domingo, 27 de agosto de 2006

Infierno

He visto uno de los nueve círculos del infierno

El cuarto, el de la avaricia

Y se llama El Ejido



Plástico hasta donde se pierde la vista.

Hombres afanándose en robar

hasta su último rayo al sol,

hasta su última gota al agua,

hasta su última mota a la tierra.

10 comentarios:

Stefy dijo...

Yo no soy ejidense, soy abderitana, pero he vivido en ese pueblo y sinceramente, lo que pasa en ese pueblo no son cosas normales. La avaricia de las personas no tiene límite. Han llegado al extremo de contaminar tanto el entorno, que pese a ser el pueblo con más natalidad de España, también es en el que más abortos hay. El hospital, conocido como "La maestranza" (entras a pie y sales a hombros) es una mie*da. Hay una inseguridad ciudadana increíble. Con decir que no puedes pasear por el pueblo cuando cae el sol, os hacéis una idea de lo que allí se cuece.
Como bien ha dicho If, es el círculo de la avaricia ¿Dónde se ha visto que haya tantos bancos en tan pocos metros? ¿Y tantos buenos coches?
A los habitantes de El Ejido los conocen como "los indios", porque no hay nadie que fuese del campo de Dalías cuando no era nada más que eso...Así, que se dejen de "Caza del moro" y de idioteces, que ellos son tan inmigrantes como los de otros países
Lo bueno de ésto, es que el cultivo bajo plásticos no durará eternamente y en poco tiempo, El Ejido volverá a ser tierra de legañosos como antaño...
Besos
P.D.- Ahí queda eso ;)

Vita dijo...

No puedo hablar mucho sobre algo de lo que no sé (más de lo que dicen los medios de comunicación). Me callo y leo. If, dices que alucinaste con lo que viste allí. Yo también me sorprendo y alucino. Me sorprende (quizás no debería) que los humanos nos movamos por el interés hasta ese punto.

TOROSALVAJE dijo...

Sólo hablo de referencias, hoy sumo la tuya, y parece ser que algo difícil de creer si no lo ves.

Un ejemplo claro de lo que el dinero puede llegar a hacer con la naturaleza y las personas. Una aberración sin fin, donde no se respeta ni a la tierra, ni a las personas, ni al medio ambiente, nada, todo vale por dinero.

Somos el peor animal que habita la tierra.

Besos.

amelche dijo...

Primero pensé que eran todo edificios, luego me di cuenta de que era plástico.

xnem dijo...

Cuanta razón tienes! Y además plástico! ese material tan difícil de neutralizar, que contamina allí donde se posa.
En esa zona hay algunos de los lugares del mundo donde no me encontraréis si un día me pierdo. Creo recordar que incluso uno de esos pueblos atiende por el nombre de Valle Hermoso.

if dijo...

Stefy, cuando me contaste lo de los abortos causados por los pesticidas... ¿No se dan cuenta? ¿No van a parar?

Vita, estaba adormilada en el autobús y cuando abrí los ojos y ví aquello ya no los pude cerrar. Es demasiado espantoso. Infierno fue la primera palabra que me vino a la cabeza.

Toro, realmente si no lo ves es imposible imaginarlo. Yo lo había visto por la tele y la sensación se parece tanto como un pinchazo en el dedo a un disparo en la cabeza.

Amelche, un círculo de plástico, y la gente vive en medio.

Xnem, no me busques allí a mí tampoco.

Lena dijo...

Sin palabras. No creía que esto pudiera llegar a tal extremo; nunca había visto esta imagen ni nada parecido a esto.
Cero atractivo, cero reclamo; al menos para mi.
Un beso If.
Lena.

Stefy dijo...

Y habláis sin conocer...si hubieras estado allí, sabríais que es peor de lo que parece ;).
Besos

Vanesa dijo...

Hola if, yo respeto la opinión de todos pero si soy sincera no la comparto, yo vivo muy cerca de El Ejido, estoy de acuerdo que la vista no es muy hermosa que digamos, pero hay una realidad y yo la acepto Almería vive de la agricultura y como tal es normal que en muchos puntos de la provincia aya invernaderos a mogollón ya que vivimos de eso. Que la gente vive en medio de los invernaderos, pues es normal cuanto mas cerca estas de tu trabajo mejor y aquí la gente intenta tener la casa cerca de su trabajo.
Que el plástico es un material difícil de neutralizar pues estoy de acuerdo, pero hacer un invernadero con otro material que no sea plástico cuesta muchísimos millones, si ya cuesta millones con plástico imagínense con otro material y es algo que hoy en día no sale rentable, ya que la agricultura ha bajado mucho y hay muchos gastos y menos ganancia.
También estoy de acuerdo en que no es sano vivir entre tantos invernaderos pero es una forma de vida, lo mismo que otra.
Yo no lo veo como un infierno lo veo como una forma de vida, ya que si vivimos de la agricultura es normal estar rodeados de ella.
Además he de añadir que la vida de un agricultor es muy dura, demasiado pero que hacemos, la vida es así.
Saludos
:)

if dijo...

Lena, cuando pasé por allí hace unos días me sorprendió tanto que no podia apartar la vista de los invernaderos. Cuando busqué fotos para este post y encontré esa me di cuenta de la magnitud de lo que habá visto.

Vanesa, sé que la agricultura es la única economía allí, pero todo tiene un límite. La sobreexplotación de la tierra, y sobre todo del agua, se paga. Vivo en un desierto justo al lado del Ebro, y cuando oigo que quieren hacer un trasvase hacia Valencia y Almería me pongo enferma. No quiero ser cómplice de esa degradación. Como he dicho antes, todo tiene un límite, y el suyo lo pasaron hace años.