martes, 13 de enero de 2009

La increible vida campestre de Pepe y Pepa

Pepe y Pepa son una pareja de recién casados a los que vemos sólo en Navidad. Vivían en los alrededores de una gran ciudad pero decidieron "disfrutar" de la vida campestre. ¿Disfrutar? No dormir cuando pare una oveja, no tener calefacción, tener que recorrer 15 kilómetros para poder comprar comida o hablar con alguien, tener que aprender a hablar en una entelequia para que los demás sólo te medio entiendan, vivir de prestado en casa de conocidos hasta que consigas la tuya en un futuro futurible, tener el mismo proyecto de vida un año tras otro sin llegar a conseguirlo y mientras ir puliéndote los ahorros...



Pepa y Pepe son felices. Espero que les dure, de todo corazón, pero que un urbanita se convierta en granjero (sin granja) de la noche a la mañana es prácticamente imposible.

7 comentarios:

María dijo...

Los urbanitas, tarde o temprano, acaban echando de menos el asfalto bajo sus pies. Espero que se les pase (cuando llegue) y que sigan disfrutando de la vida.

TOROSALVAJE dijo...

Les deseo lo mejor, y toda la suerte del mundo.
La van a necesitar.

Besos.

dsdmona dijo...

Yo me consdero urbanita, me gusta pasar algún tiempo en el campo para descansar y desconectar pero sé perfectamente que no me adapatría a vivir todo el año ahí, aislada, sin poder ir al cine o al teatro, dependiendo de un coche o medio de transporte para poder conseguir una barra de pan.

Suerte, la necesitarán

D.

Qymera dijo...

Para ser de ciudad son un poco extremistas, ¿no? ¿No había algo intermedio? Los urbanos no valemos para ser rurales... Demasiado acostumbrados a las comodidades... Que menos que desearles suerte...

Un beso

Metis dijo...

a todo uno se adapta, yo vivi en el campo y ahora soy de barrio (a la categoria de ciudad no llega). si se puede al contrario, porque no ellos?

pues a mi me dan envidia, que quiers que te diga, ahora veo lo feliz que era en mi infancia, entre vacas, ovejas y cerdos. Los animales de ahora son peores.

un beso.

ppor cierto, has visto que leo? pero no se si lo acabo de coger del todo. Y yo abogo por que es mujer.

xnem dijo...

nada es imposible, el mundo no se hizo en dos días.

El campo lo único realmente revolucionario que nos queda, tener un huerto y comer de lo que plantamos y criamos.

Anónimo dijo...

Pero a ver...que dicen??
Si los urbanitas son las personas que mas dependen de los coches...si cogen el coche hasta para comprar el periodico los domingos...
Si los urbanitas son los que menos se relacionan con otras personas...ni se miran a la cara al cruzarse, viven solos en su mundo...
Que les pasa?? que los del campo no van al cine, ni de copas, ni hablan con la gente, ni van de tapas??
Les recomiendo salir un poco mas e investigar...Que no todo es ciudad y asfalto...ni en el campo son todos incultos o catetos...