viernes, 25 de febrero de 2011

Adiós, mi ciudad del viento

Estaba escuchando "La ciudad del viento" de Quique González y pensando en una de las primeras veces que la oí. Estaba en Zaragoza, sentada delante del ordenador. Entraba el sol por la ventana y... bueno, tampoco pasó nada especial, sólo lo recuerdo. Desde entonces identifico esa canción con ese momento y con Zaragoza, mi ciudad del viento.

Me estoy planteando cambiar en esa ventanita de la derecha lo que pone de que estoy "cerca de Barcelona, lejos de Zaragoza". Ya no estoy lejos de allí, ya no la echo de menos como antes, y en teoría eso es bueno, pero ahora vuelvo a ser de ninguna parte. Aún no soy de aquí, ya no soy de allí. Ahora soy forastera en todas partes.

5 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Ahora debería decirte aquello de que tu patria es tu infancia que queda muy bien pero que cada vez lo veo más cursi.

De dónde somos?
A ver... yo soy de Barcelona y sin embargo no nací aquí.
Pero ciertamente es en esta ciudad donde me encuentro más a gusto.

Besos.

MeTis dijo...

uno es donde esta su hogar. Y punto.

:)

besitos

xnem dijo...

desde que salimos de Áfica -hace un rato, cuando bajamos de los árboles- somos siempre forasteros en TODAS partes.

De cenizas dijo...

Eres de donde está tu corazón, ¡y punto!... Yo no soy de Barcelona.


besos

De cenizas dijo...

:( Me acabo de dar cuenta de que no soy nada original en mi comentario... Me vuelvo a subir al árbol.


:)


besos