miércoles, 17 de enero de 2007

Yo primero

Esta mañana ha llegado a mi trabajo una de esas revistas semestrales sólo para profesionales (en muchos trabajos las hay, no empecéis a analizar). En una de las fotos publicitarias, en un rincón, pequeñito, como si quisiera pasar desapercibido, estaba este poema escrito por un niño de 11 años.

Love is a circle,
a circle has no end.
Relationships can end
but love never does.
School can end
but learning never does.
Painting can end
but colours never do.
The point I’m trying to say to you
is that material things can end
but the real things never do.

El amor es un círculo,
un círculo no tiene final.
Las relaciones pueden acabar
pero el amor nunca se acaba.
El colegio puede acabar
pero el aprendizaje nunca termina.
La pintura puede acabar
pero los colores nunca lo hacen.
Lo que intento decirte
es que las cosas materiales pueden acabar
pero las cosas reales nunca lo hacen.


El poema no es bueno, lo sé, pero no voy a ser muy estricta, la criatura era muy pequeña.
El contenido es demasiado utópico, lo sé, pero no voy a ser muy estricta, la criatura era muy pequeña.

¿Qué nos pasa al crecer?

Siempre digo que para algunas cosas crecí demasiado pronto, que maté a Peter Pan casi antes de saber que existía. Desde niña sé que el amor se acaba, que nadie nos ayuda y nos protege siempre, que quien nos quiere nos puede y nos suele hacer daño. Quizá por eso soy sobreprotectora con quien quiero; cuando hago a alguien mío intento protegerle frente a lo que sea y tiendo a poner su bienestar el primero.

Mi psicóloga intentó hacerme ver que mi felicidad debe ir antes pero de sus enseñanzas ésta es la que más me cuesta seguir.

22 comentarios:

vylia dijo...

Wow If, yo creí que la última era la máxima, pero no es así. Esa tendencia a la protección de quienes se quiere, ese anteponer a otros antes que uno... quisiera que alguien me enseñara a ponerme a mí antes que los demás. Y también quisiera aprender cómo hacerlo sin volver a herirme.

Un abrazo.

María dijo...

Yo también suelo anteponer a los demás. Eso me causa demasiados quebraderos de cabeza y estoy intentando no hacerlo tanto porque no tengo yo la cabeza como para tragarme lo de los demás, pero nada. O sea, si hay algo que pienso que puede hacer daño a alguien, no lo hago; si les daño sin darme cuenta, me supone un sentimiento de culpa enorme, pero he comprobado que a los demás no les importa nada lo que pase conmigo. :S

Robertö dijo...

If: No seas muy estricta conmigo.
El poema me pareció bellísimo.

Bueno a veces parezco de 5.

TOROSALVAJE dijo...

1. El poema no lo ha escrito el niño.

2. Tu psicóloga no me gusta.

3. Parece que volviste.

Lena dijo...

Pues no, el poema no es bueno pero escupe verdades.
Y en cuanto a la felicidad de cada uno...creo que en gran medida influye en nuestra felicidad la de los demás, lo veo como un circulo vicioso. Yo no voy a poder ser feliz si no veo a los "mios" felices.
Besos,
Lena.

xnem dijo...

Una chica puede que antes, pero un chico –no una criatura; aquí te salió el ramalazo Dr, House- a los once años empieza a ver al mundo con otros ojos, y así mismo también.
El sentimiento de “clan” de “especie” lo tenemos todos, somos animales aunque a veces un poco “racionales”, -algunos un mucho-. La protección de los nuestros es la protección de la especie y de nuestra sangre. Sangre de nuestra sangre y los que adoptamos por el camino, les queremos igual o mucho mas.
¿Acaso es malo proteger a los demás? ¿acaso pensamos en nosotros cuando damos todo por los nuestros? Hay que pensar en nosotros mismos, es verdad, pero sin los demás no somos nada o poca cosa.

Stefy dijo...

¡Hola!
¿¿¿Un niño??? Pues vamos, escribe como si tuviera (como poco) veinte años...
Nada es eterno, cuando antes lo aprendamos: Mejor para nosotros.
Besos

Vita dijo...

Desde una ventanita algo mas pequeña de lo habitual te escribo hoy. En cuanto al post, es necesario tener para dar ¿no? Si te cuidas tienes más para ti y para los demas. Hoy mis razonamientos, como yo, andan cansados, mejor me callo. Un beso.

robertö dijo...

No entiendo por que el poema "no es bueno"
:(
será que el límite entre lo bueno y lo malo es caprichoso?

if dijo...

Vylia, yo aún no he aprendido del todo. Sólo una vez he antepuesto mi felicidad a la de otro, ha sido hace pocos meses y sentí remordimientos, pero gracias a esa decisión puedo ser feliz ahora. Un abrazo.

María, puede que a los demás si les importe lo que te pasa pero para ellos su propio bienestar es más importante que el tuyo. Yo tiendo a esperar de los demás la misma dedicación que tengo con ellos y eso casi nunca ocurre así que además de ser menos feliz por el bien de los demás acabo amargada porque los demás piensan en si mismos, que es lo que yo debería hacer. ¿Se ha entendido? Últimamente me cuesta expresarme :S

Robertö, el poema puede gustarte y no tparece que tengas 5, simplemente que a mí las cosas tan positivas y utópicas no me gustan, prefiero algo más real. Simplemente son gustos diferentes.

Toro:
1. ¿Seguro que no es del niño? En la revista ponía que sí. Además, es demasiado simple excepto para un niño o para Gloria Fuertes.
2. Mi psicóloga quiere mi bien, y pensar en mí es importante. Eso no quiere decir que tenga que pensar sólamente en mí y pasar de los sentimientos de los demás, ella no se refería a eso.
3. ¿He vuelto?

Lena, me gusta ver a los míos felices pero al final he llegado a la conclusión de que mi felicidad me la tengo que buscar yo aunque también ayude a los demás a conseguir la suya. Pero mi primer objetivo debe ser la mía, o eso intento, ya he dicho que es algo que me cuesta mucho hacer.

Xnem, es a House al que le sale el ramalazo if, no te olvides :P
No es malo proteger a los demás pero sí es negativo hacerme daño a sabiendas para ayudar a alguien. No compensa casi nunca.

Stefy, ¿20 años? Stefy, tú tienes menos de 20 y no escribes así. Es la típica ñoñería de crío para contentar a la profe.

Vita, tengo que ver esa ventana pequeñita in person. Me alegra que pienses que es mejor que me cuide para estar bien para los demás. Gracias. Un beso para ti también.

if dijo...

Robertö, nos hemos solapado. No debí poner que no es bueno, debí poner que no me gusta. No hay ninguna razón objetiva para decitr que no es bueno, por lo menos el original, de mi traducción mejor no hablo :S Intenté darle algo de forma pero no me salió.

Amor dijo...

Me encanta la sabiduría del niño, que se da cuenta de que lo real no es lo mismo que lo material.l. En eso estoy completamente de acuerdo: lo real está muy por encima de lo material, es más real que lo material, el pensamiento es más real que la materia, y otra cosa, If: el niño tiene razón: el amor no termina nunca, pero no dice que tenga que ser con la misma persona. Un beso, bonita, de
Amor

TOROSALVAJE dijo...

Quizás si, pero a mí no me parece simple el poema, sus palabras puede que lo sean, pero no su construcción, y muchísimo menos el fondo del mismo. Dije que no era del niño, porque me parece que a esa edad es difícil ver el mundo así, sobre todo teniendo el cuenta los tres últimos versos.

Cuando dije que habías vuelto, me refería a un párrafo que es If al 100%, y hacía días que no te leía algo tan genuino tuyo, al menos para mí, éste:


"Siempre digo que para algunas cosas crecí demasiado pronto, que maté a Peter Pan casi antes de saber que existía. Desde niña sé que el amor se acaba, que nadie nos ayuda y nos protege siempre, que quien nos quiere nos puede y nos suele hacer daño. Quizá por eso soy sobreprotectora con quien quiero; cuando hago a alguien mío intento protegerle frente a lo que sea y tiendo a poner su bienestar el primero"

Y vale, acepto psicóloga como animal de compañía.

amelche dijo...

Pues a mí me parece que está muy bien, para un niño de 11 años. Será porque estoy acostumbrada a hablar con niños de 12, 15 y demás que no piensan más que en la ropa que se van a poner y en qué echan en la tele.

María dijo...

If, claro que te expresas; a veces es como si en la distancia pudieras leerme el pensamiento!
Eso mismo que me dices se lo contaba a una compañera de clase el miércoles por la tarde; le decía que cuando el año pasado(y alguna vez suelta ahora también)me hizo falta que alguien hubiera estado allí me vi completamente sola;se juntó lo que me estaba pasando y una tremenda decepción.

metis dijo...

yo creo que a veces queremos la felicidad de los otros esperando que ellos nos hagan felices a nosotros.

Nuestra felicidad es cosa nuestra pero lamentablemnte la mayoria de las veces no solo depende de nosotras.

if dijo...

Amor, el nombre que has elegido lo dice todo, sin embargo mi nombre es el de una cárcel, también lo dice todo. Nada dura siempre, ni siquiera el amor.

Toro, esa sigo siendo yo. Aunque ahora sonría a menudo y sea casi feliz, siempre seré yo.
Y en cuanto al niño, es probable que el poema esté coescrito con la profe.

Amelche, raritos hay en todas las épocas. Si tú, yo y muchos de los de por aquí lo éramos, ¿por qué no los iba a haber ahora? Busca en tus clases y quizá haya alguno.

María, te juro que no sé leer el pensamiento... pero dame tiempo jajaja

Metis, cuido a los demás esperando que me cuiden, pero es un planteamiento erróneo, ahora lo sé. Nedie está obligado a preocuparse por mí sólo porque yo me preocupe por él. Si no me gusta lo que recibo lo mejor es marcharme. Me costó aprenderlo y aún me cuesta llevarlo a la práctica.

miss marple dijo...

Hola If,

A los 17 años, en clase de filosofía el profe nos comentó esta clasificación de no recuerdo qué filósofo, sobre los tipos de personas:

-Tontas: Le hacen mal a los demás y se hacen mal a sí mismas. Ejemplo: los drogadictos.
-Malas: Le hacen mal a los demás pero se hacen bien a sí mismas. Ejemplo: los ladrones.
-Timoratas: Le hacen bien a los demás pero se hacen mal a sí mismas. Ejemplo: los santos.
-BUENAS: Le hacen bien a los demás y se hacen bien a sí mismos. Ejemplo: los médicos.

Enrique Ortiz dijo...

Magnífico poema, lo haya escrito un niño o no. Me encanta ese giro final: "lo que intento decirte" que introduce un elemento de misterio: se lo escribe a su madre o se dirige a un tú lector?. He disfrutado con él, If.

Oski dijo...

Siempre se puede pensar en un reencuentro con Peter. Sólo tenemos que dejarnos llevar y querer volver a luchar contra piratas...

Abrazos

The Wicked Witch of the West dijo...

A mí me ha parecido un poema con una profundidad impropia de un niño. Es la mejor descripción de "cosas reales" que jamás haya leído.

Y, cuando puedas, date un respiro y sé un poco egoísta. Aunque luego te quede un sabor agridulce de culpabilidad y satisfacción. Ya sabes, dicen que las dietas deben ser variadas.

LE MOSQUITO dijo...

Perdón por irrumpir así, tan apresurado, en éste rincón.
Si es que el poema lo ha escrito un niño, personalmente me parece muy bueno. Lo que no me parecería tan bueno es que lo hubiese escrito un niño de once años, porque si una criatura de once años tiene esas reflexiones que, aprimera vista, podrían parecer obviedades, y advertidas desde el niño, me "preocupan" un poco. El poema es optimista, pero parece contar con una carga de pesimismo que se encierra en la consciencia de lo finito e infinito.
Un saludo.

¡Ufff! Seguro que estuve muy farragoso en el comentario, con ñas prisas.