miércoles, 7 de febrero de 2007

Zgz 5.0 Otra vez ella

Hace un año escribí algo sobre ella y un par de meses después lo publiqué.


Vuelo en círculos sobre la ciudad.
Veo los coches circular como hormigas siguiendo un rastro.

La gente se convierte en masas hirvientes de puntos de colores.

Las pocas zonas claras son tejados o fuentes.


Me canso de la monotonía del viaje.

Desciendo y me tumbo a dormir.

Todos pasan de largo sin verme.

Me he convertido en piedra.


Sólo de vez en cuando alguien me ve.

Se nota en sus ojos de pupilas dilatadas que acaba de salir del cine Eliseos.

Las películas les hacen mirar a su alrededor.

En algunas ocasiones incluso les hacen ver cuando miran.


Unas veces me miran con ternura, como mirarían a un bebé.

Otras con envidia, como si quisieran tumbarse a mi lado.

Las más, con asombro, como si nunca se hubieran parado a observar cómo duerme otro ser humano.

Están tan solos.

Ha pasado un mes tapada con sacos de arena, tubos, mangueras, una mini excavadora... Hubo un reventón justo delante de ella y durante unas horas el centro de Zaragoza se convirtió en una pequeña laguna. Cada día que pasaba pensaba en qué pasaría si algún obrero descuidado la rompía, pero ha sobrevivido.

Está en el cruce entre la Gran Vía, el Paseo de Sagasta, el Paseo de las Damas y el Paseo de la Constitución, en medio de un paso de cebra, rodeada de coches...

Ella, la mujer dormida frente al cine Eliseos.

10 comentarios:

robertö dijo...

Me impresionó el
"están tan solos" del final.

También aplicable, al menos para mí, dando vueltas por los blogs que frecuento.

Un abrazo. Gracias por tu comentario del otro día, sobre lo de Emoto.

vylia dijo...

La recuerdo bien. Me alegra que siga viva.

Un abrazo If.

bettyylavida dijo...

Y cuánto ha cambiado todo, verdad? a mí me gusta volver a visitar sitios y recordar que todo puede cambiar mucho desde la última vez que visitas un sitio, que siempre habrá un cambio que te haga, a lo mejor contemplarlo con los mismos ojos, pero verlo de otra manera, no sé si me explico

besos if

María dijo...

Me dan un miedo los obreros... es como cuando tienes que operarte; están allí, tienen que hacer su trabajo, pero todo es vulnerable a lo que ellos hagan, cualquier paso en falso puede ser fatal...

TOROSALVAJE dijo...

Ya me acuerdo, lo he vuelto a mirar, con que cariño te comentaba entonces, ahora en cambio a la que te despistas, colleja, es que la confianza da asco.

Un beso, me alegro por la estatua y por tí.

xnem dijo...

Recuerdo perfectamente el post de la mujer dormida frente el cine Eliseos, quizá ese “Vuelo en círculos sobre la ciudad” fue la clave para que volviera a este blog.
Parece que fue ayer pero cuantas cosas han pasado desde entonces, en esa época yo ni siquiera sabía que el príncipe tuviera una cuñada, bueno antes de ayer tampoco.

Siempre pensé que la “mujer que duerme” tenía mas de Mary Poppins que de “homeless”.

¿Ponen buenas pelis en el Eliseos? A veces la gente va al cine para sentirse menos solo.

amelche dijo...

Menos mal que ha sobrevivido... Como dice María, nunca se sabe.

Xnem: Me ha salido Cuenca en las letras: QNKcqp

METIS dijo...

sera que la pelicula debio de ser muy mala.

y no placa diciendo el porque de esa escultura? razon debe de haber..

besos

Darkhorse1974 dijo...

Bonitas letras. Pues si, es raro que no la hayan dañado, ya se sabe el poco cuidado que se tiene con las cosas, cuando se realizan obras.

Un abrazo

Mitsu dijo...

Lo que ignoran los ojos ciegos de los que no duermen es lo que realmente existe en nosotros. Muchos no lo comprenden, pero algunos dormimos tranquilos, tú, yo... porque yo, pese a casi no conocerte, sí te aprecio.

Mi mano tendida.