lunes, 15 de mayo de 2006

Con la voz y la palabra (IX)

Es incierto tu mar,
pero nada hay más hermoso
que su incertidumbre

Teresa Agustín

10 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

La atracción de lo inesperado y de su misterio.

Besos.

vylia dijo...

Está precioso. Me deja una sensación inefable pero fuerte. Un gran abrazo.

Dr. Espinosa dijo...

Qué maravilla de verso.

samcorco dijo...

Me encantan los versos profundos que huelen a mar. Un besote con salitre y sudor.

mari jose dijo...

El mar a veces es un reflejo de nuestro estado de animo, quiza estas en el umbral de la puerta de tu casa, sin saber muy bien hacia donde conduce el camino de tu vida, ni que cosas buenas te depara aun, ya que las malas las conoces, las estas combatiendo y cada dia se doblegan mas ante tu constancia y tu fuerza:)Animo!!

if dijo...

toro, el misterio nos atrae, pero cuando descubres la verdad que hay detrás casi siempre defrauda.

vylia, gracias. Me encantó hablar contigo. Un beso.

dr. espinosa, bienvenido. Me alegro de que te guste.

samcorco, otro para tí de marea alta y corrientes.

MJ, cari, siempre animándome. Últimamente ando un poco baja de fuerzas, pero voy mejorando.

Neus dijo...

Pues a seguir mejorando que te echamos de menos... Un beso guapa!

María dijo...

Ayer fui a ver el mar.
Me fascina algo tan inmenso que mi vista no es capaz de abarcar.
Ayer me sentí pequeña e insignificante por un segundo; luego comprendí que aquella visión era sólo para mí. Entonces me sentí la persona más importante del mundo.

almaenamorada dijo...

Dentro de toda incertidumbre se esconden esos misterios que nos hacen latir a mil ..
=)
saluditos y mi gracias por tu visita!
=)

if dijo...

neus, otro para tí. Cuando empecé el blog nunca creí que nadie me echara de menos si un día no escribía, ni que yo pudiera echar de menos a los demás. Me equivocaba.

maría, cada vez que veas al mar le das un saludo de mi parte y le dices que voy pronto. Yo también me siento importante, única, cuando estoy enfrente, respiro hondo, y sonrío.

alma, algunos misterios me hacen latir a mil estos días. Pero cuando descubro la verdad, tal y como le digo a toro, casi siempre me defrauda. Mi mente es demasiado loca para coincidir con la realidad.