lunes, 14 de julio de 2008

Esta semana

No sé si es lo mejor escribir ahora, en caliente, pero lo voy a intentar.

Primera crisis en dos años. Esta mañana. Demasiadas cosas juntas para esta semana. Demasiado.

Anoche taquicardia. Esta mañana dolor abdominal, llanto, temblor, incapacidad de pensar claramente. No podía, no quería quedarme sola. Por nada del mundo.

Tenía billete de autobús a las 10'30 de la mañana. Ahora lo tengo a las 7'00 de la tarde. ¿He decidido cambiarlo? Lo han decidido por mí, yo no podía pensar.

Demasiadas tensiones para una sola semana. Examen y conversación familiar. El examen es mañana y no puedo retrasarlo. La conversación iba a ser el jueves y no debería retrasarla.

Primer tranquilizante en dos años. Siempre estaba ahí, en el bolso. Ya no está. Tendré que reponerlo. Quizá llevar dos. Por si acaso.

Por seguridad.

Por miedo.

Siempre el miedo.

8 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

If, hace dos años hubieras firmado lo de hoy.

No te asustes. Para nada.

Vas muy bien. De lujo. Tu sabes que sí. Se te han juntado muchas cosas.

Verás que luego todo será más fácil.

Besos.

amelche dijo...

Si el examen no lo puedes retrasar, habrá que retrasar la conversación. Divide y vencerás. Reparte las cosas en varias semanas, porque no es plan estar así.

Ánimo y cuídate.

Mr. TAS dijo...

no sé exactamente cuál es el tema. pero, ¡¡tranquilidad, no perder la calma y el buen pensamiento es importantísimo!!

bettyylavida dijo...

PUes bueno nena, para eso estaba la pastilla para calmarte, que te la has tenido que tomar pues ya está, no hay más que hablar ni que pensar. Y que te ha dado un poquito de ansiedad, pues ya está.
Asumelo pero sin asustarte. Y piensa: ¿cuántos ataques de ansiedad y a cuántas personas ante una oposición habrán?
¿diez? ¿cien? o mil más bien?
Lo malo de saber demasiado de uno mismo es que ante cualquier síntoma ya está, ya te entra la paranoia y quiero que sepas que a mí me pasa exactamente igual.
Pero esos momentillos malos pasan y gracias a las diosas del universo que si estuvieras ante una verdadera crisis no tendrías un razonamiento lógico. Estarías diciendo tonterías y lo sabes.
Y estás hablando con lógica y sin fantasía. Tus problemas son reales.
Mañana se acabó. Aguanta un poco más.
Y después vete al caribe. Ay,no, que está petao de gente. Mejor vente al sur, ay no, tampoco. :)
Realmente da igual, visualiza un sitio muy bonito donde quieras estar después del examen. Eso funciona. Creo que funciona.
Yo el otro día me compré un vestido muy bonito. Lo tengo echado sobre la cama, al lado de donde pongo el uniforme. Sé que el miércoles tendré un ratito para dar un paseo, y cada vez que me pongo el uniforme lo veo, miro el vestido y me digo a mí misma, venga nena, un poquito más, que ya queda menos...Suena un poco loco, lo sé, pero a mí me funciona.
Espero que estés mejor mañana. Seguro que sí.
Un besito muy fuerte If, que eres muy grande, no lo olvides

Metis dijo...

examen - dos horas y listo. libre.

conversacion - media hora y listo. libre.

igual que llegan se van, los lloros, taquicardias,... una respira, deja que nos controlen, pero al par de horas listo. y libre de nuevo.

yo por ahora controlo los lloros. no quiero pensar el dia en que ya no pueda hacerlo.

besos

if dijo...

Toro, que pronto se nos olvida lo malo. Tienes razón, hubiera firmado por esto.

Amelche, examen pasado. Ha ido como esperaba pero me he sentido pero de lo que creí. Ahora a por la conversación.

Mr. Tas, esto tiene mucha historia escrita en más de dos años de blog. Resumiendo, tengo un trastorno bipolar que de vez en cuando me descoloca aunque normalmente lo tengo a raya.

Betty, compañera, tienes mucha razón. La lógica está y mientras esté no debo tener miedo. ¿Irme de vacaciones? Debo ser la única persona a la que le estresan las vacaciones.

Metis, a ver si podemos ser libres mucho tiempo.

xnem dijo...

Veo que las "conversaciones familiares" siguen teniendo efectos secundarios. Animo!

Es importante hablar y mucho mejor conversar, es decir dialogar.

amelche dijo...

Bueno, pero ya está pasado. Esperemos que la conversación, como dice Metis, haya sido (o sea) de media hora y listo. Así ya, dos pájaros de un tiro (o, aunque sea de dos tiros, asuntos liquidados) y a otra cosa, mariposa.