martes, 5 de diciembre de 2006

Modelos


Cuando somos niños todos necesitamos modelos en los que fijarnos. Estos modelos nos enseñan los diferentes roles que podemos adoptar en la sociedad.

Dicen que el hijo de un padre maltratador es probable que maltrate a sus hijos porque ese es el método de educar que conoce. Que las mujeres tradicionalmente somos más dóciles que los hombres también viene dado por los modelos en los que nos fijamos, desde la princesita del cuento hasta nuestra madre / hermana mayor moderando su opinión sobre algo para no contrariar a su marido / novio.

También influye en nosotros la falta de un modelo a seguir. He tenido hace poco varias conversaciones con una amiga sobre eso en referencia a los niños y adolescentes homosexuales, porque no tienen ningún referente en el que fijarse si exceptuamos a algún artista.

Todo esto viene al caso por unas frases que Miss Marple ha escrito. En el texto habla de un médico que la ha tratado y que le parece una persona extraordinaria por su inteligencia, capacidad de trabajo y profesionalidad. Después explica como ahora los modelos no son gente como él o escritores, arquitectos u otros profesionales. Sus palabras exactas son:

Solo me gustaría saber porque no hablan en la tele de gente así en vez de hacerlo de pelagatos inútiles que se ganan la vida con insultos y chabacanería de la peor ralea y mal gusto.

Solo me gustaría saber porque todos quieren ser modelos o futbolistas o "subnormales", que luego se llamaron "deficientes", después "disminuidos psíquicos" y ahora llamamos "famosos de gran hermano".

Nada más que añadir.

24 comentarios:

Alicia 2.0 dijo...

Niños sumisos, ciudadanos sumisos, población alienada, es todo lo mismo. Y el sistema no es tan fácil de cambiar. Tendremos que buscar nuestros propios modelos antes de que se nos esponje el cerebro.

Saludos, me gusta el blog paisana.

TOROSALVAJE dijo...

A ver, de acuerdo que lo que sale en televisión es un desastre contínuo, pero la gente lo ve, tienen audiencia, la gente lo comenta en el trabajo. Yo me he sentido marciano por no ver según que programas, y no porque yo sea muy culto que no lo soy, sino porque me dan asco.

Partiendo de que tienen éxito, para evitar su propagación sólo podría hacerse de forma autoritaria, o sea, prohibiendo su emisión, y creo que eso es peor todavía.

Y no creo que los programas formateen al público, creo que al público le gustan de entrada, igual que les gustaba y les gusta leer la prensa rosa, criticar a los vecinos y criticar a todo el mundo.

De todas formas pienso que una cosa son los niños y otra los adolescentes, y éstos en su gran mayoría pasan de estos programas, no los ven, o si los ven es para descojonarse del personal, creo que estan fuera de peligro, me preocupan más los mayores, esos si que me dan miedo.

Besos.

The Wicked Witch of the West dijo...

Hay mucha gente que necesita modelos, que necesita sentirse parte de algo, sentirse aceptados. Y todo lo que sale en la tele es bueno. No lo dudo.
Por eso en ocasiones me siento fuera de este mundo, como si no hubiese nadie real a mi alrededor. Nunca he querido parecerme a nadie. Siempre he deseado ser original. Y a veces me maldigo por ello. Tal vez fuese más feliz pareciéndome a algún "defiente mental" adorable... O eso, o es que nunca se está feliz con lo que se tiene.

amelche dijo...

Totalmente de acuerdo. Por eso me gusta el anuncio de un banco que dice: "¿Qué estará haciendo ahora el que encontrará la vacuna del SIDA? ESTUDIAR" (algo así, no lo recuerdo bien). Creo que es en el único momento que en la tele dicen que hay que estudiar para conseguir algo. Y, algo preocupante, sobre todo, porque los padres y la gente lo ve tan normal: una alumna de 2º ESO (13 años) que me dijo ayer que en su casa hay 3 televisores encendidos toda la noche porque sus padres, su hermana y ella se duermen con la tele puesta y cada uno tiene un televisor en su habitación. Ponen la tele, se quedan dormidos y toda la noche los televisores encendidos. A mí no me parece normal, empezando porque jamás debería haber tele en las habitaciones de los niños y adolescentes (y tal vez tampoco en las de los adultos, pero en fin). Yo me he dormido muchos años con la radio, ponía el radio despertador programado para que se apagara a la hora de encenderlo y me quedaba dormida, pero luego se paraba solo. Sin embargo, lo de la tele me parece una aberración.

Vita dijo...

Geniales las palabras de Miss Marple.

¿Por qué todos quieren ser modelos o futbolistas o “subnormales”? Quizás porque a sus “modelos” cercanos (padres, vecinos, el tendero de la esquina…) les encantan los futbolistas y “subnormales”. No sé si tiene sentido echarnos las manos a la cabeza por lo que sale en la televisión. Quizás influye mucho más en los niños la presencia o ausencia de ciertos modelos de comportamiento en el entorno inmediato del niño. A veces el niño piensa que el futbolista de moda es “dios” simplemente porque imita a su padre, a su tío, al primo, al amigo del padre… si todos ellos adoran a ese futbolista y a los futbolistas en general ¿qué esperamos que quiera ser el niño de mayor?

Un beso, if.

Robertö dijo...

La respuesta es que hay pocas cosas que un productor televisivo no haría por ganar un punto más de audiencia. Es como si, por ejemplo, los carniceros estuvieran habilitados a vender carne podrida porque es mejor negocio para ellos.
Pero lo curioso es que a la mayoría de la gente le gusta consumir esa carne podrida y eso legitíma todo.

Cuanto más conozco a la televisión más quiero a mi blog.

salud

Javier Cid dijo...

Por suerte he tenido buenos modelos a seguir: "mis padres", que siempre han estado allí. A lo largo de la vida he ido conociendo a gente curiosa de la que he aprendido cosas. Y alguna vez...una vista a personajes pasados, tampoco ha venido mal.

Pero que modelos siguen los niños de hoy: "los que salen en la tele". Vosotros sabéis perfectamente lo que hay en la tele...vamos a permitirlo???

María dijo...

A mí no me gusta el anuncio ese que dice Amelche porque obviamente, cada vez que lo veo me pilla en la televisión, y me deprime muchísimo. Lo bueno es que me recuerda que tengo que ponerme a estudiar. No tengo tele en mi habitación, es más, me ofrecieron ponerme una y dije que no; no me hace falta, para lo que la veo...

En cuanto a lo de acoplarse a la birria de modelos que hay ahora, no es sino una característica del ser humano, que necesita sentirse integrado en un grupo, no parecer aislado, y para ello no duda en imitar a la mayoría ( o a lo que percibe como mayoría, que no siempre suele serlo). Los que pasamos por este blog seguro que hemos sido considerados como bichos raros en algún momento de nuestra vida, así que esto posiblemente nos resulte difícil de entender, pero es así. El otro día leí sobre un estudio que me dejó claro que la gente prefiere hacerse pasar por idiota con tal de no sentirse excluído. Brevemente venía a decir esto: hay dos líneas, una se ve que es claramente mayor que la otra y se le pregunta a varias personas sobre cuál es mayor; algunas de esas personas son estudiosos infiltrados y tienen que decir que la mayor es la más corta para ver si la opinión de la mayoría influye en algo tan obvio. Pues la mayoría, a pesar de ver qué línea es más corta, como había mucha gente que decía lo contrario, secundaba esta opinión.
Es como el cuento de El traje nuevo del emperador.

vylia dijo...

Ok. Nada más que añadir.

Un abrazo.

metis dijo...

joer, ahora ya no puedo decir nada. ok, es verdad, porque la inteligencia ya no se lleva. Solo hay que ver la mierda de programas.

besos

if dijo...

Alicia 20., ¿también de Zgz? Por fin os voy encontrando, que la blogosfera está inundada de barceloneses. Bienvenida.

Toro, aunque sea para reírse de ellos los ven e imitan su comportamiento, pero los adultos también lo hacen. ¿A quién imita el niño, al de la tele o a su padre que imita al de la tele?

WWW, aunque no quieras tú has tenido tus modelos, aunque sea alguien que conoces de tu barrio, algún profesor o quién sea. No es algo que simplemente decidas imitar sino que cuando ves un comportamiento concreto aprendes de él para actuar después en situaciones similares. Hasta cierto punto es algo automático e inevitable.

Amelche, lo de la chica y los tres televisores es increible. Lo veo en una serie de televisión y pienso que los guionistas tienen demasiada imaginación.

Vita, es cierto lo que dices. Los críos aprenden de lo que ven, y nos ven a nosotros, a los adultos. Si ellos son como son es porque nosotros les hemos enseñado.

Robertö, desde que tengo internet en casa y blog apenas veo la tele. Sólo se salva el dr. House.

Javier, yo veía muchísimo la tele cuando era cría, pero veía la programación infantil y alguna película, ahora ven programas de corazón que es lo que ponen en ese horario infantil. Que si vamos a permitirlo?, lo hemos creado nosotros.

María, gracias por decir que a los que pasais por aquí seguro que os consideran bichos raros, es el mejor halago que me han dicho sobre el blog. Yo también he sido siempre un bicho raro. En cuanto a lo del traje del emperador, si desde niño te das cuenta de que discrepar te aisla dejas de hacerlo, por lo menos de puertas para afuera. Menos mal que la mente es libre... de momento.

Vylia, otro para ti.

Metis, que siempre llegas tarde y está todo dicho. ¿Tú tampoco ves la tele?

The Wicked Witch of the West dijo...

La idea que querías expresar con el artículo se entiende y su aplicación es tan universal como deprimente (al menos desde mi punto de vista). No hay duda.

Pero el hecho de que el único adjetivo común que se aplique a mi personalidad sea rara, hace que me plantee si en realidad lo que dices es cierto. Si no hay modelos no hay imitación. Y si hay libertad en la elección el resultado puede ser desconcertante.

Admito que, de forma inconsciente, todos imitamos lo que vemos. De hecho ésta es una parte importante del aprendizaje. La información, cualquier tipo de información, influye en nuestros actos. Pero esos matices no son tan determinantes ni tan marcados como los perseguidos por pura cabezonería mímica.

Y ya me paro. Porque me da la impresión de que podríamos seguir discutiendo (o argumentando) este tema largamente.

:)

Robertö dijo...

Yo también soy raro. A la gente le gusta mis rarezas, lo noto en como me miran. Muchas veces me imitan,y yo imito al resto. Uno va por la vida robando valores humanos positivos, gestos agradables, palabras, frases, filosofías de vida y casi cualquier cosa. Si tenemos un blog es porque vimos que alguien lo tenía y nos dijimos, ¿por que no yo? y cosas así.
A veces miro televisión y me reafirmo el tipo de mujer que no quisiera tener cerca o el tipo de persona que yo no quiero ser. Pero uno se formó en un mundo menos esquizofrénico, y las cabecitas que hoy observan la tele no tienen contra que hacer un contraste y maman de esa caja boba, un invento que ya estaba en el mundo al que ellos llegaron.

Saludos.

principemestizo dijo...

LOS BORREGOS RUMBO AL MATADERO

Mar dijo...

Ni clones, ni gran hermano, cada uno con lo suyo, viva la elección.
MAR

J-vol dijo...

La tele es psicologicamente infecciosa, (excepto honrosas ocasiones)...

¿Tienes novio, Mar?

xnem dijo...

Hubo una época en que los modelos eran “a no seguir”, puede que pareciera mas fácil; “no quiero ser como el de la tele”, “no quiero ser el de la oficina”, “no quiero ser como mi padre” y así llevando la contraria, nos fuimos haciendo una personalidad propia, ni mejor, ni peor, pero es/era la nuestra. Los modelos generalmente están muertos y enterrados o acabados. James Dean, Marilyn, el Che,
Y un largo etcétera. Hay una buena teoría y es ir directamente a la fuente y no a sus vástagos. Mejor remitirse directamente al maestro que no a sus alumnos aventajados. Por eso yo a menudo me fijo mas en el mundo animal que no en el humano.
La tele me produce efectos secundarios letales, no la pienso ni comentar.

MISS MARPLE dijo...

Sólo paso para decir HOLA, no tengo tiempo ni de leer y como no sé cuándo volveré os deseo a todos ¡¡FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO 2007!!

¡¡BESOS PARA TODOS, MARI JOSE!!

Stefy dijo...

¡Hola!
Yo nunca he querido ser modelo...era pequeña, pero conocía mis limitaciones xD.
No todos los niños quieren ser futbolistas, sin ir más lejos, un primo mío quiere ser "soltero"...
Además, decir que por tener un padre maltratador tú lo vas a ser, es absurdo. Mi padre no es un ejemplo a seguir y yo no soy como él.
Supongo que todo depende de cómo sea el niño...¿No?
Besitos :)

Oski dijo...

Pues yo me pregunto exactamente lo mismo...quizás esta sociedad esté abocada a la más absoluta estupidez...

Quizás la evolución sea eso.

Un saludo

metis dijo...

yo la tv?? si... CSI, PERDIDOS, y.. CAÇADORS DE BOLETS!! te parece poco? por si me matan, me pierdo y me encuentro sin alimento en el bosque!!!

por cierto, besos a las dos.

if dijo...

WWW, queramos o no siempre hay modelos. Mis padres me decían que me fijase en A. Si eres buena te fijas en A, si eres mala te fijas en B por llevar la contraria, pero al final siempre te fijas en alguien.

Robertö, creo que somos los adultos que estamos sentados a su lado los que deberíamos enseñarles algo para contrastar con lo que sale en la tele. La culpa es nuestra también.

Principe, ¿todos? El mundo se quedaría vacío.

Mar, no hay más que mirar la ropa de los adolescentes por la calle, son clones. Mar, ¿tienes novio? J-vol te solicita.

J-vol, House cura las infecciones. ¿Ahora usas mi blog para ligar? ¡SUERTE!

Xnem, los de la época de ir contra los modelos también teníais los vuestros. Aquí no se salva nadie.

Miss Marple, hasta pronto.

Stefy, todo depende de como sea el niño pero cuando tienes un conflicto familiar tiendes a solucionarlo tal y como lo has visto hacer en tu casa. Hay que esforzarse mucho para evitar eso.

Oski, si la evolución es eso la extinción llegará antes de lo que pensamos.

Metis, besos a ti, pequeña cotilla.

xnem dijo...

Por supuesto señorita y uno contundente, "62 Modelo para armar" Julio Cortázar.

¿leyó usted "Rayuela"?, allí aparece Morelli su alter ego teorizante en el capítulo 62. En 62 lo realiza.

miss marple dijo...

¡Hola If, corazón!

Ahora sí he tenido tiempo de leer... gracias, muchas gracias por usar mis palabras y darles utilidad haciendo este buen post.

Este médico tuvo a su vez un padre médico del cual tiene su retrato en el despacho con lo que queda bastante claro quien fue su modelo.

A los 13 años no conocía a ninguna persona que fuera mi amiga y me aportara lo que necesitaba como cariño, compañía, comprensión, etc... y decidí que para que otros como yo no se sintieran así yo sería para lo demás esa persona que necesitaba que fueran conmigo. Así que mi modelo sobre cómo ser nació de mis necesidades.

También he tenido de modelos a mis médicos, padres, profesores, personajes literarios y de ficción...creo que NO IMPORTA LO QUE MIRES SINO CÓMO LO MIRES.

De hecho, a veces he tomado como referencia lo que no me gusta de otros para no hacerlo yo o no ser como ellos. O sea que un mal modelo puede ser bueno para saber cómo no hay que comportarse.

De todo se aprende, si sabes sacar lo útil.

¡Besos guapa!