domingo, 10 de septiembre de 2006

¿Qué tienes para comer hoy?

Mi madre aún me pregunta lo que como.

Ya conté aquí que esta primavera tuve un par de crisis depresivas y que entre ambas perdí bastante peso porque no pude comer durante días. Desde entonces no he perdido nada, aunque tampoco lo he ganado, pero ella sigue preocupada y preguntándome cada día por lo que como y cuanto como.

Tanto ella como otra gente han pensado que puedo coger una anorexia, como si eso fuese una enfermedad contagiosa. La anorexia es no sentir hambre, no querer comer, y puede ser una enfermedad en sí misma pero también un síntoma de otra cosa.

La anorexia nerviosa es una enfermedad mental que sufren sobre todo personas muy perfeccionistas y con mucha fuerza de voluntad que quieren tener todo bajo control. A mí me gusta controlarlo todo pero ni soy perfeccionista ni tengo fuerza de voluntad.

La anorexia, sin adjetivo detrás, es un síntoma. En estas últimas crisis era un síntoma de eso, de que estaba en crisis. En cuanto pasó la crisis pasó la anorexia y volví a sentir hambre. Las pastillas que tomo ahora, y muchas de las que tenemos todos en casa, producen anorexia como efecto secundario. Tomas las pastillas y tienes menos hambre. El día que dejas de tomarlas vuelve el hambre. Así de simple.

Supongo que lo que ella necesita es tiempo para acostumbrarse a mi nuevo aspecto. Yo también he tardado tiempo en acostumbrarme. Después de tener el mismo peso y la misma talla durante 20 años cambiarla tan drásticamente en una semana descoloca. Hasta hace poco aún buscaba mi antigua talla cuando iba a una tienda.

Y en un par de semanas, horror, tengo que ir de compras. Mi armario está completamente vacío. No me vale ninguno de mis pantalones ni de mis faldas de invierno, y me tengo que probar los jerséis aunque no creo que pueda aprovechar más de dos o tres. La que más ha sufrido desde enero creo que ha sido mi cuenta corriente.

Menos mal que los zapatos me siguen valiendo.

21 comentarios:

Torghest dijo...

mientras tengas un peso correcto relacionado con tu estatura, no creo que tengas ningún problema.
... los zapatos... ¿qué hariais las mujeres sin los zapatos?

María dijo...

La pregunta de qué has comido es algo que te ponen antes de salir del hospital cuando eres madre. Lo tengo comprobado.
Últimamente me la hace cualquiera. ¿Quá más les dará lo que he comido?
"Hija, es que estás en los huesos", es lo primero que oigo cada vez que me ve una de mis tías.
Pero te aseguro que alguien que me vea pensará cualquier cosa menos que estoy en los huesos.

Stefy dijo...

¡Hola!
Yo te he visto y no estás demasiado delgada. Quizás tu madre si note la diferencia, pero yo como te conocí tal y como eres ahora...
De todas formas, estás bien, no te preocupes por la comida. Come lo que quieras y cuando quieras y ya verás como en poco tiempo vuelves a recuperar tu peso.
Torghest, ni que vosotros fuérais descalzos xDDD
Besos
P.D.- Voy a ver si mi MSN se recupera...¬¬'

Anónimo dijo...

Más si tu salud es buena ¡ qué importa el peso!,unos por poco y otros por mucho.Que vida tan extraña, siempre pendientes de lo que se come o se deja de comer,

mari jose dijo...

Donde se pongan buenas lonchas de jamon serrano...jejeje!!

if dijo...

Torghest, mi IMC es 20, normal. El de antes era 25, normal también. ¿Sin zapatos? Imposible.

María, me encanta tu foto. Sales muy favorecida. Yo no estoy en los huesos, pero dicen que estoy bastante delgada. Realmente me siento igual que siempre.

Stefy, no creo que recupere mi peso. Tampoco quiero recuperarlo todo. Pero sobre todo no quiero adelgazar más.

Anónimo, la comida nos da la salud y nos la quita.

MJ, me está dando hambre de leerlo jajaja

Oski dijo...

He sentido esas sensaciones con los antidepresivos...ahora hambre, ahora no, ahora hambre ahora no...en fin.

Cosas de la vida.

Un saludo

TOROSALVAJE dijo...

Y porqué te imaginaba muy delgada???, claro, te asociaba a la foto de tu blog, como dices, la damnificada es la cuenta corriente, ya la engordarás más tarde, ah, felicítate de la "pesada" de tu madre, ya quisiera yo tener a la mía para aguantarle sus broncas.

Besos.

TOROSALVAJE dijo...

Como homenaje a tu post, tu bandeja de comentarios se me acaba de tragar dos sin dejar ni los huesos. Mira que me da rabia volver a escribir lo que ya he escrito.

Pues que te imaginaba muy delgada, supongo que te asociaba a la foto de tu blog, que ya engordarás tu cuenta corriente con el tiempo, y que felicítate de la "pesada" de tu madre, que por desgracia yo ya no puedo recibir las broncas de la mía.

A ver si tengo suerte.

Besos.

amelche dijo...

Creo que todas las madres preguntan lo mismo, será un chip que les ponen en el hospital al ser madres, como dice María. :-) Y bueno, pues invertir en ti tampoco está nada mal, una renovación de vestuario de vez en cuando te sienta muy bien (menos al bolsillo, a todo lo demás).

citadinokane dijo...

If,
Venho de longe, entrei sem permissão e gostei muito...
Besos y abrazos, Pedro

if dijo...

Oski, espero que ya comas bien, y que los antidpresivos no sean impedimento para nada. Un saludo.

Toro, que sí llegó el comentario. Ahora sí que dicen que estoy delgada. Quizá mi mente sea la de una flaca y yo sin saberlo. Y si quieres te echo yo las broncas, que se me da muy bien. Un beso.

Amelche, estoy segura que les tatuan eso en el cerebro y lo de tápate que vas a coger frío. Voy a arrasar en Zara, que mi bolsillo no da para más. ¿Alguien sabe de alguna tienda más barata que Zara?

Citadinokane, he ojeado tu blog y lo entiendo :) Me pasaré.

Vanesa dijo...

Estoy de acuerdo con los comentarios las madres siempre te dicen ¿es que no comes bien?, es la típica pregunta en eso casi todas son iguales.
Pero mientras tengas un peso dentro de lo normal no hay problema.
Un beso
;)

Cris dijo...

Bueno para el bolsillo no sera bueno todo eso de cambiar de talla, pero mira, y lo feliz q es una de compras???BESOS

xnem dijo...

Una madre no es un oficio, aunque a veces lo parece, una madre es madre toda la vida. La mía las pocas veces que venía a casa, me traía un capazo con alimentos, para que no pasara hambre, aunque yo cobrara mas que mi padre.

No todas las pastillas quitan el hambre, hay algunas contra la depresión que producen bulimia, unas ganas locas de masticar y engullir, he visto una persona doblar su peso e pocas semanas.

La cuenta corriente es lo de menos, la salud es lo primero. Eso tu ya lo sabes.

if dijo...

Vanesa, estoy normal. ¿Nosotras seremos así cuando seamos madres? jajaja

Cris, no me gusta ir de compras, me agobio enseguida.

Xnem, mi madre me hace lo mismo, cuando voy a verla me tiene guardada un montón de comida. Yo encantada, así no tengo que guisar. No sé que es peor, si comer de más o de menos. Eso que cuentas es una pasada. Y mi cuenta corriente va a menguar pero mucho de aquí a finales de noviembre, tengo demasiadas cosas planeadas.

J-vol dijo...

Lo jodío de perder kilos es que otro que no los quiere se los puede encontrar por el camino...La naturaleza tiende a mantenerse en equilibrio. Si tienes que perder algo, pierde dinero... a ver si paso por ahí justo después :b

vylia dijo...

Esos cambios suelen notarse muchísimo. También pasé por algo muy similar, pero no duró tanto. O quizá si, pero también dejaba transcurrir el tiempo tan desinteresadamente, que nunca lo noté.

Un abrazo.

Milleniumsister dijo...

Hola If...
siento penita de llegar así... a un post cualquiera, a opinar sin leer los otros y sin tener en cuenta el orden con que los escribiste... pero sentí un impulso de responderte algo medio tonto... yo también estoy mal de ropa... pero es por exceso de peso... éstas últimas vacaciones tuvieron algunos efectos nocivos... tú sabes, sacada de muelas, mundial de fútbol y como 7 lts de helado... algo tenía que cambiar...

Pretendía ser un chiste o algo así... pero creo que no sonó gracioso...
Solo quería saber de ti...
Y aunque no lo creas, te extraño por estos lados...
Por otra parte, me alegra ENORMEMENTE saber que estás mejor... :D

Te dejo un beso enorme sin abrazos porque no te gustan.

A.

Vita dijo...

A mí tampoco me gusta ir de compras. Me gusta cuando encuentro lo que compro por casualidad. Pero si voy a buscar algo concreto no lo encuentro.
Anorexia. tema complejo. Se utiliza esa palabra como una etiqueta para demasiadas cosas.
Cuidate. Solo eso.

if dijo...

J-vol, el dinero no lo pierdo jajaja

Vylia, ahora ya todos nos vamos acostumbrando, pero al principio era muy raro.

Mill, ya te escribi. Y no sientas vergüenza, ¿vale? Un beso con abrazo y todo.

Vita, cuando te vea nos vamos de compras a cambiar el look jajaja