miércoles, 12 de abril de 2006

Semana Santa

Después de los Lirios morados llega la semana santa.

Siempre he pasado la semana santa en Aragón. Sólo una vez la pasé en Andalucía. Y no creo que repita.
Soy atea y el significado religioso de la semana santa no me importa, pero echaba de menos el ruido de los tambores.
Estar en una calle de apenas 8 o 10 metros de ancho junto con unos 100 tambores y 40 bombos tocando a la vez es una experiencia mágica.
Sentir como cada órgano de tu cuerpo vibra al ritmo de los redobles, como tu corazón se acelera o se ralentiza con cada toque.

Probadlo alguna vez.
Si sois religiosos os parecerá místico.
Si no lo sois os parecerá una vuelta a los orígenes, como los ritmos tradicionales de las tribus africanas. El ritmo, la percusión.

Y tened cuidado si no quereis entrar en trance.



He estado pensando por qué me gustan los lirios morados, y he creido encontrar la respuesta.

En la semana santa de mi pueblo hay una peana de un cristo que siempre se adorna con cientos de lirios morados.
Recuerdo que cuando era niña llevaba en cada una de sus cuatro esquinas un pebetero con llamas verdes.
Supongo que de niña lo que primero me atrajo fueron esas extrañas llamas verdes y que después mi mirada viró hacia los lirios.

Lo extraño es que ahora esa peana no lleva pebeteros.
Y no hay ninguna otra con llamas verdes.
Curioso.

Quizá no sea ese el origen, pero es lo único que se me ocurre.

8 comentarios:

principemestizo dijo...

me gusta mucho la semana santa, es un aepoca de recojimiento muy especial!!!!

Kayra dijo...

Seré la primera de escribir? Q ilusión, con lo concurrido q está tu blog últimamente es todo un privilegio. ;) Q nos tienes esto abarrotado, tendrás q hacer reformas en casa para hacernos sitio!

No me gusta la semana santa. Aquí no se celebra como en otras zonas del estado. No hay casi procesiones (se dice así?) y tampoco las echo de menos. Pasé una semana santa en un pueblo de Andalucía y no puedo decir q me gustaran mucho, la verdad (tampoco repetiria). Pero supongo q es q no las he vivido y no forman parte de mis recuerdos. Me dejaron una sensación rara, de estar viendo algo anacrónico, oscuro y muy ajeno a mí. Me falta cultura "procesional", jeje.

Aliara dijo...

Soy atea y detesto la Semana Santa, me parecen unas fiestas tan falsas... Al final, como la Navidad, todo acaba convirtiéndose en puro materialismo. En cuanto a lo de los tambores, a mí me pierden más los instrumentos de cuerda que los de percusión. Jeje.

Un abrazo

if dijo...

A mi me gustan los tambores, las torrijas y la limonada (vino cocido con limon, azucar y canela). No el recogimiento y los rezos. Yo también soy atea, aliara, pero la percusión me encanta.

vylia dijo...

Igual es un gusto muy agradable...

Un gran abrazo If.

Pam dijo...

No soy religiosa. No tengo fe. La tenía cuando era niña, y no sabía "de la Misa la Media". Me enferman los fanáticos que lloran como desesperados en mitad de una procesión, los que se autolesionan y todas esas barbaridades que hacen los cristianos sin sonrojarse. No me gusta porque lo considero una especia de ceguera, de debilidad terrible y, además, me molesta que critiquen a otras religiones considerándonlas fundamentalistas cuando el Cristianismo ha sido históricamente uno de lo movimientos más crueles (La Santa Inquisición, Las Cruzadas...).
Sin embargo, las procesiones no dejan de tener un sentido estético precioso, soberbio... (aunque también lo tenían los ejércitos nazis desfilando y mira la que liaron).
Me gusta su música y sus sonidos en general, el olor de las velas, el incienso. Una simbología bonita.

Torghest dijo...

bueno ya esta aqui el visitante 666 con polémica... yo soy de un pueblo de Andalucía y ateo, y raro es la persona aqui que no esta afiliada a una cofradía o algo así...
la semana santa pues ahora veréis si me gusta... a mi pueblo viene gente de bastantes lugares de españa para ver las procesiones que se hace, por lo que deduzco son buenas... pero yo aún no he visto ninguna, salgo y en vez de ir a verlas me voy con mis colegas de bares, pubs, etc... es que no le veo sentido verlas y menos participar...
me dicen amigas que son costaleras: el año pasado me pasó tal cosa con el trono y tube que ir al médico... - pero vamos a ver para que te metes tambien al año siguiente... - no es que yo le tengo mucha devoción...
jejeje... y para colmo otra amiga me dice el otro día: y tu por qué no crees? - le dije: y tu por qué si? y dame razones veraces, y no cosas como que lo dice el cura o mis padres me lo han dicho desde que era pequeña y yo por mimetismo lo sigo... - se quedó sin palabras. creo que me pasé pero no me gusta que me pregunten tonterías...
jo... parece que me estoy pasando otra vez con esto de los comentarios... si es que me pongo y no paro...
Saludos de tu visitante 666...
PD: no soy satánico ehhh, que seguro que más de uno lo habeis pensado...

if dijo...

principe mestizo, Snape es dios.

kayra, lo siento, eres la segunda. Siempre tendrás aquí tu sitio :)
En mi pueblo y en Zgz si hay cultura procesional, pero yo no me fijo en las peanas. Lo mío son los tambores. Pruebalo algun año. Yo te lo enseño.

Aliara, para hacer música es mejor la cuerda. Pero los ritmos son... Vibras, realmente vibras. Todos tus órganos vibran al ritmo de los tambores.

vylia, un abrazo, mi alma.

pam, me pasa como a tí. Los que lloran al paso de las peanas, o los que tocan el bombo sin guantes y lo llenan de sangre. Me parece de demasiado extremo. Y a mi no me gustan los extremismos religiosos de ningun tipo. Ni los católicos.

torghest, a mí me gusta verlas. Nada de participar.
Y odio que intenten convertirme, yo no creo y punto. Yo no intento que los creyentes se pasen a mi lado. A los ateos no se nos respeta.
Vualve pronto, 666