viernes, 22 de septiembre de 2006

Encerrada

Hace unos años estuve semanas sin salir de casa.

¿Que cómo se hace eso? Bajando un día a comprar un montón de comida precocinada y barras de pan y llenando el congelador. Si lo haces bien puede durarte varias semanas. Además en esos momentos se come muy poco así que aún dura más.

Apenas me levantaba de la cama, descuidaba mi higiene, no limpiaba la casa... sólo vegetaba.
Y mentía. Nadie se enteró.

Había decidido tomarme un año sabático, el sueño de mucha gente. Al principio fue bien, pero caí de nuevo en uno de esos pozos que periódicamente aparecen en mi camino.
Los demás pensaban que estaba buscando trabajo, leyendo, disfrutando y descansando. Apenas les veía, sólo hablábamos por teléfono, pero nadie notó nada raro porque eso es muy habitual en mí.


No sé cómo salí, pero supongo que esas pastillitas que me recetaba el médico, también periódicamente, ayudaron mucho.

Desde entonces he pasado temporadas en las que estaba una semana o 10 días sin salir, pero no tantos como aquella vez. De nuevo las pastillas me sacaron.

Ya no tomo de ésas, ahora son otras. Se supone que éstas apartan los pozos de mi camino más o menos permanentemente. De momento funcionan. Desde que las tomo sólo he encontrado baches.
______________________________________

Escribí este post hace unas semanas y no lo publiqué porque cada vez que hago referencia a las pastillas hay alguien que me dice que las deje o que algún día no las necesitaré. En mi vida a este lado de la pantalla también oigo cosas así.

Necesitar un medicamento para vivir con normalidad, para tener un estado de ánimo normal, no es tan terrible ni te hace ser más dependiente que el resto de la gente. Simplemente yo dependo de algo que me compro en una farmacia y otros dependen de la sonrisa del que está al lado. Lo mío es más fiable.

A todo el mundo le pongo el ejemplo que usó conmigo mi psiquiatra. Decirme a mí que no tome las pastillas y me esfuerce en mejorar es como quitarle la insulina a un diabético y decirle que se esfuerce en que su páncreas produzca más. Él tiene que tomar insulina y cuidar su alimentación. Yo tengo que tomar mis medicamentos y seguir mi terapia. Es exactamente lo mismo.

También algunos me habéis dicho que el trastorno bipolar se cura y no es cierto. Los maniaco-depresivos lo somos para siempre, pero los medicamentos eliminan o palian los síntomas. Se convierte en una enfermedad crónica sin crisis agudas.

Estoy tan contenta con mis pastillas que las llevo conmigo a todas partes (esto es sólo un poco de sarcasmo del sano).


26 comentarios:

Vita dijo...

Pastillas. No me gustan (ya lo sabes). Pero no te diré que dejes de tomarlas. Cuando pienso que no me gustan me refiero solo a mí. Y, en mi caso, se trata sólo de decidir si tomo una pastilla cuando me duele la cabeza o me comporto como una auténtica cabezota que no toma nada. Yo sólo te digo que mejor si te cuidas... y si las pastillas te ayudan, bien. Un beso.

Darkhorse1974 dijo...

Pues si estas contenta con las pastillas y te ayudan, por que dejarlas?, si a ti te vienen bien.

Un abrazo.

Stefy dijo...

A mi no me parece mal que una persona que se encuentra mal tenga que tomar sus pastillas, es lo que tu dices: es como ser diabético. El problema es cuando dependes de ellas...ahí si que se convierte en algo grave ;).
Besos

Noa- dijo...

Hay mucha gente con enfermedades crónicas que necesitan de medicamentos para poder seguir con su vida normal.
Tu caso no es distinto.
No me gusta el uso de pastillas porque si, porque al menor dolor es más facil recurrir a una para evadirnos, pero no me parece mal utilizarlas aunque sea indefinidamente cuando son necesarias.
Son una herramienta más de la vida para seguir avanzando en nuestro camino.

Saludos

J-vol dijo...

Si hay que tomar pastillas se toman y punto, como cualquier enfermedad cronica o un transplantado. Pero lo realmente importante es cuidarse las pastillas,porque si te las dejas muy largas quizás no te favorezcan...:b

C dijo...

Justo ahora me estoy planteando intentar estabilizar mi ánimo con lo que sea, porque ya me empieza a afectar físicamente tanta montaña rusa. Ya tenía cita para el miércoles en el médico. Creo que ahora iré con menos reticencias. Gracias por tu post.

xnem dijo...

Ummmh! Golosinas!

(esto también es sarcasmo; pero del malo supongo).-
El humor es la mejor terapia.

Al entrar me ha recordado un post de pam con una foto de un montón de “chuches”.
No me gustan las chuches, crecí y dejó de interesarme el chocolate, los helados y los caramelos, en cambio aún me encanta tirarme por el suelo como a los niños, aunque cada vez está mas lejos.
Mira cada cual hace lo que quiere; tomar alcohol, café, porros o lo que le parezca mejor para encontrarse bien, si eso es lo que a ti te hace sentir bien, para que vamos a darle cancha al dolor y a la angustia. A lo mejor los otros pueden eliminar el café, y el tabaco y sus “chuches” y tu no, esa es la diferencia. Ya te he dicho muchas veces que no soy experto, ni médico, ni psicólogo, pero querer es poder, y eso da mucho aire.
En cuanto a las pastillas tengo una mala experiencia con una buena amiga y las pastillas la dejaron peor que la enfermedad, por eso les tengo mucha manía. 12255.

María dijo...

Piensa que hay gente que se altera un montón cuando no se fuma un simple cigarrillo; eso sí que es dependencia de la buena. Tú no has elegido tener que tomarlas.

Torghest dijo...

las llevas a todas partes??... pues como te las pillen en una discoteka jejejeje, verás la que se lía...

un saludo.

"Un-updated" Marko dijo...

Vivir esos momentos en primera persona es una de las osas mñas duras en la vida, comprenderlas es un paso que tardé años en pasar y poner la mano sin que la pidan resultó una de las cosas m´ñas complicadas que nunca hice.

Comprendo esas posturas, esa dificultas de hacerse comprender por quienes no "dependen de una pastilla" y solo puedo decir que ojala todo marche bien, que tengas fuerzas y las aproveches en tu veneficio, para eso son, y no dudes, esos baches, los golpes, también pasarán!!

Saludos!!

A dijo...

Tienes toda la razón del mundo,tú dependes de unas pastillas para tener una vida sin muchos altibajos y te has mentalizado para ello, es algo "crónico", sin más,no hace mucho leí una entrevista a Linda Hamilton,tambien tiene tu enfermedad y resumia su día día como tú lo has echo,una vez sabido y asumido su enfermedad lo único que debía hacer era vivir con ella,con sus caidas y subidas,y así era felíz habiendo puesto un nombre a su mal.Cuídate y hasta siempre

amelche dijo...

Y además, si son de diferentes colores, combinan con todo. (Más sarcasmo sobre las pastillas.) Ahora en serio, tuve un familiar directo que estaba enfermo "de los nervios", como se decía en la familia y es bastante duro.

Reaño dijo...

Quienes te dicen que determinadas pastillas no funcionan o que el voluntarismo solo basta, son personas que no saben nada de la qu{imica del cerebro.
Aplaudo tu decisión de decirlo, hay gente que está muy mal informada.

if dijo...

Vita, a mí no me gustan las pastillas, pero sí su efecto. Y si me duele la cabeza soy de las que toma algo antes de que el dolor sea más fuerte. Un beso.

Darkhorse1974, me vienen muy bien.

Stefy, dependo de ellas. O de otras si me las cambian. Si las dejo me caigo.

Noa-, sí que son una herramienta más. No son la única pero son importantes.

J-vol, a mí me favorece todo, hasta las pastillas largas :P

C, ve y prueba. Si no estás satisfecha con lo que te dice puedes no hacerle caso. Pero por ir no pierdes nada.

Xnem, los otros pueden eliminar el café o el tabaco porque los toman por que quieren. Yo no puedo porque las tomo por que las necesito. Y siento lo de tu amiga, pero a mí me ayudan. Como ves estoy muchísimo mejor que cuando me conociste.

María, tienes razón. Seguro que los que alguno de los que me dicen que puedo dejarlas no pueden dejar el tabaco.

Torghest, ya lo había pensado. Una vez en el AVE con mi hermana decíamos que si nos paraba la Guardia Civil nos detanían por tráfico de drogas jajaja

Marko, de momento todo va marchando bien, muy bien. Gracias.

A, yo me alegré cuando le pusieron nombre y me dieron la primera caja. Ponerle nombre no lo ha empeorado, sino mejorado.

Amelche, son blancas, pegan con todo, pero saben a fresa, y yo odio el sabor a fresa. Algo malo tenían que tener.

Reaño, las pastillas funcionan pero también sé que necesito estar preparada por si llega una recaida, así que la terapia también es necesaria. Intento informar a los que me conocen para que dejen de mirarme con cara de compasión, pero no consigo demasiado.

Vita dijo...

Equilibrio... supongo que ahí está la clave. Yo espero a que mi cabeza estalle antes de tomar una pastilla... eso no es muy equilibrado. Hay gente sensata, como tú, a mi lado que me recuerda que "aguantar" el dolor no es bueno y que las pastillas no son del todo malas. A ti te ayudan. Sé que no es una elección. Sigo pensando que no me gustan, pero sé que, a veces ayudan, que a veces son necesarias. Otro beso.

xnem dijo...

no sabes como me alegro que estes mejor.

Por cierto recuerdas una canción de "Parálisis Permanente" que se llamaba "Autosuficiencia".
Siempre me gustó ese grupo y sus canciones. Me lo ha recordado tu post, ya sabes que yo también suelo ignorar al mundo y los media y me quedo en mi casa, que siempre tengo mucho que hacer. La letra de Eduardo Benanavente decía algo así;

"Encerrado en mi casa, no saldré jamás, ahora soy autosuficiente, ya no necesito gente, al fin! me miro en el espejo y soy feliz, y no pienso nunca en nadie mas que en mi."...

Ya se que no es lo mismo, habían uno ramalazos siniestro punkis anfetamineros de la época, y bien pensado era dura pero divertida.

vylia dijo...

Hice lo mismo una vez. Duré 30 días sin salir de mi casa. Estaba de vacaciones pero no me asomaba a la calle. Mi vida era un caos, pero creo que estar así me ayudó un poco. Después ya sólo quería no volver.

Un abrazo.

P.D. Ya hice mi tarea. Hay cambios. Gracias por ponérmela, hoy es distinto el color de mi ropa.

metis dijo...

eso es lo que me vas a dar cuando vaya? comida congelada???
Si te van bien las pastillas tendremos que hacer un intercambio, yo creo que ahora las necesito mas que nunca..
por cierto, de mi sonrisa te puedes fiar siempre.

besos

indianala dijo...

Encerrada en mi casa puedo percibir el mundo que guardo en mis retinas luego de acariciarlo...

Encontre esta frase y deseo compartirla contigo:

"La medicina sólo puede curar las enfermedades curables. - Proverbio Chino"

Un beso.

Lena dijo...

Es que hablar de lo que no se sabe a veces hace eso, meter la pata... Pero la gente aquí lo hace con buena intención. Creo que a veces queremos decir algo para apoyar o intentar animar a quien está al otro lado y erramos en las palabras.
Hay cosas que son para toda la vida; en tu caso son pastillas, en el mio...
Un saludo,
Lena.

if dijo...

Vita, gracias por lo de sensata. Demasiado sensata a veces. Otro más.

Xnem, creo que tu aislamiento del mundo es un poco diferente. Buscaré la canción.

Vylia, voy para allá. Y me alegro de que hayas cambiado el color de la ropa, al menos por hoy.

Metis, me fiaré de tu sonrisa :) Y no te daré comida congelada porque cocinarás tú jajaja Tengo un par de cajas de pastillas que no uso. Ya te las pasaré.

Indianala, y las incurables puede paliarlas. Al menos la mía.

Lena, sé que me lo dicen con buena voluntad, pero cuando intento explicarselo siguen con lo mismo, y me canso. En el tuyo...? Un abrazo.

Milleniumsister dijo...

Hay algo chistoso que iba a escribir... pero se me olvido...

Tonces te dejo una frase con la que he estado sosteniéndome este tiempesito... Un pequeña tristeza no tiene porque significar el inicio de una gran depresión...
Te lo digo por lo de los baches y tus post de "taquicardia" y "Día extraño"... siempre tendremos días así...
A veces cuando estoy triste siento un pánico enorme, me da miedo caer en el abismo... pero he aprendido a manejarlo como parte de la cotidianidad... porque lo es...
A algunos nos afecta más que a otros... pero esos que tú llamas baches, son inevitables...

Te dejo un beso mientras pienso el correo que esperas...
Cuídate...

if dijo...

Mill, yo he aprendido a sobrellevar las pequeñas e incluso algunas de las grandes tristezas para que no me hundan. Gracias por el chiste y hablamos pronto.

El Piscuis dijo...

Un abrazo!!!
Que puedas hablar de este tema tuyo creo que es un buen punto a favor no?

anaq dijo...

Hola If... Cuanto tiempo... Tienes razón, mi hermana es psicóloga y me ha comentado muchas veces q hay enfermedades q no tienen cura pero q con su medicación se puede llevar una vida totalmente normal... Todos tenemos adicciones, yo soy adicta a algunas personas, a algunas series de televisión, a alguna mirada, a alguna sonrisa...etc... Todos estamos enganchados a algo...

white dijo...

Mi enganche es el ibuprofeno diario si quiero dormir, no lo quiero pero mi cuerpo me recuerda el dolor y estoy harta de recuerdos. Como le digo a mis hijos, mientras haya una pastilla que tomar o un cachito que cortar no vamos mal.
Saluditos