lunes, 25 de diciembre de 2006

17. El lenguaje (por Christopher Boone)

Cuando leí el libro “1984” me fascinó el concepto de neolengua, un idioma creado por el estado y para el estado. El Gran Hermano decide lo que dices y por lo tanto lo que conoces y lo que piensas.

El libro plantea la duda de si es antes la idea o la palabra. ¿Tenemos un concepto y le aplicamos una palabra? ¿Existe ese concepto si no conocemos la palabra?

Una de las principales dificultades en las traducciones es que no existen todas las palabras en todos los idiomas. En euskera existen muchas más palabras que en español para las diferentes relaciones familiares, en el idioma de los inuit (esquimales) existen muchas palabras para definir los distintos tipos de nieve o hielo y el año pasado descubrí que en ingles hay verbos específicos para cada forma de reír (en español tenemos que explicarlas) y así en cada idioma.

Quizá es que sólo ponemos nombre a aquello que podemos o sabemos sentir, y que esa capacidad cambia en cada sociedad porque los humanos tenemos un gran fallo, sólo vemos lo que estamos entrenados para ver.

Quién piense que la neolengua es un concepto sacado de la mente de George Orwell se equivoca, estamos inmersos en ella, o si no, ¿por qué llamamos daños colaterales a los asesinatos de civiles inocentes? ¿Por qué a veces se dice banda terrorista y otras movimiento de liberación? ¿De dónde ha salido el concepto de ataque preventivo?


Los niños de mi colegio son estúpidos. Pero se supone que no debo llamarlos estúpidos, ni siquiera aunque sea eso lo que son. Se supone que he de decir que tienen dificultades de aprendizaje o que tienen necesidades especiales. Pero eso es estúpido, porque todo el mundo tiene dificultades de aprendizaje, porque aprender a hablar francés o entender la relatividad es difícil. Y todo el mundo tiene necesidades especiales, como Padre, que tiene que llevar siempre encima una cajita de pastillas de edulcorante artificial que echa al café para no engordar, o la señora Peters, que lleva en el oído un aparato de color beige para oír mejor, o Siobhan, que lleva gafas gruesas que si te las pones te dan dolor de cabeza, y ninguna de esas personas son de Necesidades Especiales, incluso aunque tengan necesidades especiales.

Pero Siobhan dijo que teníamos que utilizar otras palabras porque a los niños del colegio la gente solía llamarlos cortos y gilis y memos que eran palabras muy feas. Pero eso también es una estupidez porque a veces los niños de la escuela de un poco más allá de nuestra calle nos ven bajar del autocar y nos gritan “¡Necesidades especiales¡ ¡Necesidades especiales!”. (Pág. 63)


Tenemos una manía especial de cambiar el nombre de las cosas para no molestar a nadie. Tendemos a llamar a los ciegos “invidentes” cuando ellos mismos se definen como ciegos, hablamos de que alguien ha desaparecido cuando se ha muerto y la novedad, utilizamos la palabra género en vez de sexo cuando sólo las cosas tienen género, los seres vivos tienen sexo, así que lo de la violencia de genero es una gilipollez.

Para rizar el rizo, hace poco leí en Por un puñado de post que el año pasado unos grandes almacenes cambiaron el Feliz Navidad por un Felices Fiestas o que en Boston el ayuntamiento cambió el nombre del “árbol de Navidad” y le llamó “árbol de fiestas”. Cosas de lo políticamente correcto (otras dos palabrejas que no me gustan).

Sin embargo también leí esto otro en El blog de Mr. Celofán. Menos mal que aún hay gente con inteligencia y humor en la cabeza.

(Sigo sin querer hablar del “vosotros y vosotras” porque ahí sí que me cabreo).

13 comentarios:

miss marple dijo...

Hola If,

Hace un tiempo se creó el esperanto, una lengua artificial que hablaríamos en todo el mundo en lugar de nuestras lenguas. Obviamente no funcionó, así que por mucho que se intente usar el lenguaje al final la humanidad se impone.

También se usa para mal la Literatura, como a aquella escritora que todo el mundo criticó por escribir bien de Hitler y luego se enteraron que lo hacía porque tenía a su hijo secuestrado, quien finalmente fue asesinado.

O la ciencia... mira la bomba atómica.

Por lo tanto, la maldad no está en las palabras sino en quienes las usan.

En cuanto al concepto, primero es la realidad y primero es la idea que la palabra, porque los sordomudos no piensan con palabras que nunca han oído y no es cuestión creer que empiezan a pensar cuando saben leer.

Ahí tenemos a esos filósofos que aparecen reflejados en Las Aventuras de Gulliver, que señalaban los objetos sin nombrarlos por creer que ninguna palabra recoge el concepto exacto de una realidad.

En consecuencia: ¿nunca vivimos totalmente, porque solo nos "aproximamos" a la realidad?

¡Tonterías!, el que no sepamos el nombre exacto no quiere decir que sintamos menos o vivamos menos o empaticemos menos.

Besos,If.

Robertö dijo...

Y para ser genocida no basta asesinar mucha gente o mutilar niños. Algunos son gente preocupada por la felicidad de los habitantes de países con reservas fósiles. No son genocidas. Además mandan a los hijos ajenos a la guerra, para que peleen por la conservación de sus elevados y superficiales niveles de vida.

Salud

vylia dijo...

Que impacto tan marcado ha tenido ese establecimiento de definiciones. La cultura muchas veces se mueve siguiendo las olas de una idea incomprensible, pero igual, estética. De verdad que es bien raro el asunto.

Un abrazo If.

TOROSALVAJE dijo...

La neolengua es un arma que se utiliza para aborregarnos.

A fuerza de martillearnos con las palabras que crean para cada necesidad política logran la impunidad total para conseguir sus objetivos.

Además controlan los medios de comunicación, públicos y privados, y el lavado de cerebro es permanente.

Nos han hecho esclavos con la habilidad extraordinaria de lograr que no lo creamos. Que pensemos que somos libres.

Menuda libertad. Menuda democracia. Todo manipulado, diarios, televisión, radio....

amelche dijo...

¿Te digo más? Parece ser que ahora lo de "necesidades especiales" ya es tabú, hay que decir "necesidades educativas específicas". O los alumnos ACI, como los llamamos (ACI = adaptación curricular indivicual, o sea, que se les da un material más fácil porque no llegan al mínimo, "pinto y coloreo" que dice una amiga mía, ya que en inglés todo es con dibujitos para pintar, unir con flechas, etc.) Y, los casos más graves, son ACIS (Adaptación curricular individual significativa, si no recuerdo mal). Eso es porque, según la ley, hay que hacer una "atención a la diversidad".

Mira qué bonita la LOE:
Título II: "Equidad en la educación" Capítulo I: "Alumnado con necesidad específica de apoyo educativo". (Ahí queda eso.)

Dentro de ese alumnado incluye: "alumnos y alumnas que requieran una atención educativa diferente a la ordinaria, por presentar necesidades educativas especiales, por dificultades específicas de aprendizaje, por sus altas capacidades intelectuales, por haberse incorporado tarde al sistema educativo, o por condiciones personales o de historia escolar".

¿Has visto qué forma de decirlo?

María dijo...

Jeje, todo esto es lo único que me gusta leer de Pérez Reverte, porque se cabrea un montón con todo lo que tenga que ver con la lengua. El otro día estaba viendo el telediario durante la cena y salió una tía de una asociación "feminista" que pedía que se pudiera decir barbaridades como "médica" y "periodisto". Digo yo: si esta tía fuera un tío, entonces sería un idioto?

Stefy dijo...

¡Hola!
A mí tampoco me gusta oir hablar del "vosotros y vosotras". Empezando porque es incorrecto. En español el género extensivo es el masculino, por tanto, cuando hablas de "vosotros", ya se entiende que la en la situación puede haber hombres y mujeres. Me encanta oir a esos que van de cultos por la vida diciendo: "vosotros y vosotras". Penosos.
Me he dado cuenta de que el lenguaje, como la mayoría de nosotros, es muy hipócrita. ¿Ataque preventivo? Perdona que te diga, pero eso en mi pueblo es más una **tada que otra cosa, pero fuera de bromas, un ataque preventivo podría ser también un atentado...¿No? Al fin y al cabo muere gente.
Los daños colaterales son los asesinatos a civiles, aquí y en Pekín, que no digan que son daños provocados por...¡Nada de eso! Es un asesinato y como tal, hay que llamarlo así.
La violencia de género...en fin, supongo que es la forma "políticamente correcta" para referirse al loco de turno que asesina a su esposa porque le da gana.
Y dejo una pregunta en el aire.- ¿La ONU cuenta como parte de la neolengua? Porque llamar a ESO, "Organización de las Naciones Unidas" sí que es vergonzo. Sería más correcto llamarla...no se, pero desde luego, ONU no.
Besos :)
P.D.- ¡Feliz Navidad! Yo sigo siendo "políticamente incorrecta".

The Wicked Witch of the West dijo...

Y a mí que me da la impresión de que hay muy poca gente que se preocupe de las palabras, que la mayoría se limitan a repetir lo que oyen en "los medios". Para mí, la responsabilidad de llamar a las cosas por su nombre es solo de unos pocos. Y éstos, tienen otras preocupaciones a su juicio más importantes que la del buen uso del lenguaje.

hack de man dijo...

... bufff... no pongas cosas tan complicadas en estas fechas... ;-)

Está muy bien el post, pero mi nivel no llega a saber qué comentar... (ya conoces mi tendencia a la vagancia)

if dijo...

Miss Marple, los sordos usan palabras aunqwue no las oigan. Sus gestos son palabras y los textos también lo son. Nadie nos impone un lenguaje completo y si lo intentan no lo van a conseguir, pero a base de pequeñas modificaciones sí que están cambiando nustro modo de pensar.

Robertö, no son genocidas sino adalides de la democracia y la libertad. ¡Qué asco!

Vylia, cambian el sapecto de una frase, algo aparentemente extético, y al poco ha cambiado el significado. Es perverso.

Toro, de momento Internet se les va un poco de las manos. Pero sólo un poco y no sabemos hasta cuando.

Amelche, la idea de la integración es buena hasta cierto grado. Una persona con un retraso mental importante no hace nada en un colegio normal. Ni aprende lo que podría llegar a aprender ni deja que aprendan los demás porque se come los recursos. Hay quién dirá que esto que digo suena incluso nazi pero es lo que pienso. La integración tiene un límite y no han sabido buscarlo.

María, creo que no se han dado cuenta de que periodista es una palabra masculina, aunque acabe en a y ellas son feministas y gilipollas. Claro que también hay gilipollos, ¿o no se puede decir eso? ¿Un hombre feminista será feministo? ¿Y un hombre machista será machisto? Pa' morirse.

Stefy, yo llamaría a la ONU la BPG, la Bajada de Pantalones General. Mucho más exacto.

WWW, yo me preocupo de como digo las cosas, lo que no quiere decir que me equivoque. El error es humano pero ahí hablaba de manipulaciones. En España la RAE llama la atención sobre ese tipo de cosas. En el nombre de la ley contra la vilencia de género dijo al gobierno que esa frase no tenía pies ni cabeza, pero no les hicieron ni caso.

Hack, resaca + vagancia = ;) Me alegro de que te haya gustado. Y puede que no sepas que decir por tu vagancia natural pero el nivel lo sobrepasas de largo, que yo no soy un Nobel.

amelche dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo: yo no puedo prestarle a ese alumno el tiempo que necesita porque tengo que atender a todos los demás. Y, si atiendo a los demás, no puedo atender a ese. Y no hablo sólo de retraso mental, que necesitaría muchísima más atención por mi parte, sino, simplemente, un retraso escolar por la razón que sea (porque le falta base, porque es la primera vez que estudian inglés ya que en su país no lo estudiaron nunca, por la causa que sea), si tengo varios alumnos de distinto nivel en clase, ya no puedo atender bien a todos. Me pasa en una clase con 4 ingleses (que necesitan material de más nivel, para no aburrirse), 3 ACI y, el resto de la gente, se supone que alumnos "que requieren una atención educativa ordinaria", que dice la ley, pero cada uno con un nivel diferente, gente que necesita refuerzo y otra que no. Yo no puedo estar explicando 4 cosas distintas en clase porque, mientras explico a los ingleses, los otros se desconectan y pasan olímpicamente. Si explico a los ACIs, los otros, ídem. Etc. Y me paso la clase pidiendo a todos que se callen y sin poder explicar bien a ninguno porque no puedo ponerme con un grupo mientras los demás hablan, por mucho que les ponga ejs. para que se entretengan mientras explico a los otros. Lo mejor para integrar es poner alumnos de un nivel lo más parecido posible. Por ellos y por nosotros. Si no, estamos perdiendo el tiempo.
Por no decir que, además, es una discriminación, porque "él está pintando y yo tengo que aprenderme el presente de los verbos en inglés". Total, que dar materiales diferentes según la capacidad de cada uno, acaba discriminando más que integrando.

metis dijo...

Paso de divagar tanto hoy, las cosas son lo mismo, llame como se llame, eso solo depende de lo pitimini que sea cada uno (o "una" ya que estamos metidos en el tema)
por cierto señorita, estoy de lo mas contenta con usted. Ahora diremos que estamos muy ocupadas.. eso tambien es neolengua?

besos

miss marple dijo...

If,una aclaración:

Los sordos no usan palabras hasta que no las conocen a través de la lectura, ni signos de una lengua hasta que no se los enseñan. Mientras, se apañan con signos acordados con sus familiares.
Un oyente conoce las palabras desde que nace y las va asociando a conceptos mentales que los sordos tienen pero que no asocian a una secuencia de letras determinada que no oyen y que no leen hasta que no saben leer.

Y los gestos no son palabras, los gestos son signos que desgraciadamente no recogen tan bien como las palabras los significados, por eso hay una serie de normas a la hora de dirigirse a un sordomudo en lengua de signos como usar frases cortas y conceptos no muy enrevesados.

Respecto a los alumnos, todos son diferentes y aunque todos tuvieran el mismo nivel es difícil. El problema de Educación es el mismo que el de los demás Ministerios que ponemos a gente que no sabe a dirigir el asunto. ¿Por qué no hay un profesor de Ministro de Educación?¿o un médico de Ministro de Sanidad? en lugar de indocumentados que no saben lo que hacen...

Como filóloga y algún día profesora, podría enrollarme pero ya habéis dicho cosas con las que estoy de acuerdo y no olvido que este el blog de mi amiga If, no el mío,jeje.

En cualquier caso no me resisto a dejaros como regalo de Navidad una lista de palabras mal dichas:

* "Influenciar": está mal, se dice "INFLUIR", pues "Influenciar" es un galicismo del verbo francés "influencer", aunque es curioso pues también existe el verbo francés "influer".

* "Influenciable": está mal es "INFLUÍBLE", por lo mismo de arriba.

* Concretización: mal, se dice "CONCRECIÓN"

* Concretizar: mal, se dice "CONCRETAR"

Y así hay una larga lista de palabras que se alargan para aparentar ser culto añadiendo un sílaba más que demuestran que eres todo lo contrario.

Otro mal uso es el de las expresiones como...

* "La cuestión a resolver": mal, se dice "La cuestión QUE HAY QUE RESOLVER"

* "Solo decir que no estoy de acuerdo": mal, se dice "Solo ME RESTA decir que no estoy de acuerdo"

El uso de la preposición A + INFINITIVO también nos viene de la influencia francesa, que no "influenciación" palabra incorrecta.

Lo siento If, al final me he enrollado, no me inspires tanto...jeje.