos mandaremos correos o mensajes de móvil, quizá alguna llamada, pero no va a ser igual. La voy a echar mucho de menos. Nunca creí que en tan pocos meses iba a encontrar gente a la que querer y a la que iba a echar de menos de esta manera.

¿Ahora quién me va a mandar tareas? ¿Y quién me va a hacer reirme de mis desgracias?

jueves, 25 de mayo de 2006

Con la voz y la palabra (XIV)

¡Habla más bajito, amor,
que la tarde nos ha oído
y el rostro se le ha teñido
de nacarado rubor!

Ildefonso Manuel Gil

miércoles, 24 de mayo de 2006

Tengo tarea (III)

No estoy bien. Esta tarde he tenido que llamar a dos amigas desde el trabajo para poder acabar la jornada.

Pero hoy no quiero hundirme en la autocompasión como hago habitualmente. Hoy voy a hacer la tarea que me puso MJ hace unos días, mis sonrisas.

Propuso que hiciese una lista con todos vosotros y que cada uno me pusiese un chiste o comentario gracioso, una sonrisa. Si quereis podeis hacerlo, pero yo he decidido cambiar la tarea un poco.
Voy a poner una lista con las personas que me provocan sonrisas y por qué. He hecho la lista en el trabajo, para compensar el estrés.
El orden es simplemente el que ha aparecido en mi cabeza, no es una clasificación.

Mis sonrisas

MJ, siempre das la vuelta a todas mis neuras, a todos mis problemas, buscando el lado positivo. Y siempre lo encuentras. Además inventas símiles relacionados con el mundo de Harry Potter a cualquier situación o persona, y eso siempre me hace reir.

Kayra, porque cuando nos juntamos sacamos a pasear a nuestro ejército republicano y nos echamos unas risas.

X., porque siempre aparece en mi cara una GRAN sonrisa cuando me hablas de G. No me canso nunca de escucharte.

Cyan, la reina de las risas. Es imposible que me mantenga seria cuando hablo contigo. Acabo riendo y bromeando aunque no quiera.

Dr. House. Cómo no reirme con su ironía y sarcasmo. Tengo tanto que aprender de él.

Pablo Motos y compañía. Cada día me levanto riendo gracias a su programa de radio. Soy una hormiga.

Piter, cada vez que me llamas niña sonrío, aunque te haya dicho mil veces que no me gusta que me digan así.

Aliara, por tus post de chistes.

Marcel, porque de vez en cuando nos regalas un post realmente divertido, como la carta de Nicole de ayer.

Xnem, no puedo evitar sonreir cada vez que me hablas de los cuencos tibetanos.

Luis Piedrahita, el rey de las cosas pequeñas
. Su libro de monólogos, que voy prestando por ahí, hace que me miren en el autobús porque no puedo parar de reir. Un cacahuete flotando en una piscina, ¿sigue siendo un fruto seco?

Los chicos de Friends. He visto los capítulos decenas de veces, y sigo riendo.

Mi prima R. y su peculiar manera de explicar las cosas, como cuando me dijo que estaba "un poquito" embarazada.

Mi amiga R., una malagueña que siempre insiste en que ella no cecea.

El Koala. Se que me vais a criticar, pero me encanta la canción de Opá, yo viacé un corrá. Me río muchísimo y además reconozco su acento como algo cercano. Cateto pero cercano.

Maiams, sonrío cada vez que me recuerdas que este verano nos veremos en el Rincón.

Severus Snape cada vez que castiga a Harry Potter, sobre todo cuando le dio un capón en la última película. Se lo merecía.

Seth, porque es un desastre de chico perfecto.

Mary Poppins. Siempre que la veo tengo que cantar las canciones. Parezco una cría pero me encanta.

Siniestro Total, sobre todo la canción de Pueblos del mundo, ¡extinguíos!. Todo un himno en mis tiempos en la facultad.

Spike cada vez que le veo bailar en el capítulo musical de Buffy, la cazavampiros.

Y todos los que dejais comentarios. Cuando veo la bandeja del correo llena siento que lo estoy haciendo bien, que alguien me entiende, que no soy tan rara, y sonrío.

lunes, 22 de mayo de 2006

domingo, 21 de mayo de 2006

sábado, 20 de mayo de 2006

Tengo tarea (II)

Hace semanas que me pusieron dos tareas nuevas. Una más fácil que la anterior (Tengo tarea (I) ) y la otra mucho más dificil. Ayer me mandaron otra, que tendrá que esperar su turno. Empiezo por la fácil y más adelante veré si puedo con la otra.

La tarea consiste en poner algo alegre, por ejemplo hombres que me parezcan atractivos. Y pongo dos. No pude elegir.

El hombre más atractivo de todos los tiempos es Paul Newman en La gata sobre el tejado de zinc caliente.

Hace de un personaje atormentado por su familia, su esposa, sus dudas sobre su sexualidad, su aparente impotencia.

Tanto la película como la obra de teatro (mucho más explícita) son muy buenas.



Elizabeth Taylor también lo hace muy bien, pero aquí hablamos de hombres.

Él con su pierna escayolada, sólo tapado con la toalla, cojeando... y todas esperando que se caiga.

Simplemente perfecto.


En otras películas también está muy bien, pero en e
sta es insuperable, por ningún otro, en ninguna época. Tanto su interpretación como su atractivo.


El segundo es Alan Rickman. No se si todos le conocereis. No es tan famoso.

Interpreta a Severus Snape (mi adorado Severus Snape) en los libros de Harry Potter.

Por cierto, yo odio al niño Potter.


Su personaje es irónico, borde, cruel, inteligente y misterioso. Muy atractivo pero poco conveniente.



El típico hombre que nos atrae pero no nos conviene. Vosotras me entendereis.


Realmente el personaje no es físicamente atractivo, pero su
personalidad me atrae y el actor que lo interpreta también.


Le descubrí en La jungla de cristal. Hace del malo, por supuesto.

Pero sus mejores papeles son dos.


El sheriff de Nottingham en
Robin Hood, Príncipe de los ladrones, en la que, literalmente, se come la actuación de Kevin Costner.

En esta película hace del malo más divertido de la historia del cine. La escena final de su muerte es totalmente histriónica.


Es curioso como Costner se toma su papel tan en serio y Rickman y Morgan Freeman hacen una película cómica. Son dos grandes.















El segundo personaje que me encanta es el del coronel Brandon en
Sentido y sensibilidad.

Hace de un hombre que sufrió un grave desengaño amoroso, pero que no pierde las esperanzas. No está desencantado ni amargado. Y debe enseñarle eso a una joven que cree que el amor ha acabado para ella.



Y, MJ, se acabó la tarea de hoy. No se como haré la siguiente. Trata sobre Palas Atenea, la diosa griega, y necesito más tiempo. Tengo la mitología bastante abandonada, pero prometo hacerla.

viernes, 19 de mayo de 2006

Con la voz y la palabra (XII)

A cada lágrima trato de encontrarle un nombre.

Manuel Esteban

En un solo segundo


Durante un rato me siento tranquila.
Respiro despacio, el corazón late a su ritmo, disfruto de la música, puedo seguir una conversación.

Y en unos segundos todo se cae.
El corazón se desboca, mi mente es un torbellino, la respiración se acelera, no entiendo, no hablo.

Toda la tranquilidad, toda la felicidad, se esfuma en un momento.

Lo que creía solucionado, lo que creía superado, se lanza sobre mí hasta casi ahogarme.

Y entonces surgen las lágrimas y me aparto del mundo.

miércoles, 17_mayo_2006

jueves, 18 de mayo de 2006

Con la voz y la palabra (XI)

No es el libro quien esculpe tu nombre,
es la muerte.

La muerte es quien esculpe tu nombre ,
ciudad innominada

Elena Pallarés

miércoles, 17 de mayo de 2006

Idiota

Hace un momento se me ha parado el corazón.
Inmediatamente después ha comenzado la taquicardia, que aún sigue ahí, recordándome lo estúpida que soy.

Aquí abajo está el post que escribí el 5 de mayo, hace 10 días.
Como veis aún me siento así.

No se porqué me atrevo a publicarlo ahora.
Quizá sea porque el corazón hoy no me funciona correctamente. Pero lleva sin hacerlo desde mediados de marzo. O puede que lleve sin hacerlo toda mi vida.

Estoy haciendo esfuerzos por calmarme, por no llorar.

Quizá me arrepienta de ésto, en unos días lo sabré.

Idiota

¿Alguna vez os habeis sentido idiotas? Yo me siento así ahora mismo.

Este post no es de la fecha en que está publicando. Es anterior.
No se cuando lo publicaré, pero no ahora.
Supongo que cuando deje de sentirme tan idiota.

Estoy muy repetitiva con la palabrita, lo se, pero ahora mismo ella sola llena mi cabeza.

Me propongo cosas para hacer, y sobre todo para NO hacer y no las cumplo. Y eso me daña. Pero no puedo evitarlo.
Después me arrepiento, me riño, y vuelta a empezar.

Tengo que dejar de hacer cosas que me hagan daño, aunque las desee. Pero las deseo tanto.

Tengo que dejar de desear las cosas que me hacen daño, pero no puedo. Y os aseguro que llevo mucho tiempo intentándolo.
Una vez incluso me puse un gran cartel delante de lo que no debia hacer con un gran NO escrito. Funcionó por unos días pero pronto creí que el mal momento había pasado y lo quité. No había pasado.

Por eso me siento idiota.
Porque se lo que debo hacer y no lo hago.
Porque se lo que no tengo que hacer y lo hago.
Porque me siento como si fuese una cría descerebrada de 15 años.

Tengo que lograrlo, como sea.

Y no, no son drogas, pero estoy enganchada como a una droga.

martes, 16 de mayo de 2006

Con la voz y la palabra (X)

Por estos caminos de mi tierra,
largos de sed, asolados de parajes,

los árboles han muerto en el exilio.


Miguel Luesma Catalán

lunes, 15 de mayo de 2006

Aburrida


He vuelto. Al menos por hoy.

No era ésto lo que pensé que escribiría a mi vuelta cuando decidí parar unos días. Lo que me hubiera gustado es volver publicando algo que escribí aquel mismo día y que no me atreví a colgar.
Lo tengo guardado, ahí, escondido, esperando su oportunidad.
Quizá cuando deje de sentir lo que explico en él lo saque a la luz. No creo que pueda antes.

Hace un rato he salido de un foro en el que participo, me he desconectado de msn, he dejado de mirar blogs... He parado.
Hace apenas unos meses habría tenido muchas cosas que hacer, pensar, leer..., pero ahora no hay nada.
Estoy aburrida de lo que pienso, de lo que siento, de lo que soy.
Estoy aburrida de mi vida.

Aunque pudiera, ahora mismo no me conviene cambiarla. Mi cabeza necesita tranquilidad, calma, monotonía. Aburrimiento.
Cuando mi cabeza me lo permita no se si seré capaz de hacerlo.
Nunca he sido capaz.
Nunca lo he intentado de verdad.


Con la voz y la palabra (IX)

Es incierto tu mar,
pero nada hay más hermoso
que su incertidumbre

Teresa Agustín

domingo, 14 de mayo de 2006

Con la voz y la palabra (VIII)

Le picó una abeja.
No la alcanzó su autodefensa
pero no quedó ni una
de las flores que la alimentaban.

Francisco Ruiz

viernes, 12 de mayo de 2006

jueves, 11 de mayo de 2006

Estoy enfadada

Anoche dormí 8 horas, aunque no se por que.
Ayer mi estado de ánimo no era muy bueno.
Estaba triste, preocupada y enfadada.
Sobre todo enfadada.

Lo peor de todo fue que no pude desahogarme con la persona causante del enfado.
Quizá me de una explicación convincente y se me vayan las ganas de gritarle.
Aunque es altamente probable que su explicación me enfade aún más.

Cuando estoy preocupada de verdad por alguien, por su estado de salud, y esa persona desaparece, me cabreo. Mucho.

Supongo que es un mecanismo de defensa, para disminuir la angustia.

Solo se que cuando vea a esa persona...
Prefiero no pensarlo.

Se que dije que en unos días no iba a escribir nada mío.
Ahora, después de dos post, parece que fue una mentira para llamar la atención.
No lo fue.
Es que esto me supera y necesitaba desahogarme.

Con la voz y la palabra (V)

La revolución no será televisada.
Las barricadas surgen sin que nadie lo decida.
La revolución empieza
dentro de ti que estás leyendo.

David Mayor

miércoles, 10 de mayo de 2006

Con la voz y la palabra (IV)

De regreso volver con la mirada
a tocar los recuerdos más presentes
en la palma del beso más antiguo
más antigua la mano regresada.

José Luis Alegre Cudós

martes, 9 de mayo de 2006

Un mal día

Esta mañana ha muerto una de mis compañeras de trabajo.
Tenía unos 60 años y era la segunda vez que padecía cancer.
Ésta vez ha perdido.

Cuando nos lo han dicho a todas nos ha sorprendido, como si fuese excepcional que la gente muera.
Estaba enferma. Podía curarse o morir. Esa posibilidad existía.
Puede doler pero no tiene por que sorprender que alguien enfermo muera.

Siempre me han dicho que me tomo la muerte de una manera demasiado fría.
Me duele, como a cualquiera, que alguien cercano muera. Pero no es algo que aparte de mi mente como si no fuese a ocurrirle a nadie jamás.

Cuando murieron cada una de mis abuelas, alguna de mis amigas me recriminó que hablara de ello con ligereza.
Lloré su muerte, pero la muerte de un anciano es natural. No se por que no se puede hablar de ella libremente, sin tapujos, sin seudónimos.

Tenía 14 o 15 años cuando comprendí realmente que significaba morirse. Antes de eso lo veía como algo demasiado lejano.

Recuerdo que pasé días sin dormir, como si fuese a cerrar los ojos para no abrirlos nunca más.


Después, como hacemos todos, la aparté de mi cabeza hasta darme con ella de bruces a los 19 años.
Fue un choque brutal.

Desde entonces me sigue dando miedo, pero no la ignoro.
Está ahí, para todos.
Queramos o no.

Con la voz y la palabra (III)

Suelto a mis perros en los días tristes
y les digo: "Husmead en la espesura,
corred las bestias": Y del fondo oscuro
salta un pájaro azul resplandeciente.

Rosendo Tello

lunes, 8 de mayo de 2006

Con la voz y la palabra (II)

¿Por qué soy tan feliz, dios santo,
si sólo llevo la muerte encima

y las cuatro monedas de mi salario?


Manuel Vilas

domingo, 7 de mayo de 2006

Con la voz y la palabra (I)

De cada residente mundial hay que hacer un poeta,
y hasta entonces...
...ninguno de los abetos abandonaremos la lucha.

Emilio Gastón

Con la voz y la palabra

Estos días no puedo poner mis textos, no me atrevo, así que voy a poner los de otros.

Como hace un año, el ayuntamiento de Zaragoza ha llenado el centro de la ciudad con poesía hecha por autores aragoneses.
Copié las que más me gustaron hace un par de meses y voy a aprovechar para ponerlas ahora.
Voy a poner una cada día.

Espero que os gusten.

jueves, 4 de mayo de 2006

Mediterráneo


¿Puede una persona del interior añorar el mar como si fuera algo suyo?


Cada año espero la llegada de las vacaciones para ir a Málaga.

De niña me quedaba todo un mes. Ahora una semana, a lo más quince días.


Cuando bajo del tren veo a mi familia esperándome. Les beso y entro rápidamente en el coche, impaciente por verlo, por olerlo.

Cuando el coche gira y él aparece, bajo la ventanilla e inspiro profundamente.

El aroma de la sal me invade.

El color azul, los distintos azules, acaparan toda mi atención.

Mi familia me habla pero apenas les escucho.


Seguimos por la carretera hacia el este.

Y lo sigo viendo, intermitentemente, entre los cerros.


Cuando llegamos se que todavía tendré que esperar todo un día para acercarme, para tocarlo.


Y el momento llega.

Borro las sombrillas, los turistas, los vendedores que gritan su mercancía.

Sólo queda el olor de los espetos y del salitre.


Entro en ese agua, siempre fría (gracias, corrientes), que me hace contraer todos los músculos del cuerpo.

Y meto la cabeza, abro los ojos y sonrío.


De nuevo estoy en casa.



martes, 2 de mayo de 2006

Crónica de Barcelona

El domingo vi el mar por primera vez en meses. Fue desde la ventanilla del tren. Un buen presagio para mi fin de semana.

He pasado en Barcelona 55 horas, de las cuales dormí apenas 11. Algo más de mi media pero mejorable.

Lo primero que piensas al llegar es que todo el mundo va a hablar en catalán. Gran error.
Los idiomas más hablados son español, chino, inglés, pakistaní, alemán... Casi de todo.
En los tres días que he estado apenas he oido catalán. Primera sorpresa.

Mi primera visión de la ciudad la salir del metro fue el Dunkin Donuts en el que había quedado el día siguiente. Segundo buen presagio, al menos no me perdería.

Lo segundo que vi fueron los puestos de flores llenos de rosas. Eso es malo, muy malo.

He andado mucho, me ha dado el sol y sobre todo he ido cada día a ver el mar.
El mar me produce tranquilidad, hace que me olvide de todos mis problemas al menos por un rato.

El domingo por la noche fui a una pequeña sala en la que había un pase de fotos y video con música en directo.
Cuando llegué estaba cerrada y pensé que me había equivocado de día o de hora, pero no.
Volví a la Rambla del Raval y me senté en un banco a escribir ésto mientras esperaba a que la abrieran. No me gusta entrar en los sitios cuendo están medio vacíos, sobre todo si voy sóla, como era el caso.
Era casi la hora pero decidí esperar algo más.

Pensé en volver a la mañana siguiente para ver el ambiente de ese paseo durante el día.
De noche sólo hay minibotellones de turistas e inmigrantes pakistaníes o indios ofreciendo latas de cerveza que yo rechacé amablemente.
He dejado de beber. Órdenes de mi psiquiatra.

A las 10:58 volví a la sala. No sabía si serían puntuales pero yo lo soy.
Cuadriculada hasta para llevar a cabo mis impulsos. Otra contradicción.

El lunes fue claramente un día dios. No podía ser de otra manera oiga, a pesar de lo mala que fue la película del IMAX (uu ).
Lo siento por los que no entienden este párrafo, pero es sólo para iniciados.

El martes ha sido día de compras y un largo paseo.

Tres días tranquilos en una ciudad aparentemente tranquila.
No resulta tan opresiva como Madrid y parece que todo sea más lento y con menos aglomeraciones.
Supongo que sólo lo parece, pero yo lo he visto así.

Se que tardaré mucho en volver a hacer otro viaje, pero también se que si puedo lo haré sóla.
He descubierto que me encanta la libertad que eso me da.

¿Es la libertad para mí estar sóla en un lugar desconocido? Probablemente.