viernes, 2 de febrero de 2007

Lógica borrosa

Hace unos días fui a comer a un restaurante chino con una amiga. Hubo un momento en que nos dimos cuenta de que se veía borroso, las dos veíamos borroso. Supusimos que era por la mala iluminación.


En los restaurante chinos parece que siempre está atardeciendo.

Nota: Si quieres saber algo sobre la lógica borrosa,
la frase de arriba es un enlace

11 comentarios:

Princesa Dariak & CinQue dijo...

Es cierto, me molesta cuando la iluminación es asì, hasta me duele la cabeza algunas veces...

Primera vez que te leo, regresaré...

Abrazo de Luz.
Muaaaa.

xnem dijo...

En mi ciudad –después de las olimpiadas-, hubo una invasión de restaurantes chinos, era como la ola de videoclubs, como los bares en España vamos; uno en cada esquina, lo único que los restaurantes chinos eran como palacios, Palacio La Muralla China, Palacio El Chino Feliz, algunos de dos pisos, tropecientas mesas, en ocasiones había ido entre semana con alguna amiga y éramos los únicos comensales, desde la ventanita de la puerta de la cocina cuatro o cinco caras nos observaban, eso si pedías el menú, para dos, para cuatro, para tropecientos y no había llegado el chino a la cocina y ya estaba preparada y lista, con su toallita para las manos y su pan chino.
Una vez visité las cocinas de uno por un asunto laboral, ahora voy poco, me limito a los restaurantes japoneses y esos tan divertidos, los giratorios.

En EEUU hay una enfermedad muy común la del restaurante chino, si vas muy a menudo a comer allí a la larga te faltan una serie de vitaminas, siempre es lo mismo, todos los platos tienen los mismos sabores.

Buena luna!

almaenamorada dijo...

Y..si es tan comun en esos.....!

Saluditos!
=)
Feliz finnnnnnnnn

xnem dijo...

Me olvidé una cosa -¿qué raro?-.
Es muy común en nuestros locales la mala iluminación.
Por un lado la falta de iluminación; restaurantes donde la gente se ve obligada a sacar el mechero para ver que pone la carta –si creen que exagero yo les llevo-, el mal gusto es muy común; lámparas de horrorosa fantasía casi inútiles; nidos de polvo que decía mi madre- y otra -que yo encuentro mucho peor- es el exceso de iluminación; esos lugares donde deberían regalar viseras en la entrada porque el ojo no se puede cerrar mas. Lo siento por la noches mis ojos necesitan la iluminación justa; luz para trabajar, para encontrar las cosas en su sitio y la suficiente para relajarse y descansar, si es de un color cálido mejor.

Cenasteis bien?

xnem dijo...

Una mas, es que el tema de los “chinos” me interesa mucho y la luz es mi tema.

Ya sabes que por razones laborales de vez en cuando me toca comer con el hijo de un famoso escultor vasco ya desaparecido. Este señor es un cachondo que le gusta comer y sobre todo hablar. Una día me contó que habían montado un restaurante cerca de la playa de la Concha en Donosti, lo hicieron según los consejos de un restaurador amigo de la familia; lo principal era que fuera un lugar poco cómodo y poco agradable, supongo que la iluminación acompañará el resto. Les funciona perfectamente.
Se ve que la cosa es que comas y te vayas lo mas rápido posible. No se si es importante que la gente vuelva.

TOROSALVAJE dijo...

Me encantó esa frase:

"En los restaurante chinos parece que siempre está atardeciendo.", ahora mismo la continuaría, me han dado ganas de seguir escribiendo. Me la guardo.

Odio los sitios mal iluminados, hay restaurantes que parece que ha muerto el dueño o que ha ocurrido una tragedia, tétricos, tristísimos, restaurantes que te matan el apetito.

Hoy me he portado bien con el comentario.

Besos.

amelche dijo...

¿Seguro que era la iluminación? ¿No sería el vino? (O la cerveza.) :-)

TOROSALVAJE: Yo me he portado mal con mi comentario hoy.

vylia dijo...

Eso hace de los sitios así lugares perfectos cuando lo único que quieres es comer muy tranquila.

Un abrazo.

TOROSALVAJE dijo...

Bien hecho Amelche, es que yo de vez en cuando le he da dar algún respiro para que no me vete, pero si nos lo combinamos bien podemos formar un gran equipo tú y yo.

Besos.

Lena dijo...

Yo me voy "quitando" poco a poco de los chinos; aunque está claro que en los que yo he estado la iluminación se asemeja más a la consulta de un dentista que a un atardecer, me quedo con el atardecer If.
Besos y buena semana,
Lena.

METIS dijo...

quizas es cuestion de los "ojos" que tienen... en china el visionlab se haria rico.

besos