domingo, 7 de junio de 2009

Sin palabras

Ayer se me olvidó la palabra útil. La semana pasada utilicé encuadernar en vez de empadronar. Sólo son dos ejemplos de lo que me ocurre cada día. Cada día.

En mi última visita mi nuevo psiquiatra (ciudad nueva, psiquiatra nuevo), me dio dos sorpresas, una buena y una mala. La buena es que opina que no necesitaré tomar las pastillas toda la vida, aunque quizá sí por temporadas largas de pocos años. La mala es que a él no le gustan las pastillas que tomo, prefiere el litio.

No tomaré litio, me niego. Jamás. Pero me gusta esa idea poder de dejar las pastillas, de poder encontrar de nuevo las palabras en mi cabeza cada vez que las necesito.

Dentro de una semana y media tengo un examen importante de catalán. ¿Qué hago? ¿Le explico al profesor que doy rodeos al hablar, no porque no me sepa las palabras, sino porque tomo unas pastillas que me las roban?

6 comentarios:

Metis dijo...

haz el examen. y punto. a ellos les importa un pito los problemas de la otra gente.

quedate con la buena, no la amarges. si las pastillas son buenas, pues bienvenidas sean if, no pienses tanto en ello.

si te sirve de consuelo, en mi examen oral de catalan me salieron palabras en ingles (como estoy todo el dia con los m.. hooligans..)

TORO SALVAJE dijo...

Que vaya bien el examen If, no digas nada, no creo que lo tengan en consideración y te sentirás peor luego.

Buenas noticias las de la medicación, me alegro.

Besos.

xnem dijo...

Si claro, yo se lo diría de entrada.

Mire hay muchas maneras de superar las cosas, las pastillas son una entre cien.

María dijo...

Yo no tomo nada y también me faltan a veces las palabras, así que considérate afortunada si van a estar esperándote cuando dejes las pastillas :P
Muchísima suerte para el examen.

bettyylavida dijo...

Pues él no puede decidir por tí. Si las pastillas te van bien, de hecho, no te las debe cambiar.
Y sobre el dejarlas..a mí me acaban de dejar sólo tomando una también, a ver qué tal. He escrito hasta un poema de despedida...

Besos

Anónimo dijo...

Las pastillas suelen ser por una temporada, para animarnos a hacer cosas, tener ganas de levantarnos cada dia,hace unas semanas mi psiquitara me dijo que las deje de tomar.Ayudaban? seguro, eso lo digo ahora, pq hace un ano cuando ;e las prescribio senti un cabreo tremendo contra mi misma por no ser capaz de sobrellevar la depresion.

No te preocupes, que no vas a vivir toda la vida tomando pastillas, por el momento tampoco pienses en ello, mientras te ayudan y te sientes bien que mas da?

Animo